→ Visita nuestra tienda de 🐶 Accesorios para Perros 🐶

Dóberman

DóbermanEl dóberman es una de las razas de perros más elegantes que existen. Son considerados animales potencialmente peligrosos, aunque si son correctamente adiestrados pueden convertirse en excelentes mascotas. El dóberman es una raza bastante novedosa, ya que apareció a lo largo del siglo XIX. Karl Friedrich Louis Dobermann es el responsable de su nombre, ya que fue él quién intentó crear una raza de perro que fuera eficaz para acompañarle a la hora de recaudar impuestos.

Para crear esta nueva raza se tuvieron de emplear perros de gran porte como el rottweiler, el braco de weimar y el beauceron, que fueron unidos con perros más pequeños como el pinscher o el manchester terrier. En su origen el dóberman era utilizado para proteger a las personas que se encargaban de recoger los impuestos. En un principio la raza fue conocida como perro soldado policial y como thuringer pinscher, aunque finalmente se terminó optando por un nombre más fácil de pronunciar que a la vez hiciera honor a su impulsor. Mantener a un dóberman es fácil. Para ello solo hay que ofrecerles el mejor pienso para perros, una buena cama para perros para que puedan descansar y hay que otorgarles una caseta para perros para que se refugien mientras estén en el exterior. Si te gustan tanto los perros como a nosotros puedes leer nuestros artículos sobre otras razas como el border colliegolden retriever, el carlino, el american bully, el alano español, el yorkshire terrier, el basset hound o el bulldog americano, el pitbull, el bull terrier, el bichón maltés, el beagle, el pastor alemán, el rottweiler, el pomerania, el labrador retriever, el dogo argentino, el shar pei, el pastor belga y el braco de weimar.

Origen e Historia

Karl Friedrich Louis Dobermann era un vigilante nocturno que se ocupaba de recaudar impuestos entre los años 1835 y 1895. Vivía en Alemania, en concreto en la ciudad de Apolda. Allí también se encargaba de custodiar la perrera municipal, de ahí esa relación tan directa con los perros. Tras un tiempo trabajando como recaudador vio que necesitaba un perro para defenderse de la gente que quería robarle el dinero. Sin embargo, por aquel entonces no encontró ningún animal que encajara con lo que estaba buscando. Existen muchas razas de perros y no se sabe todo acerca de su pasado. Sin embargo, al tratarse de una raza reciente si se saben muchas cosas sobre el origen del dóberman.

Se trata de una raza de trabajo que tiene mucha fuerza y es capaz de resistir altas dosis de ejercicio. Su creación no solo fue para defender a los hombres, sino que también se utilizó en un principio para controlar a las alimañas. Su carácter y su aspecto imponente hicieron que el dóberman fuera un perro con una fuerte reputación desde el principio.  El perro de la raza dóberman adoptó el color fuego y negro del rottweiler. A lo largo del siglo XIX en la ciudad de Apolda se incrementó el comercio y cada año se celebraba una feria conocida como el mercado de los perros. Allí se hacía un desfile de canes, lo cual atraía a muchos visitantes de todas las ciudades colindantes. En ese lugar se exhibió por primera vez la raza dóberman. Los ejemplares de la primera etapa se desarrollaron un poco más en el siglo XX y tenían la cabeza pesada, con las patas más bien cortas. Sin embargo, con el tiempo otros criadores empezaron a seleccionar los individuos para refinar la variedad.

Los primeros ejemplares en el siglo XX siguieron teniendo una cabeza pesada, malas partes frontales y patas cortas. Otto Goeller,  Gustav Krumbholz y Goswin Tishler tenían los centros de cría de dóberman más destacables de la época. Ellos partieron de un animal con una complexión gruesa para crear individuos más altos, delgados y elegantes. A lo largo del año 1898 llegó el primer dóberman a los Estados Unidos de América, mientras que en Reino Unido la raza no llegó hasta el año 1920. En un principio Inglaterra solo importó unos doce ejemplares, por lo que su expansión por el país fue bastante lenta.

Características del Dóberman

Antes de mantener a un perro como este hay que conocer todos los aspectos generales que lo caracterizan. Entre las características del dóberman hay que destacar aspectos como las proporciones de su cuerpo, que es cuadrado con una cabeza y un hocico plano. Las orejas tienen una inserción extremadamente alta, con un cuello muy largo que le confiere un porte totalmente elegante. El cuerpo del dóberman es musculoso. Además, tienen las patas muy rectas y delgadas.

