→ Visita nuestra tienda de 🐶 Accesorios para Perros 🐶

Beagle

Raza BeagleEl beagle es una de las razas de perros más populares a lo largo de todo el mundo. Son perros  de tamaño medio con un aspecto muy característico.  Se mueven siempre con la cola encorvada, haciendo que adopten un aspecto de lo más divertido.

Es un animal bien proporcionado, con una complexión fuerte y con la parte delantera bien remarcada. Su cabeza suele ser bastante alargada. Tienen unas características muy bien delimitadas. Sus orejas son bastante largas. The Kennel Club del Reino Unido da una definición del estándar del beagle que parece realmente acertada. El beagle debería dar una impresión de robustez pero sin tosquedad o falta de elegancia.

Si te gustan tanto los perros como a nosotros puedes leer nuestros artículos sobre otras razas como el border colliegolden retriever, el carlino, el american bully, el alano español, el yorkshire terrier, el basset hound o el bulldog americano, el pitbull, el bull terrier, el bichón maltés, el pastor alemán, el dóberman, el rottweiler, el pomerania, el labrador retriever, el dogo argentino, el shar pei, el pastor belga y el braco de weimar.

Son perros impresionantes. El beagle es elegante sin lugar a dudas en su pose y en sus formas, pero no posee un andar fino y ligero como lo sería el de un caniche sino que sus movimientos son más robustos como los de los perros rastreadores. Por lo que respecta a su peso, puede oscilar entre los cinco y los quince kilos. No suelen superar los treinta y cinco centímetros de altura. Al hablar de colores hay que decir que hay diversas mezclas,  ya sean bicolores o tricolores. Todos ellos tienen en común los tonos blancos, marrones y negros diseminados en una gran cantidad de matices. A continuación exponemos algunas características:

  • Beagle Tricolor: existen diferentes tipos de perros de esa raza con tonalidades tricolor claramente diferenciadas. En primer lugar se encuentra el classic tri, que no es más que un perro con el pelaje blanco pero con una gran cantidad de negro sobre la parte lumbar. El dark tri es blanco con motas cobrizas mezcladas con manchas negras. El faded tri hace que las marcas negras se muestren más débiles, ya que se mezclan con manchas cobrizas. Por último se encuentra el pied, que combina el manto blanco con manchas marrones sin que ningún color destaque demasiado.
  • Beagle Bicolor: los ejemplares con esa particularidad suelen combinar el color marrón con el color blanco, aunque en algunos casos los tonos cobrizos pueden cambiar hacia tonalidades más anaranjadas u oscuras.

El beagle es un perro muy reconocido a nivel mundial, lo que ha permitido que muchos ejemplares se hagan célebres y famosos. El beagle ha conquistado corazones no solo en nuestros hogares sino también a lo largo de la historia de la televisión y está muy presente también en el séptimo arte. Nos encontramos al beagle con Snoopy, considerado el beagle más famoso del mundo. También en los Beagle Boys de Disney o Beegle Beagle, el inseparable compañero de Grape. Hablando de las numerosas películas en las que podemos verlos hay que destacar Como perros y gatos y  SuperCan.

Además, la raza aparece en papeles secundarios en películas como AuditionThe Monster Squad o The Royal Tenenbaums y en series televisivas como Star Trek. Además por si le faltaba algo de fama, el ex presidente de los Estados Unidos Lyndon B. Johnson provocó la ofensa de los amantes de los animales cuando en público cogió a uno de los muchos beagles que tenía por las orejas. De hecho, para ir un poco más allá el mismísimo Charles Darwin llamó al barco en el que viajaría para escribir su célebre libro El tratado de las especies HMS Beagle en honor a la raza. Por último hacer mención a grandes como Shakespeare que mencionaron al beagle en sus obras.

