→ Visita nuestra tienda de 🐶 Accesorios para Perros 🐶

Braco de Weimar

Braco de WeimarEl braco de weimar es una raza de perro de caza cobrador con un aspecto muy elegante. En muchos lugares es conocido por su nombre alemán que es weimaraner. Son fáciles de cuidar. Para que estén bien hay que ofrecerles las mejores camas para perros, los mejores transportines para perros y un buen pienso para perros para cuidar la dieta. Son muy fieles.

Una de sus principales características es el pelaje, que se mantiene corto a la vez que espeso para proteger a los animales de la humedad en todo momento. Su pelo hace que sean cazadores muy eficaces especialmente apropiados para las zonas pantanosas con muchos lodazales.

Son perros inteligentes fáciles de entrenar que pueden convertirse en excelentes perros de vigilancia. El braco de weimar es un animal muy cariñoso y obediente que siempre va a buscar el beneplácito de su cuidador. Su nombre procede del duque Carlos Augusto de Sajoni Weimar Eisenach. El braco de weimar también es conocido en algunas zonas como weimi, weim y braque de weimar. Durante los últimos años sus ventas se han disparado debido a que son muy comunes en diversos anuncios de televisión. Se trata de una raza con un aspecto increíble que destaca por tener un porte sumamente elegante y señorial. Son perros muy nobles que pueden ser utilizados tanto para la caza como para convertirse en excelentes animales de compañía capaces de convivir con otras mascotas.

Características del Braco de Weimar

Al hablar del aspecto y de las características del braco de weimar es imprescindible mencionar que se trata de un perro de un tamaño medio, ya que los machos pueden medir hasta setenta centímetros y las hembras pueden superar perfectamente los sesenta centímetros de altura. Al hablar de peso, los machos pesan hasta cuarenta y cinco kilos, mientras que las hembras no suelen superar los treinta y cinco kilogramos. Son animales con una musculatura robusta y bien prominente, por lo que necesitan hacer ejercicio de forma diaria porque son muy enérgicos. Como tienen un instinto cazador innato, una de las actividades que más suele gustarles es la recogida del frisbee o dog disc. Se trata de un ejercicio muy completo que ayuda a estrechar la buena relación entre las mascotas y sus propietarios.

El pelo del braco de weimar es muy característico. Es corto, denso y muy fino. Crece de forma regular por todo el cuerpo. Algunos ejemplares tienen zonas con el pelaje algo más largo en la zona donde empiezan las orejas y en la base del cuello, así como en algunas zonas del vientre. Algunos individuos presentan un pelo lanoso en los flancos, aunque no es demasiado habitual. El color del braco de weimar es muy característico y varía bastante poco de unos ejemplares a otros. Se trata de una gama de tonalidades de gris entre las que se encuentran el plateado y el gris ciervo.

Suelen tener las orejas y la cabeza de un color más claro. El estándar del braco de weimar admite manchas blancas en algunas zonas del pecho y en las patas. Por desgracia, los individuos que presenten marcas amarillentas no podrán sacar en los concursos una puntuación excelente. Las marcas color fuego son una falta muy grave. El braco de weimar tiene la cabeza ligeramente larga, aunque esta bien proporcionada en relación al cuerpo. El cráneo es algo más ancho en los machos que en las hembras. El hueso occipital se les marca ligeramente. Tienen una especie de cavidad en ambas sienes. El hocico es más largo en los machos que en las hembras. La base de la frente del braco de weimar es muy corta. Los labios de los perros de esta raza sobrepasan de forma ligera el maxilar inferior.

Tienen pequeñas arrugas en las comisuras y sus mejillas son bastante pronunciadas a la vez que musculosas. La trufa debe ser de color carne, aunque va volviéndose gris conforme retrocede. Los ojos son curiosos y presentan siempre una sonrisa amistosa. Cuando son pequeños tienen los ojos azules, pero se vuelven verde o ámbar al crecer. Tienen las orejas largas y anchas, redondeadas en las puntas. El cuello del braco de weimar es musculoso, redondo y fuerte. No es largo, pero tampoco corto.