Los machos son algo más altos que las hembras, ya que pueden medir hasta setenta y cinco centímetros alcanzando un peso de cuarenta y cinco kilogramos. Por otro lado, las hembras pesan en torno a los treinta y cinco kilos, midiendo como máximo unos setenta centímetros. La esperanza de vida del dóberman ronda los trece años. En cada camada pueden nacer un promedio de siete cachorros. Tienen el pelo duro, liso, denso, muy pegado al cuerpo y uniforme. Existen diversas tonalidades de color, pero lo más habitual es el fuego con el negro. Hay también dóberman marrón, aunque es algo más inusual. No se permiten manchas blancas, ya que son determinadas como un defecto eliminatorio.

El dóberman isabelino, que es de color beige o café pálido con marcas cobre es poco usual, al igual que el dóberman azul que es gris con marcas cobre. Todos esos colores de dóberman están presentes desde el surgimiento de la raza a consecuencia de un gen que diluye las tonalidades. Ni el color blanco ni el negro sin marcas fuego son colores admitidos. La figura atlética del dóberman y su línea bien refinada lo convierten en un perro elegante a la vez que imponente.

Carácter y Comportamiento

Conocer el comportamiento del dóberman es fundamental antes de adquirir a una mascota de estas características, porque no se trata de un perro adecuado para todas las personas. Se trata de un perro observador, valiente y muy atlético. Bien educado puede convertirse en uno de los mejores perros de trabajo, aunque hay que entrenarlos desde que son unos cachorros. Pueden competir en pruebas como el agility porque su carácter suele ser equilibrado. El temperamento del dóberman es tranquilo. Son animales muy fieles con sus cuidadores. En muchos países participan en las labores policiales.

Durante la Segunda Guerra Mundial fueron utilizados por la marina estadounidense. Tienen el estigma de ser perros agresivos, pero en realidad un dóberman bien educado puede convertirse en un excelente animal de compañía. El dóberman es un perro dominante, altivo, inteligente, sensato y con un carácter muy remarcado. Son independientes pero también requieren la atención de sus cuidadores. Su instinto de protección del territorio es muy elevado, por lo que son buenos perros guardianes. La raza es temida porque tienen mala fama, pero en realidad pueden ser excelentes animales de compañía. Comprender el temperamento del dóberman es fundamental. Su principal instinto es proteger el territorio de su familia.

El adiestramiento debe realizarse de una forma responsable. De ese modo se puede conseguir controlar totalmente su naturaleza protectora. Mucha gente se pregunta si el dóberman es un buen perro para vivir en un hogar. Se trata de un perro tranquilo y obediente, que se mantiene siempre alerta a la vez que leal. Son afectuosos y sensibles con sus cuidadores. En realidad es la única raza de perro creada especialmente para proteger a las personas.

Salud y Enfermedades

Cuidar la salud del dóberman es fundamental para garantizar su bienestar en el día a día. Se trata de una raza de perro muy fuerte, pero pueden tener algunos problemas relacionados con la piel y con el corazón. Al igual que sucede con la mayoría de los perros de grandes dimensiones también pueden sufrir displasia de cadera y torsión intestinal. Los problemas en la piel normalmente son causados por hongos, parásitos y reacciones alérgicas. Sin embargo, tienen problemas también hereditarios. Una de las enfermedades del dóberman más comunes es la alopecia de dilución del color. Esos animales suelen presentar calvas por todo el cuerpo. Es una patología que no puede curarse, pero sus síntomas pueden apaciguarse. Pueden sufrir un defecto en la coagulación de la sangre conocido como enfermedad de von willebrand. Esa patología hace que los perros sufran coágulos y cardenales con mucha facilidad.

Además, algunos individuos padecen hemorragias por la boca y por la nariz. Se trata de una enfermedad hereditaria. Algunos dóberman pueden sufrir inestabilidad cervical vertical o síndrome del tambaleo. Se trata de una dolencia causada por una anomalía en las vértebras. La enfermedad provoca presión sobre la médula y hace que las extremidades de la mascota estén más inestables. El hipotiroidismo afecta a algunos perros y suele causar pérdida de pelo y comportamientos letárgicos. La atrofia progresiva de la retina produce pérdida de la visión, especialmente por la noche. Puede derivar en una ceguera más grave. La deficiencia de zinc  no es un problema común, pero se ha descrito en algunos casos de la raza dóberman. Produce pérdida de pelo en algunas zonas. El síntoma de la boca torcida es una anomalía dental que hace que solo una parte de la cabeza tenga el cierre retrasado o adelantado. El dóberman es propenso a sufrir cardiomiopatía dilatada que hace que el músculo del corazón se haga más delgado y se estire, siendo incapaz de bombear la sangre adecuadamente.