Los beagles son una raza magnífica que da mucho juego. Poseen un buen tamaño, energía y dinamismo. Por otro lado quieren a sus dueños y a los más peques de la casa. Pero eso sí, necesitan dedicación ya que todos los canes la necesitan. Aunque si bien es cierto que hay algunos que se acostumbran mejor a un ambiente tranquilo no es el caso del beagle que además de ser un ejemplar muy bello requiere actividad, ejercicio, alguien con carácter que le haga sentir seguro y con el que nunca se aburra. Si tienes todas estas cualidades y el tiempo suficiente entonces puede que hayas encontrado a tu raza perfecta.

Origen e Historia

Conocer la historia del beagle es fundamental para entender mucho mejor a la raza. En primer lugar vamos a hablar del nombre. Tiene dos vertientes en cuanto a su origen. Por una parte algunas personas dicen que proviene de la palabra beagueule, que significa boca abierta en francés. Por otra, dicen que puede proceder de la palabra celta beag que significa pequeño. No hay demasiados datos sobre el origen del beagle. Hay referencias históricas que pueden confirmar que ya había perros similares en la antigua Grecia y en la Francia más angosta. En la época de las cruzadas los beagle ya eran una raza  muy conocida. Es descendiente del otterhound y es el antecesor de todas las razas de sabuesos que se conocen hoy en día. Sobre el año 1700 en Reino Unido había dos variantes de beagle.

Durante el siglo XVIII eran muy utilizados en las cacerías de zorros. En torno al año 1850 empezaron a llegar los primeros ejemplares de beagle a Estados Unidos, donde empezaron a criarse por todo el territorio. Hasta ese momento solo se habían criado para la caza, pero en América se criaron de forma selectiva para reducir su tamaño y convertirlos en excelentes animales de compañía.

Características del Beagle

Las características del beagle son fácilmente perceptibles y todo el mundo sabe de que raza se trata muy rápidamente. Miden entre treinta y cuarenta centímetros, alcanzando como máximo unos quince kilogramos de peso. Pueden presentar diferentes tonalidades de color, pero normalmente combinan el blanco, el negro y el marrón. Son inteligentes y tienen un carácter resuelto y desenfadado. Pueden vivir hasta treces años, por lo que es una esperanza de vida bastante relevante. Su relación es buena con niños y animales. Comen unos tres cientos gramos de pienso al día, por lo que mantenerlos tiene un coste moderado. Pueden vivir en un piso, pero tienen que salir a la calle muy a menudo. Tienen excelentes aptitudes para la caza, aunque hoy en día son preferiblemente utilizados como animal de compañía.

El beagle se ha popularizado mucho porque es un pero versátil, de pequeño tamaño y muy cariñoso. Además, son muy fieles con sus cuidadores. Los beagle son perros con muchas virtudes, por lo que podrían encajar en el funcionamiento de cualquier hogar. Son excelentes perros de asistencia y compañía. Sin embargo, también tiene una parte negativa. Esa característica negativa del beagle es que se trata de un perro muy tozudo, por lo que necesitan cuidadores amables armados con una gran dosis de paciencia y disciplina. En un principio hay que ser tolerantes y sobre todo insistentes.

Carácter y Comportamiento

Al optar por un beagle como animal de compañía la gente suele fijarse solamente en su aspecto físico, ya que es un perro realmente curioso y llamativo. Pero en realidad antes de escogerlo como mascota es conveniente saber un poco más sobre su carácter, sobre sus necesidades y sobre su comportamiento para tomar la decisión más adecuada. Luego no vale arrepentirse, abandonarlo a su suerte o regalarlo. Son ejemplares con un carácter muy particular. A pesar de su apariencia, si por algo se caracteriza el comportamiento del beagle es por ser perros a los que les encanta moverse continuamente.

Por ese motivo agradecen vivir en zonas con campo. En su defecto tienen que salir a pasear muy a menudo para que puedan hacer que toda su energía salga de algún modo. Hay que tener en cuenta que son perros sabuesos, por lo que se han utilizado durante muchos años como rastreadores para lograr encontrar presas. Por eso es bueno que a veces estemos en sitios propicios para dejarles correr a sus anchas y luego conseguir estimularles para que vuelvan, ahí demuestras que eres su líder. El olfato es su perdición. Como buen sabueso es su sentido más desarrollado y si quieres que te preste atención cuando le eduques lo más importante es ofrecerle un olor que le atraiga como el de la comida.