El tronco está bien proporcionado con el resto del cuerpo. El pecho desciende por encima de los codos. Tienen las costillas redondeadas y se marcan bajo la piel en la mayoría de los casos. La espalda no presenta ningún tipo de hundimiento y se mantiene bien sólida. Tienen los hombros bien angulados. La pelvis del braco de weimar está un poco inclinada. La cadera está siempre muy bien marcada. Se mueven con un paso ágil muy unido. Las patas traseras y las delanteras siempre van paralelas.

Carácter y Comportamiento

El braco de weimar es un perro de muestra germánico muy polivalenta con un comportamiento muy bien definido. El carácter del braco de weimar hace que sea un animal apto para desarrollar todo tipo de actividades en terrenos muy diferentes. Es un perro de caza manejable, enérgico y muy audaz a la hora de buscar a las presas. Actúan de forma casi sistemática.

En el día a día no son perros con un temperamento demasiado pronunciado. Son perros muy equilibrados fáciles de adiestrar, por lo que también son excelentes animales de compañía. Es utilizado por muchos montañeros porque se adaptan muy bien a todos los cambios de temperatura. En la caza sirve tanto para el rastreo como para las batidas. Aunque son muy buenos con sus cuidadores, en ocasiones pueden mostrar un carácter más rudo con los desconocidos.

Historia del Weimaraner

Para conocer mejor a la raza braco de weimar es indispensable leer un poco sobre su origen e historia. Todo empezó con el duque Carlos Augusto y con los nobles que había por entonces en la corte de Weimar. El duque era un cazador muy influyente y eligió a los perros de color gris para cazar en sus bosques privados. Los nobles de la época eliminaron los datos tradicionales en los que se establecía el origen de la raza para apropiarse de ella, aunque se cree que el braco de weimar apareció en Francia y en el norte de África. Esas teorías han surgido porque es muy similar a la raza saint louis.

El color gris del braco de weimar es una característica genética recesiva, de modo que la raza ha sido seleccionada de forma artificial. La cola recuerda a los saluki, aunque tienen un olfato heredado de los antiguos leithund de tracia. A lo largo del siglo XIII Luis IX llevó consigo de África algunos individuos de perro gris de sant luis, lo que puede explicar la similitud con los braco de weimar actuales. En el siglo XV llevaron más perros grises hacia Europa pero en esa ocasión procedían de Asia. En torno al siglo XIX el braco de weimar alcanzó su máxima popularidad y era uno de los perros de caza más utilizados. Sin embargo, su reconocimiento oficial como raza costó muchos más años. En torno al año 1897 apareció el club alemán del braco de weimar.

Durante la Segunda Guerra Mundial la población de perros de esta raza descendió considerablemente y sobre el año 1951 volvieron a criarse de forma más masiva. En Estados Unidos sufrieron un boom después de la guerra y eran conocidos como fantasmas grises o fantasmas de plata ya que los soldados los veían moverse por los campos alemanes de una forma elegante. En los años cincuenta el braco de weimar era considerado un perro de alta clase. Hoy en día la raza se ha vuelto a revalorizar y en Estados Unidos se registran hasta quinientos cachorros cada mes.

Salud y Enfermedades

Existen algunas enfermedades que afectan al braco de weimar de forma más pronunciada. Como tienen las orejas caídas es bastante fácil que cojan infecciones. Son perros grandes que pueden padecer problemas como la torsión intestinal o la displasia de cadera. Se trata de una patología en la que las articulaciones crecen y se desarrollan de una forma anormal.

Suele ser un problema hereditario y cuando avanza mucho puede causar un gran dolor. Puede aparecer también por una mala alimentación y por un crecimiento demasiado rápido. La hinchazón gástrica también es una enfermedad que les afecta muy a menudo. Se produce cuando el estómago se llena de aire y gira sobre sí mismo, cortando tarde o temprano el flujo de la sangre. La torsión gástrica aparece de forma inexplicable y repentina, por lo que es difícil de detectar. Otra patología común del dogo de weimar es el entropión, que hace que los párpados se vayan hacia la parte interna y causen irritación sobre la córnea. Esta enfermedad puede resolverse mediante una operación quirúrgica.