Relación con los Niños

Una de las cosas que siempre nos preguntan los usuarios que visitan esta página web es si el dóberman es un perro adecuado para vivir con niños. Antes de adquirir un perro sea de la raza que sea los padres quieren mucha información sobre su comportamiento y es algo que se puede entender porque está en juego la integridad de sus hijos. El dóberman es un buen perro para vivir en familia, pero para ello hay que educarlos y adiestrarlos correctamente. Los cachorros son muy fáciles de acostumbrar a los niños, ya que son más pacientes y tienen un carácter más alegre a la vez que dinámico. Esa sociabilización durante las primeras semanas de vida es fundamental porque va a marcar en gran medida el carácter de los animales. No son perros demasiado nerviosos y sus movimientos no son bruscos, por lo que siempre que se hagan las cosas bien pueden ser unos perros excelentes con los más pequeños de la casa. Si el dóberman se adquiere con una edad más avanzada el proceso de integración puede ser más lento y costoso, pero con mucho esfuerzo puede conseguirse sin problemas.

Ejercicio y Agility

Poner en forma al dóberman es fundamental para garantizar su bienestar diario. Los perros de esta raza necesitan hacer ejercicio muy a menudo para encontrarse totalmente bien, porque tienen un carácter dinámico y propenso a la actividad. No hay que adquirir a un dóberman hasta conocer todos sus hábitos de vida porque todo el mundo no es apropiado para esa mascota. Son perros con un ritmo de vida activo, por lo que solo son válidos para las personas más dinámicas. Una de las actividades que más les gusta es correr. Si no dispones de un espacioso jardín por el que puedan moverse es fundamental sacarlos varias veces al día para que puedan hacer ejercicio. Los dóberman son perros muy inteligentes que aprenden trucos rápidamente, por lo que son buenos candidatos para practicar agility dog. Esa modalidad de deporte hace que los perros quemen mucha energía, por lo que hay que prepararlos adecuadamente.  Necesitan estímulos constantes, por lo que hay que ser proactivos a la hora de hacer que se diviertan. Si no son correctamente estimulados pueden aburrirse fácilmente, lo que repercute negativamente en su comportamiento.

Perro Potencialmente Peligroso

Sí, el dóberman es un perro potencialmente peligroso. Sin embargo, eso es una clasificación meramente administrativa y legal que hace referencia a sus características físicas. Los perros se consideran peligrosos cuando tienen una gran resistencia al dolor y una gran tenacidad. En muchos casos son utilizados como perros de vigilancia. El dóberman es un perro de gran tamaño que cumple con muchas de las características de los animales potencialmente peligrosos porque tienen una fuerte musculatura, son robustos, tienen un carácter marcados, son muy valientes, tienen el pelo corto, tienen una cabeza robusta, tienen la mandíbula grande, tienen el cuello musculoso, tienen las patas paralelas y sobre todo son muy resistentes físicamente hablando.

Mantener a un dóberman conlleva una gran responsabilidad. Por motivos de seguridad hay que adiestrar correctamente a estos perros. Los cuidadores deben controlar a sus perros en todo momento. Los perros por su propio pie no son peligrosos, pero sí pueden ser agresivos si tienen a un mal cuidador que les incita a tomar comportamientos inadecuados. Tienen un talante protector y hay que hacer que entiendan cómo gestionar su fuerza para no provocar ningún tipo de daño. Al tratarse de un perro potencialmente peligroso al mantener a un dóberman hay que sacarse un permiso especial en nuestro país, así como notificar su tenencia a las autoridades municipales para que lleven un censo para tenerlo todo controlado frente a posibles incidentes. Además, en España es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil. Si bien es cierto que el dóberman tiene un aspecto intimidante, si son correctamente adiestrados pueden ser excelentes perros familiares.

Comprar un Dóberman

En este apartado vamos a daros algunos consejos para comprar un dóberman. Se pueden adquirir cachorros por internet, en centros de cría y en tiendas de mascotas especializadas. Una de las mejores opciones son los criaderos de dóberman, porque el trato es directo y el precio suele ser estable. Para elegir un criador hay que ver si el responsable responde todas tus dudas. La gente que trabaje en el centro de cría debe conocer bien la raza y tiene que implicarse en el seguimiento de la mascota después de la compra. Si se limitan a poner un precio hay que dudar de ellos. El criador debe tener afijo y sus perros deben tener pedigree. Un buen centro de cría debe ofrecer garantías frente a posibles problemas de salud hereditarios. Además, hay que vigilar las instalaciones donde se crían las mascotas para garantizar que todo esté correctamente habilitado y comprobar que las condiciones sanitarias son las adecuadas. No hay que olvidar que siempre deben comprarse cachorros con más de dos meses, vacunados y tratados con algún tipo de producto antiparasitario.

