EL PETAURO DEL AZÚCAR
El petauro del azúcar (Petaurus Breviceps), conocido también como Sugar Glider, es un pequeño marsupial originario de Australia y Nueva Guinea. Estos animales dañan habitualmente la corteza de los árboles y regresan durante varios días para lamer el exudado. Son criaturas sociables que viven en grupos de hasta veinte individuos en los agujeros de los árboles. Con sus membranas de planeo extendidas pueden hacer planeos de hasta 55 metros.

Las hembras no suelen superar los 120 gramos de peso, pero los machos pueden llegar hasta los 150g. El color base de la parte superior de su cuerpo es el gris plateado, con una banda negra que va desde el hocico hasta la base de la cola, mientras que la mitad inferior está teñida de blanco.

Estos curiosos animales poseen sólo dos incisivos inferiores grandes y dirigidos hacia delante. Además, los machos cuentan con dos glándulas que se encargan de producir una sustancia con la que el macho dominante del grupo marca su territorio. Una de ellas está situada en la parte superior de la cabeza y la otra  tras la barbilla.
Los petauros del azúcar son especialmente delicados en cuanto a la alimentación y no porque sean muy reacios a la hora de comer, sino porque muchos alimentos no son adecuados para su día a día. Estos marsupiales tienen muchas dificultades a la hora de digerir las grasas, por lo que hay que proporcionarles una dieta equilibrada.


La dieta perfecta para estos animales se compone por un 75% de frutas y vegetales y un 25% de papilla rica en proteínas. Esta papilla la podemos preparar nosotros mismos mezclando agua, miel, huevo cocido, vitaminas y papilla de bebé. Para incrementar las proteínas en su dieta podemos ofrecerles también una pequeña cantidad de pienso para perro o gato de buena calidad. Aunque si pudieramos acceder a un pienso especial para omnívoros, como es el caso del de los erizos, mucho mejor.


Por último habría que añadirle a todo esto el alimento vivo. Nuestros ejemplares agradecerán muchísimo que les ofrezcamos grillos, cucarachas o gusanos de la harina . Además, ocasionalmente se les puede dar algún que otro pinky.

En definitiva, debemos proporcionarles diariamente frutas y verduras, papilla rica en proteínas y pienso de perro, gato o erizo. Varias veces a la semana les ofreceremos alimento vivo y no les daremos nunca frutos secos por su alto contenido en grasa, ni alimentos ricos en lactosa porque son muy intolerantes.
Para que el reloj biológico de nuestros petauros no se vea alterado es necesario que la jaula de nuestras mascotas esté en un lugar donde pueda diferenciarse claramente el día de la noche. Aunque son muchos los casos en que los petauros comienzan su actividad sobre las ocho de la tarde, los míos no suelen hacerlo hasta las diez y media u once de la noche.


Sabiendo que estos animales son arborícolas debemos prepararles unas instalaciones más altas que largas y anchas. Una jaula de 110x50x50 sería suficiente para un par de ejemplares, aunque es evidente que cuanto más grande mejor. La instalación debe estar armada con lianas, cuerdas y ramas para que nuestros pequeños disfruten la noche correteando y brincando por el recinto.


El sustrato que mejor me ha funcionado con el tiempo ha sido el paper de cocina por su facilidad a la hora de limpiar y por la carencia de elementos tóxicos como puede ser la tinta  que destiñen muchos periódicos.

Para mayor higiene, lo mejor es ensamblar en la jaula un bebedero de rodeor como los que venden para los hamsters y deberemos retirar cada mañana la comida sobrante de los comederos para que la fruta y verdura marchita no se convierta en una fuente de bacterias que podrían terminar dañando a nuestras mascotas.

Al igual que los demás marsupiales, los petauros dan a luz a crías muy poco desarrolladas que completan su maduración en el marsupio de la madre. Son animales nocturnos que alcanzan un tamaño promedio de 15 centímetros desde la punta del hocico hasta la base de la cola, que suele ser tan larga como la totalidad del cuerpo.

REPRODUCCIÓN
En primer lugar debemos estar seguros de que disponemos de una pareja. Los machos y las hembras pueden distinguirse a simple vista.  En el estómago de las hembras podremos visualizar una pequeña abertura que no es ni más ni menos que el marsupio. 

Después de ese tiempo la madre comenzará a dejarlo solo en el nido y acudirá regularmente para amamantarlo. Sobre los tres meses el pequeño habrá abierto los ojos y comenzará a probar la fruta, y a los cinco meses las crías ya serán totalmente independientes.
Los machos, al contrario, poseen un pequeño abultamiento cerca de la base de la cola. Además, los machos poseen tres glándulas odoríferas, una  sobre la cabeza, otra en el estómago y una tercera en la zona perineal, que pueden distinguirse como tres zonas carentes de pelo.
Estos pequeños marsupiales alcanzan la madurez sexual a los doce meses, aunque lo mejor es esperar hasta el año y medio, como mínimo, para dejarles criar.


Dieciséis días después de haberse producido el acoplamiento nace una o dos crías que se arrastrarán guiadas por la saliva de la madre hasta el marsupio, donde permanecerán alrededor de dos meses.

Al igual que sucede con otros muchos animales, en los petauros existen ejemplares de distintas coloraciones. A continuación os dejo una lista con las distintas variedades que existen y sus características:
Albino
Ejemplares con el pelaje blanco y los ojos rojos.

Leucístico
Piel de un blanco limpio y ojos completamente negros.

Cara Blanca
Carecen de las franjas negras que los ejemplares nominales tienen debajo de la cabeza, quedando el rostro más limpio y claro.

Cinnamon (Canela)
Piel teñida de marrón claro, canela.

Mosaico
Las rayas y dibujos se distribuyen por su cuerpo al azar, sin seguir un patrón definido.

Butter Cream (Mantequilla)
Pelaje marrón con reflejos amarillentos.

Platinum
Cuerpo claro, casi blanco, con destellos en las franjas plateadas.

Cálico
Varias bandas de distintos colores por todo el cuerpo.

Champagne
Piel de un marrón claro con líneas estrechas marrones o rojas.

White Tip (Punta blanca)
Mancha blanca en el extremo de la cola.

Ring Tail (Cola anillada)
Una o varias bandas anilladas a lo largo de la cola.


Creamino
Albino con una coloración crema, bandas débiles y ojos de un color rojo rubí.
Black Beauty
La manchas grises son más oscuras.
ALIMENTACIÓN
ALOJAMIENTO
Centro especializado en la cría de Mamíferos Exóticos