Cuidados Básicos

Mantener a un weimaraner no es demasiado complicado, pero hay que respetar algunas normas básicas para que se encuentren en perfecto estado en todo momento. Los cuidados del braco de weimar no se diferencian demasiado a los de otros perros de razas similares. Como son animales muy activos una de las cosas más importantes es incitarlos a hacer bastante ejercicio, por lo que es recomendable sacarlos a dar largos paseos cada día. Su pelo debe ser cepillado una vez a la semana para retirar los cabellos muertos. Pueden ducharse cada seis o siete semanas para garantizar la higiene. Hay que limpiar bien las orejas y el contorno de los ojos para evitar las infecciones. El braco de weimar es un perro muy elegante que llama la atención de la gente, pero no puede ser mantenido por cualquier persona.

En primer lugar hay que leer mucho sobre la raza. Si estás aquí vas por buen camino. Preguntar a gente que ya mantiene a un weimaraner sería también un modo alternativo para aprender lo máximo posible sobre esos animales. Los braco de weimar son muy fieles y afectuosos, por lo que necesitan estar en contacto continuado con sus cuidadores. Si sales mucho de casa y no puedes prestar demasiada atención a tu mascota quizá esta no sea la raza más apropiada para ti.

Requieren mucho tiempo y mucha atención diaria para sentirse bien. Para ellos lo más importante es su manada, que estará compuesta por todos los miembros del hogar. Son perros protectores que pueden servir de vigilancia y eso hará que estén siempre alerta. Esa característica puede hacer que se muestren ariscos con los extraños que lleguen a casa y por ese motivo una de las cosas más importantes es su correcta educación y su adiestramiento desde que son unos cachorros. Son perros que pueden vivir perfectamente en un apartamento o en un piso porque no requieren mucho espacio, pero deben salir a la calle a diario para hacer ejercicio físico y librarse de toda la energía acumulada.

El braco de weimar es propenso a sufrir ansiedad por separación porque se sienten muy unidos a sus propietarios y es recomendable no dejarlos mucho tiempo solos ya que podrían mostrarse tristes e incluso sacar a relucir un comportamiento destructor. Algunos ejemplares ladran mucho cuando se sienten aburridos y hay que corregir esos malos comportamientos. Es común ver a un braco de weimar con unas ideas muy fijas y con un carácter testarudo. Es un perro que puede vivir perfectamente con niños y con otros perros, pero hay que mantener la vigilancia en todo momento. Para que un braco de weimar o weimaraner esté en perfecto estado solo hay que combinar el ejercicio con la disciplina, el cariño y la paciencia. Si te gustan tanto los perros como a nosotros puedes leer nuestros artículos sobre otras razas como el border colliegolden retriever, el carlino, el american bully, el alano español, el yorkshire terrier, el basset hound o el bulldog americano, el pitbull, el bull terrier, el bichón maltés, el beagle, el pastor alemán, el dóberman, el rottweiler, el pomerania, el labrador retriever, el dogo argentino, el shar pei y el pastor belga.

Actividades del Braco

El braco de weimar es un perro muy versátil que puede llevar a cabo una gran variedad de actividades muy diferentes entre sí. La mayoría de los perros cazadores cumplen a cabo una tarea individualizada. Hay perros de muestra que buscan las presas antes de empezar la caza. Hay perros cobradores que recogen las presas abatidas. Los sabuesos, por ejemplo, son utilizados para rastrear la sangre. Sin embargo, el braco de weimar es tan versátil que puede realizar todas las tareas anteriormente mencionadas. Buscan, muestran y cobran las presas.

El weimaraner se encuentra englobado en el Grupo VII según la FCI, que corresponde a los perros de muestra continentales. Para el AKC corresponden al sporting group. En Alemania y Austria se aprecia mucho que los braco de weimar sigan realizando las tareas por las que fueron criados. En primavera hay muchos concursos en los que los weimaraner más jóvenes deben buscar mostrar y rastrear a una liebre. En otoño hay pruebas relacionadas con la caza directa.

Deben cobrar un faisán y dejarlo en el suelo frente a su cuidador. También hay concursos en los que los perros deben entrar en el agua para cobrar presas como los patos. Según los clubes de la zona, solo los perros que superen todas esas pruebas deben ser aptos como reproductores. El braco de weimar también es utilizado para la caza libre. La mayoría de los individuos tienen instinto de cobrar y mostrar, pero algunos ejemplares aprenden a cazar directamente. La caza es un buen modo de fomentar su actividad, aunque eso puede complementarse con otros deporte como el running, el frisbee o el lanzamiento de pelotas. Los braco de weimar son animales muy obedientes a los que les encanta el juego y mediante ese tipo de actividades se pueden estrechar mucho los lazos afectivos entre los cuidadores y sus mascotas.

