🐶 Antiparasitarios para Perros 🐶

Antiparasitarios Ambientales para Perros

Comida Camas Paseo Juguetes Protección Transporte Bowls Higiene Nutrición
Comida Camas Paseo Juguetes Transporte
Comederos Antiparásitos Higiene Suplementos Casetas

Comprar Antiparásitos Ambientales

Los productos antiparasitarios ambientales para perros son aquellos que se suministran por toda la casa y no por el cuerpo del animal. Su principal objetivo es acabar liquidando todas las pulgas, garrapatas y ácaros extendidos por el interior del hogar. Los antiparasitarios ambientales sirven también para combatir insectos voladores. Eliminan y repelen los parásitos de los animales sin que los productos químicos entren en contacto con las mascotas. Normalmente se suministran en forma de emulsión líquida acuosa. Tras esparcirlo por los lugares de más riesgo el efecto es inmediato. Es conveniente combinarlo con otros elementos como podrían ser los antiparasitarios ecológicos.

Ventajas de los Antiparasitarios Ambientales

Los antiparásitos ambientales consiguen eliminar los pequeños organismos esparcidos por toda la casa. Combinan una eficacia inicial con un efecto residual que se prolonga en el tiempo. La mayoría de los antiparasitarios ambientales contienen aromas agradables para no entorpecer la convivencia en el hogar. Son el mejor método para eliminar de forma eficaz los parásitos ocultos en las alfombras, en los muebles y en las tapicerías. La principal ventaja es que acaban de una sola vez con todos los agentes infectantes que puedan causar numerosas enfermedades a los animales de compañía.

Cómo Utilizar los Antiparasitarios Ambientales

El método de uso de la mayoría de antiparasitarios ambientales es muy similar. En primer lugar hay que cerrar todas las puertas y ventanas exteriores para que el producto no se esparza. Luego es conveniente abrir los armarios y cajones para que el producto pueda actuar correctamente. Es indispensable apagar todas las luces y desconectar los aparatos eléctricos. Durante el proceso no debe haber nadie en la zona a desinfectar, ni siquiera los animales. Hay que poner a cubierto los objetos sensibles como los alimentos. Tras abrir el envase y esparcir el contenido hay que abandonar la habitación para dejar el producto actuar. Tras unas horas se debe abrir el recinto y airearlo.