Así pues, quedamos en que los beagles son activos e impulsivos ante la idea de buscar y encontrar presas. Comprendiendo todo esto ya estamos más cerca de poder educarlo y tener un perro con el que nos sintamos en conexión. Al beagle hay que educarlo de forma constante. Desde pequeño tenemos que dejarle claro quien es el líder, quien sale antes de casa, quien puede coger su comida si lo requiere o quien puede ir a su rincón favorito a limpiar. Nosotros tenemos que tener acceso a todos los sitios, nuestro can no puede volverse autoritario con nada porque sino empezarán las peleas y los gruñidos. El carácter del beagle se caracteriza por ser tranquilo y apacible, por lo que puede vivir perfectamente en el hogar.

Sin embargo, los perros son jerárquicos y eso hay que tenerlo en cuenta desde que es un cachorro para que luego no haya confusiones. La relación con los niños es fantástica. El beagle es muy activo y revoltoso porque necesita mucha actividad y mucho juego para satisfacer su energía y sentirse complacido así que teniendo en cuenta esto podemos decir que va a llevarse fantásticamente bien con los más pequeños de la casa ya que son grandes compañeros de juegos. De hecho, a las familias les encanta el beagle porque los niños lo pasan en grande ya que juegan sin descanso con ellos. Eso sí, los papás deben poner reglas para que ninguno sobrepase los límites del juego.

En cuanto a otras mascotas es muy difícil hacer un juicio de valor de cómo se va a comportar el bleagle ante nuestros gatos, conejos o pájaros. Es cierto que son perros cazadores, pero si desde cachorros se habitúan a convivir con otras especies se pueden forjar buenas relaciones. Si el beagle es adulto a lo mejor conlleva un proceso de adaptación más largo pero seguramente siguiendo unas pautas de convivencia consigamos que se quieran. Por otro lado independientemente de nuestro beagle tenemos también que hacer que nuestro gato acepte a un nuevo miembro en la familia. Tenemos que tener en cuenta que va a tener que soportar a un cachorro juguetón que se tire encima y quizá lo tome genial o quizá se muestre reacio. Nos encontraremos con múltiples situaciones pero si sabemos hacer que nos obedezcan conseguiremos disfrutar de una relación de amistad entre diferentes mascotas.

Salud y Enfermedades

El beagle es un perro sano y robusto que raramente enferma, pero conocer los síntomas más comunes es fundamental para detectar cualquier patología antes de que sea demasiado tarde. Al ser un animal de compañía el beagle ha pasado por un enorme proceso de selección, lo que ha hecho que aparezcan algunas enfermedades hereditarias. La más común es la estenosis pulmonar, pero también pueden sufrir distrofia corneal, cataratas, inestabilidad cervical, sordera, glaucomas, displasia de retina, epilepsia, deficiencia de la inmunoglobulina y demodicosis entre otras. En cuanto a enfermedades regulares, pueden sufrir infartos, problemas en la piel, intolerancias alimentaria y dolencias en las articulaciones.

Sin embargo, actualmente uno de los problemas que más preocupa a los expertos es la obesidad ya que cada vez hay más individuos que la padecen y es una patología mucho más peligrosa de lo que la gente cree. El sobrepeso en los beagle puede llevar a una muerte prematura, por lo que hay que controlar al máximo la dita y alimentarlos con las dosis justas de un pienso totalmente equilibrado. Sin un perro sufre obesidad puede ser necesario introducir alimentos light o bajos en calorías a su alimentación diaria. Para evitar la obesidad en individuos sanos y para reducir su grado en los ejemplares que ya la padecen lo mejor es realizar ejercicio a diario. Además, mediante ese acto se crean estrechos lazos entre los animales y sus cuidadores, por lo que de ese modo el beneficio es doble.