Fotos y Vídeos

Cada vez hay más gente interesada en mantener a perros de esta raza, por lo que es habitual ver cómo los usuarios acceden a los buscadores con la intención de encontrar fotos de dóberman. Gracias a las imágenes instantáneas se pueden ver con total precisión todos los detalles que caracterizan a esta raza en concreto, de modo que los futuros cuidadores pueden hacerse una mejor idea del perro que va a mantener. Las fotos captan detalles imperceptibles a simple vista. Además, al ser completamente estáticas pueden verse cosas que de otro modo no podrían percibirse. Mediante los vídeos de dóberman es fácil percibir cómo se comportan las mascotas en su día a día, ya sea con las personas o con otros animales. A continuación os dejamos con las mejores imágenes y vídeos que hemos encontrado a lo largo de toda la red:

Como bien habéis podido ver en la parte superior se trata de un perro increíble. Las imágenes no hacen más que incrementar su elegancia.  Se mueven con destreza y agilidad. Corren a gran velocidad y no se cansan fácilmente. Su musculatura está bien remarcada y sus orejas se mantienen muy rígidas. Los vídeos demuestran que son perros familiares, que pueden convivir perfectamente con niños y con otras mascotas. Además, también en esas imágenes puede verse como hay diferentes tonalidades de color que pueden resultar muy llamativas para los que no conocen demasiado la raza.

Precio de los Cachorros

Una de las cosas más relevantes a la hora de comprar un dóberman en un lugar u otro es el perro, aunque en realidad no debería ser así. La mayoría de los usuarios se fijan mucho en cuánto vale un dóberman antes de adquirirlo, pero en realidad tendrían que fijarse más en la calidad del criador y en las condiciones de los padres que son datos mucho más relevantes. El precio de un dóberman puede cambiar de forma drástica en función de dónde sea comprado.

El lugar más caro son las tiendas de animales, donde un cachorro de esta raza puede constar hasta 1000€. Si bien es cierto que el precio es muy elevado, también hay ventajas de comprar un cachorro allí y es que va a ser entregado con todas las garantías. En caso de que suceda algo vas a tener un sitio en el que poder reclamar responsabilidades. Además, si te acercas a un establecimiento de confianza pueden ayudarte mucho a la hora de informarte sobre todos sus cuidados más básicos. Los centros de cría especializados o las criaderos de dóberman también son una muy buena opción. Allí los cachorros pueden costar entre 500€ y 700€. Además, un criador profesional ofrece tantas garantías como una tienda convencional. Por último está internet. En páginas de clasificados pueden encontrarse cachorros de dóberman por unos 300€, aunque hay que ir con mucho cuidado para que no os engañen. Viendo las tres alternativas, la mejor opción es la intermedia ya que combina precio estable y máxima confianza.

Cuidados del Dóberman

Como hay que hacer con todos los animales, antes de mantener a un perro de esta raza hay que leer mucho sobre los cuidados del dóberman para aprender todo lo necesario para mantenerlos en perfecto estado. El mantenimiento estético de este animal es muy fácil y no es para nada exigente, ya que al tener el pelo corto son fáciles de cuidar. Para que estén bien hay que realizar un cepillado semanal. Al tener el pelo corto no requieren ningún tipo de corte, pero sí hay que bañarlos cada dos meses para asegurar la correcta higiene de la mascota. Una de las cosas más importantes es cuidar sus orejas, dientes y ojos porque en esos lugares se acumulan muchas bacterias. Indudablemente deben llevar todas las vacunas para prevenir cualquier tipo de enfermedad. Para que estén siempre bien hay que fomentar el ejercicio y hay que mantener unos hábitos de vida saludables, por lo que deben alimentarse con un pienso de alta gama muy equilibrado para que no engorden ni adelgacen demasiado. Es recomendable llevarlos al veterinario unas dos veces al año para que les realicen revisiones para detectar cualquier tipo de dolencia a tiempo. Son perros fáciles de mantener que no necesitan cuidados especiales, pero hay que estar muy pendientes de ellos para asegurarse de que se encuentran en perfecto estado. Observar su comportamiento es el mejor modo de saber si una mascota está o no bien. Normalmente cuando algo va mal se muestran más apáticos y pierden el apetito. Si te gusta esta raza tanto como a nosotros te animamos a que indagues un poco más y sigas buscando productos especiales para esta raza en nuestra tienda de perros.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*