🐧 Tienda de Pájaros Online 🐧

Agapornis Papilleros

Comprar Agaporni Papillero

Un agapornis papillero es un inseparable con apenas unas semanas de edad que está siendo alimentado a mano para asegurar su buen carácter y su viabilidad como mascota. El agapornis roseicollis es una de las aves más extendidas como animal doméstico a lo largo de todo el planeta. Su atractiva morfología, el fácil mantenimiento y la sencillez de su reproducción lo han convertido en uno de los pájaros más deseados. Los ejemplares salvajes se distribuyen a lo largo del continente africano, aunque los agapornis papilleros han sido criados en cautividad en nuestro país. Son muy resistentes y pueden vivir hasta los mil quinientos metros de altitud, de ahí que puedan ser mantenidos tanto en interior como en exterior. Suelen convivir en grandes grupos y agradecen ser alojados en compañía. Los ejemplares más pequeños deben ser alimentados con papilla especial para pequeñas psitácidas. Cuando los agapornis papilleros crecen se alimentan básicamente de semillas siempre que sean complementadas con productos frescos. La mayoría de las mixturas que se comercializan hoy en día son ricas en mijo blanco, mijo amarillo, mijo rojo, alpiste, avena, pipas y cañamón. Los machos y las hembras son exactamente iguales y no pueden distinguirse a simple vista aunque sean adultos. Las crías pesan alrededor de veinticinco gramos. Su plumaje es generalmente verde con zonas anaranjadas en el rostro.

Los inseparables alcanzan la madurez sexual en torno a los seis meses, pero es conveniente evitar que críen antes de los nueve. Las hembras sufren un gran desgaste durante la época de cría y someter a ese proceso a un ejemplar demasiado joven podría derivar en fatales consecuencias. Los agapornis roseicollis no están protegidos por ningún convenio internacional y no se encuentran en peligro de extinción. Si son correctamente mantenidos pueden vivir entre trece y quince años. Es conveniente manipular continuamente a los agapornis papilleros para evitar que pierdan su docilidad. Son animales tranquilos, pero si son molestados pueden volverse ruidosos.  Es importante introducir en el recinto huesos de sepia y otros suplementos ricos en calcio durante la época de cría. Utilizar distintos nidos en un mismo recinto ayuda a evitar problemas de territorialidad. Es importante situar la jaula en un lugar en el que no haya corrientes de aire. Extremar la limpieza es uno de los factores más importantes para garantizar la buena salud. Las jaulas para agapornis tienen que ser grandes.

 

Cuidados de los Inseparables Papilleros

Cada vez más personas deciden criar a un inseparable a mano, pero antes de hacerlo hay que plantearse una serie de cosas para garantizar su bienestar diario. Criar a un polluelo de agapornis no es fácil, pero si se hacen las cosas bien puede ser una experiencia realmente satisfactoria porque cuando el animal crezca va a ser mucho más dócil y amigable con sus cuidadores. En primer lugar hay que saber cuándo sacar al agapornis del nido. Para que todo el proceso se realice con éxito lo idea es que las aves tengan en torno a los veinticinco días. Eso es debido a que es el periodo que necesitan para desarrollar sus defensas más básicas, ya que si se sacara el pájaro mucho antes podría haber graves incidentes derivados de la indefensión.

Con esa edad los agapornis papilleros tienen el cuerpo recubierto de plumón. En caso de sacar al pájaro antes resultaría más complicado conseguir que se adaptara a comer con una jeringuilla. Hay que crear un espacio bien habilitado para insertar a la cría de agapornis durante su desarrollo. Lo más idóneo es crear un entorno cálido y agradable similar a un nido, por lo que se puede utilizar una especie de cubeta de plástico complementada con material de anidación. Dentro del recipiente hay que colocar una base de papel de cocina para poder higienizar todo el entorno muy fácilmente. Es indispensable crear varias ranuras por las que pueda correr bien el aire.

 

Crías de Agapornis Comiendo Papilla al Mejor Precio

Conseguir un polluelo de agapornis barato es realmente fácil, lo más complicado es ahorrar con todos los elementos que necesitan para sobrevivir en su día a día. El recinto en el que se encuentre la cría del inseparable debe instalarse en una zona tranquila, en la que no pegue directamente la luz del sol y en la que no haya corrientes de aire. Los inseparables papilleros deben estar siempre bien calentitos porque de ello va a depender su correcto desarrollo. En la mayoría de los casos es conveniente utilizar una fuente de calor externa como puede ser una bombilla térmica o una manta eléctrica.

Una de las cosas más complicada es preparar la papilla y ofrecérsela correctamente. Afortunadamente hoy en día es fácil encontrar pasta de cría especial para ese tipo de situaciones, por lo que el proceso es más sencillo que hasta hace algún tiempo. La mayoría de las papillas deben entremezclarse con el agua para crear una masa fácil de suministrar a los pájaros con el uso de una jeringuilla. Algo esencial es que la papilla esté cálida, pero que no queme demasiado porque de lo contrario los pájaros podrían lesionarse. Lo idóneo es alimentar a los agapornis papilleros unas tres veces al día. La dosis puede variar en cada caso. Es importante no dar nunca papilla a los pájaros cuando tengan el buche con comida de la toma anterior. Sobre los cuarenta y cinco días los inseparables papilleros empiezan a comer alimentos sólidos, por lo que es entonces cuando deben ser destetados.