🐧 Tienda de Pájaros Online 🐧

Agapornis Personata

Comprar Agaporni Personata

El agapornis personata es una de las especies más populares en nuestro país. Pertenece al grupo de inseparables con anillo ocular, lo que posibilita el cruce y la hibridación con otras especies de agapornis como los roseicollis o los fischer. El agaporni personata es originario de Tanzania, aunque su territorio se ha visto ampliado en las fronteras colindantes. Son conocidos popularmente como inseparables enmascarados debido a la oscura capa de plumaje que les cubre la cabeza. El color base es el verde, que combina con el amarillo de la parte inferior y con el rojo intenso del pico. La cría selectiva en cautividad ha dado paso a numerosas variantes de color o mutaciones entre las que destacan la azul, la dilución verde o la dilución turquesa. El agapornis personata es uno de los más llamativos por su aspecto, pero curiosamente son la variable más pequeña ya que su tamaño oscila entre los trece y los quince centímetros.

El dimorfismo sexual es muy complicado de definir a simple vista, de modo que para diferenciar los ejemplares macho de las hembras hay que realizar un examen de ADN. Estos análisis son cada vez más habituales y se pueden obtener por un precio casi simbólico. La alimentación del agapornis personata debe basarse en la mezcla de semillas específicas complementadas con frutas y vegetales frescos. Los sonidos son altos e intensos, pero generalmente solo los utilizan a modo de advertencia cuando se creen en una situación de peligro. La diferencia de temperamento entre machos y hembras es mínima, aunque algunos especialistas apuntan que los agapornis hembra tienen tendencia a ser más irascibles. Son aves muy higiénicas que pasan gran parte del día limpiándose y acicalando sus plumas. Les encanta imitar sonidos, aunque raramente llegan a pronunciar palabras. Los agapornis personata se reproducen fácilmente y ponen un promedio de cinco huevos por nidada.

 

Cuidados del Inseparable Enmascarado

Los cuidados básicos de los agapornis personata son de lo más sencillos, de ahí que sean considerados unos excelentes animales de compañía. Para empezar tienen que tener a su alcance una buena jaula. Al igual que todas las aves cuanto mejor sea el recinto mucho mejor. Hay que crear un espacio amplio para que los animales puedan moverse y ejercitarse tranquilamente. La jaula de los agapornis personata debe complementarse con todo tipo de elementos. Lo más importante es que dispongan de un buen nido,  de comederos, de bebederos y de diversos juguetes con los que poder distraerse.

Aunque hace algunos años se extendió el rumor de que los agapornis no podían vivir en solitario, está demostrado que es totalmente incierto. Sin embargo, como están acostumbrados a vivir en grandes colonias en estado salvaje es conveniente crear parejas o pequeños grupos en cautividad. La jaula debe tener un tamaño proporcional al número de ejemplares mantenidos. En caso de introducir a distintos pájaros en un mismo recinto hay que ir con mucho cuidado para garantizar que todos los ejemplares son compatibles entre sí porque en ocasiones pueden surgir problemas.

Crear una dieta equilibrada es indispensable para que los agapornis personata se encuentren en perfecto estado a largo plazo. Durante la época de cría y en el periodo de muda deben administrarse suplementos alimenticios. En las tiendas de mascotas pueden encontrarse calcio, vitaminas y pastas de cría especiales que aportan mucha energía a los animales más débiles. Criar agapornis personata es bastante sencillo siempre que se cree un entorno agradable que los incite a aparearse. Para ello hay que complementar el nido con material de anidación. Es indispensable alojar la jaula en un lugar tranquilo.

 

Encontrar Uno al Mejor Precio

En la actualidad resulta muy sencillo encontrar agapornis personata en venta en las tiendas de mascotas, pero no hay que elegir un ejemplar al azar. A la hora de escoger un agapornis como mascota es indispensable fijarse en su aspecto físico. El pájaro tiene que tener las plumas en perfecto estado, con un color vivo y brillante. Hay que observar los ojos y comprobar que ni los tengan llorosos ni que los tengan empañados. Con esas simples acciones se pueden evitar muchos problemas a largo plazo. A la hora de comprar un agapornis personata es mejor acudir a centros de cría especializados que ofrezcan ejemplares sanos y amigables. Las jaulas para agapornis deben ser espaciosas.

Si se quiere un pájaro para poder ser manipulado con éxito lo mejor es optar por ejemplares papilleros. Tienen un precio algo más alto pero al haber sido criados a mano por humanos son completamente dóciles. La desventaja de los agapornis personata papilleros es que durante las primeras semanas de vida dan mucho más trabajo, porque tienen ser los nuevos propietarios los encargados de alimentarlos al menos tres veces al día a base de papilla mediante el uso de una jeringuilla específica. Sin embargo, la mayoría de la gente que ha dado ese paso cree que el esfuerzo vale la pena porque los resultados son muy satisfactorios.

Aunque los agapornis personata son pájaros de pequeño tamaño tienen una gran inteligencia y es obligación de los propietarios ofrecerles una serie de medios básicos para que las mascotas puedan desarrollar su capacidad cognitiva porque de lo contrario podrían aburrirse. Para ello existen parques y juguetes especiales para agapornis que fomentan la interactividad. De ese modo se promueve el ejercicio, lo que ayuda a prevenir enfermedades de ámbito psicológico como es el caso del picaje. La conclusión es de lo más sencilla. Los agapornis personata son excelentes mascotas, pero al igual que todos los animales requieren unos cuidados básicos que deben ser respetados para garantizar su bienestar.