Cuidados del Beagle

Conocer todos los cuidados del beagle es fundamental para asegurar el bienestar de los animales en todo momento. Una de las cosas más relevantes es ofrecerles una buena alimentación. Los perros de la raza beagle deben tener una dieta a base de pienso natural de primera calidad procesado por una marca de prestigio. Fabricantes como Royal Canin, Libra o Advance son una muy buena opción para satisfacer las necesidades nutricionales de los animales. La ración de un individuo adulto en ningún caso superará los dos cientos gramos de pienso al día. Sin embargo, hay gente que prefiere optar por recetas naturales como la dieta barf. Desde aquí no recomendamos esa práctica porque es muy fácil recaer en deficiencias nutricionales y podría ser peligroso a largo plazo.

Si el beagle ha sido criado con responsabilidad y sin ningún problema genético normalmente se trata de una variedad que goza de muy buen estado de salud y que puede llegar a vivir mucho más de diez años. Como tienen un pelaje bastante corto su mantenimiento es de lo más fácil, pero de todos modos deben ser cepillados en días alternos. Una ducha al mes sería genial para ayudar a mantener su higiene corporal. Su rasgo más característico son las orejas extremadamente largas. Ahí pueden acumularse muchas bacterias y suciedad, por lo que hay que intentar mantenerlas siempre bien saneadas.

Se trata de un perro que necesita hacer ejercicio. Sesiones de 1 hora o 2 cuando tenemos más tiempo y otras sesiones de media hora harán de él un can en plena forma. Para facilitar y promover el ejercicio se pueden hacer juegos en los que intervenga el cuidador. Les encanta recoger la pelota y tirar de una cuerda o mordedor. A través de esas actividades los perros beagle hacen mucho ejercicio a la vez que van creando más lazos afectivos con sus propietarios.

Comprar Cachorro

Hoy en día es muy sencillo encontrar cachorros de beagle en venta. En realidad son perros de lo más llamativos, pero lo son todavía más cuando apenas tienen unas semanas de vida. Durante los primeros meses son adorables. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los perros pequeños requieren unos cuidados muy específicos que no todo el mundo les puede dar. Antes de comprar un beagle cachorro es indispensable tener en cuenta que van a alcanzar un tamaño medio y es indispensable conocer que durante su juventud pueden ser muy revoltosos.

El precio del beagle puede variar de una forma muy considerable en función de donde sea comprado el animal. En las tiendas de animales los cachorros pueden superar los 900€, pero en los criadores suelen encontrarse por unos 500€ que es prácticamente la mitad. En internet los cachorros valen entre 200€ y 300€, pero hay que ir con mucho cuidado para evitar ser estafados. En caso de comprar por internet lo mejor es elegir a alguien de tu zona para poder ver a la mascota directamente.

Fotos y Vídeos

Gran parte de la gente que llega hasta nuestra web está buscando fotos de beagle porque les parece curiosa la raza y quieren ver imágenes más detallas para percibir los matices que no podrían verse a simple vista. A través de las diferentes imágenes que hemos recopilado podrás ver que si bien es cierto que los beagle son muy similares en cuanto a forma y color, hay diferentes individuos con unas características que los hace únicos. Hemos añadido unas pocas fotos en el artículo, si deseas ver más solo tienes que utilizar el buscador para encontrarlas de la forma más rápida.

Al igual que habéis podido comprobar en la parte de arriba, los beagle son perros increíbles con un tamaño pequeño medio y que siempre tienen ganas de jugar. A través de los vídeos de beagle incorporados en la parte superior habrás podido percibir que son perros de lo más dinámicos que adoran relacionarse con otros animales, por lo que son excelentes animales de compañía. Además, pueden vivir con niños sin ningún tipo de problema. Las imágenes dinámicas de los vídeos permiten ver cómo es el carácter apacible del beagle. Además, se ve que se mueven con firmeza apoyando los pies con mucha fuerza. Son animales increíbles, de ahí que sean tan apreciados como animal de compañía.