Comprar Braco de Weimar

Hoy en día hay mucha gente que quiere comprar un braco de weimar a través de internet, pero hay que ir con mucho cuidado y pensar bien las cosas antes de adquirir un cachorro. Las crías de esta increíble raza pueden comprarse en tiendas de animales, en las páginas de clasificados y en los centros de cría especializados. En las tiendas de animales el precio de del braco de weimar es bastante superior y pueden llegar más de 1000€ en nuestro país, aunque esa cantidad puede variar considerable en función de la zona. En los centros de cría especializados los cachorros pueden valer entre 500€ y 700€, aunque también depende de los antecedentes de los padres y de si se entregan  o no con pedigree. Por último están las páginas web y los apartados de anuncios clasificados.

En algunos casos pueden encontrarse crías por menos de 300€, pero la transacción puede ser peligrosa y en la mayoría de los casos no vale la pena arriesgarse. Si contactas con alguien a través de internet es mejor que sea una persona de tu zona para poder ir a ver los cachorros de braco de weimar en directo y asegurarte así de que los animales se encuentran en perfecto estado. Una de las cosas más importantes antes de comprar un perro de estas características es obtener todos los accesorios que necesitan para vivir correctamente, así como investigar al máximo como es la raza para saber si esa mascota se va a adaptar o no a tu modo de vida. El braco de weimar es un perro increíble, pero no está hecho para todas las personas y sería mejor comprobar como es uno de carácter en directo antes de tomar cualquier decisión.

Fotos y Vídeos

Cada vez hay más personas que quieren mantener a un perro de esta raza y por ese motivo son comunes las búsquedas d fotos de braco de weimar a través de internet. Los aficionados buscan continuamente imágenes para saber cómo son estos animales en detalle, aunque a través de las fotos no puede percibirse realmente toda su belleza. Para verlos en su pleno apogeo vamos a insertar seguidamente una serie de vídeos de braco de weimar, ya que a través de las imágenes en movimiento se puede apreciar mucho mejor la majestuosidad de la raza.

Como habéis podido ver en las imágenes expuestas en la parte superior, el braco de weimar es un animal sumamente elegante. Se trata de un perro de un tamaño medio grande que no solo sirve para cazar, sino que puede convertirse en un excelente animal de compañía ya que se lleva muy bien con las otras mascotas. Además, es un perro muy fiel con sus cuidadores y va a demostrar en todo momento el inmenso cariño que siente por los miembros de su manada humana.

Cachorro de Braco de Weimar

Cada vez hay más gente que decide buscar un cachorro de braco de weimar o weimaraner porque se han vuelto perros bastante populares a nivel mundial. Comprar un cachorro no debe tomarse a la ligera y es imprescindible tomar un serie de precauciones para que todo salga bien. En primer lugar hay que contactar con el criador y ver cómo se comporta. Si responde todas tus dudas amablemente es un buena señal. Hay que rehuir de las personas que se limitan a ponerse un precio a la mascota. Es necesario ver cómo se involucran en todo el proceso de compra. Buscar, observar y valorar las opiniones de otros compradores anteriores es fundamental. El centro de cría debe tener afijo y los cachorros de braco de weimar deben ser entregados con toda su documentación.

Deben tener garantías en cuanto a problemas hereditarios. Las instalaciones en las que viven los weimaraner deben estar en perfecto estado, bien saneadas. Los cachorros tienen que ser entregados con más de dos meses de edad, con las vacunas y el chip. Si el perro ha sido tratado con algún producto antiparasitario mucho mejor. Hay que recordar que un braco de weimar cachorro no es ningún juguete y que al crecer va a requerir muchos cuidados. Son perros que necesitan un cepillado semanal, baños mensuales y cuidados constantes tanto en la zona de los ojos como en la de los oídos para evitar infecciones. Una de las cosas más importantes es acudir al veterinario de forma regular para hacer revisiones aleatorias para detectar cualquier posible enfermedad a tiempo de ser tratada.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*