Cruces y Variedades

Existen diferentes variedades de beagle que hay que conocer al detalle para entender mejor la evolución de la raza a lo largo de los años. Aunque la federación cinológica internacional solo reconoce a un tipo de beagle, de forma extraoficial se pueden percibir diversas variantes claramente diferenciadas. En muchos casos se habla del beagle inglés y del beagle americano. Sin embargo, como comentamos esos apelativos solo se dan entre los particulares y ningún organismo los acepta de forma oficial.

Algunos expertos aseguran criar beagle toy o de bolsillo, que son perros más pequeños que los convencionales. Una variante muy popular es el beagle patch hounds o beagle moteado. Fueron desarrollados por Willet Randall en torno al año 1895 y se caracterizan por tener el cuerpo recubierto de manchas que les dan un aspecto increíble. Son más hábiles que los convencionales porque fueron específicamente seleccionados para cazar liebres. Actualmente son bastante difíciles de encontrar cachorros en venta.

A lo largo de la historia los perros beagle se han cruzado con perros de otras muchas razas. Allá por el año 1850 había algunos criadores que recomendaban crear el cruce entre el beagle y el terrier escocés, ya que aseguraban que los cachorros que de ahí nacían eran excelentes cobradores. Eso hacía que fueran muy buenos para la caza. Aseguraban también que los individuos nacidos de ese cruce eran silenciosos, obedientes y excelentes perros de trabajo. Sin embargo, el inconveniente era que su reducido tamaño y su poca fuerza hacían que apenas pudieran cargar con las presas que capturaban.

En la actualidad, con la llega de los perros de diseño, han aparecido nuevos cruces. Hoy en día se buscan perros más por su estética que por su funcionalidad, por lo que se han hecho muy populares perros como el puggle, que es una mezcla entre pug y beagle. La ventaja es que son más tranquilos que los beagle y necesitan realizar mucha menos actividad, de modo que son buenas mascotas para las personas con hábitos de vida más sedentarios.

Funciones del Beagle

Los beagle son considerados perros de trabajo y tienen diferentes funciones dentro de la sociedad. Muchas personas los utilizan para la caza. Los beagle son perros cazadores por naturaleza, ya que les encanta rastrear y buscar a sus presas. Son especialmente buenos a la hora de capturar conejos y liebres. También fueron muy utilizados en la caza del zorro. Las jaurías de beagle del siglo XIX corrían junto a otros perros para capturar a las presas más grandes. Son perros hábiles y resistentes, de ahí que sean idóneos para la caza de todo tipo de presas salvajes.

Son excelentes perros de detección. Su gran olfato hace que sean utilizados por muchos cuerpos de seguridad, entre los que se encuentran la agencia de protección fronteriza y de aduana norteamericana. En muchos casos exploran las importaciones agrícolas en busca de sustancias prohibidas ocultas entere los alimentos. Si bien es cierto que hay perros con un mejor olfato que ellos, lo que los hace muy válidos para ese trabajo es que además tienen un tamaño más bien pequeño y son muy manejables. También fueron elegidos porque son inteligentes y fáciles de adiestrar. Otra de las funciones del beagle es la terapia asistida. Son perros realmente agradables y cariñosos que sirven para hacer compañía tanto a los niños como a las personas mayores. En países como Australia y Nueva Zelanda son empleados para detectar nidos de termitas.

Por desgracia, los beagle también han sido utilizados en temas más deplorables como lo es la experimentación e investigación. Si bien es cierto que los fines eran médicos, eso no hace que los actos sean más tolerables. Los beagle continúan utilizándose en el Reino Unido en ese campo. De hecho, más del 95% de las pruebas realizadas en perros han sido en individuos de esa raza. En ellos también se prueban muchos cosméticos antes de ser comercializados.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*