→ Visita nuestra tienda de 🐢 Accesorios para Reptiles 🐢

Dragón Barbudo

Dragón BarbudoEl dragón barbudo, conocido también como pogona, es un reptil de tamaño medio procedente de Australia. Su nombre científico es pogona vitticeps y hoy en día es muy habitual encontrarlo como mascota en muchas partes del mundo.

Los machos adultos pueden alcanzar en ocasiones hasta cincuenta centímetros de longitud, aunque más de la mitad de ellos pertenecen a la cola. Por norma general su piel escamosa presenta unos tonos cobrizos, aunque hoy en día existen muchas mutaciones de color. Disponen diversas pintas negras a lo largo del cuerpo. Su principal característica de la que toman nombre es la barba, que no deja de ser un conjunto de escamas más puntiagudas y punzantes.

Su parte delantera tiene forma triangular. En ciertas épocas del año como durante la reproducción, la barba de los machos se vuelve completamente negra a la vez que se hincha para llamar la atención de las hembras. Vamos a comentar algunas de las características del bragón barbudo, científicamente conocido como Pogona Vitticeps. Son animales originarios del continente australiano. Es fácil distinguir lo sexos, ya que los machos adultos pueden pesar mucho más que las hembras y tienen diversos poros femorales muy pronunciados sobre la musculatura.

Alimentación

La alimentación del dragón barbudo o pogona Vtticeps es omnívora, o sea, se nutren de insectos y vegetales. Cuando son jóvenes la proporción es del cincuenta por ciento mas cuando llegan a la edad adulta su dieta pasa a ser prácticamente únicamente vegetariana. Pueden comer grillos, saltamontes y vermes un máximo de un par de veces a la semana al tiempo que los vegetales han de estar a su predisposición las veinticuatro horas del día. Aunque cuando apenas son unas crías apenas comen alimentos derivados de la carne, poco a poco van cogiendo hábitos más vegetarianos hasta encontrar cierto equilibrio en su edad adulta. El dragón barbudo puede ser una mascota fácil de cuidar, ya que hoy en día existen alimentos especiales para ellos.

Les encanta comer todo tipo de insectos. Hasta los cinco meses deben ingerir grillos y cucarachas acordes a su tamaño, correctamente complementados con gusanos de la harina de forma ocasional. El alimento vivo se puede suplementar con calcio y vitaminas. Poco a poco hay que ir introduciendo las frutas y las verduras, aunque algunos ejemplares nunca llegan a aceptarlas. Asimismo el dragón barbudo incluye en la nutrición algún que otro reptil menor como lagartijas.

En cuanto a vegetales se les puede ofrecer canónigos, rúcula, diente de león, morera hojas y sus frutos, además de esto contiene mucho calcio y les agrada mucho. También les encanta los pétalos de rosas, flores de hibiscus o bien hibisco, repollo, zanahoria que tiene mucho caroteno. Cualquier fruta es buena también. La nutrición del dragón barbudo debe ser variada y sin ningún alimento que tenga toxicidad. Se recomienda evitar el fósforo y los oxalatos como lechuga, espinaca o bien tomate, con esto no afirmo que no los emplees, un tanto en ocasiones no es malo. Es necesario recordar que las pogonas, al igual que todos los reptiles de hábitos diurnos, necesitan rayos ultravioleta para sintetizar todas las vitaminas y para estabilizar el calcio, por lo que es necesario ofrecerles una luz apropiada para que no aparezcan problemas mayores con el paso del tiempo.

Dragón Barbudo Mascota

El dragón barbudo como mascota resulta ser un reptil simpático y sociable. Es bastante obediente y se deja manipular sin mayores inconvenientes si bien hay que tratarlo con suavidad a fin de que no se estrese. Es muy curioso y activo, sobre todo por el día puesto que son de costumbres diurnas. Si bien se trata de un animal pacífico es muy territorial. Es muy importante ofrecerles un lugar amplio como alojamiento para que puedan investigar todo lo que vayan encontrando a su alrededor. Las dimensiones del terrario también son relevantes para evitar problemas de territorialidad, ya que cada ejemplar suele querer tener tranquilidad en una zona del habitáculo. Las pogonas o son mascotas fáciles de domésticas, pero es una tarea que requiere mucha paciencia y dedicación. Hay que mantener un contacto prolongado y permanente con los animales sin llegar a ocasionarles ningún problema derivado del estrés. Es recomendable sostenerlo a una temperatura entre treinta y treinta y cinco grados centígrados en el día y entre veinte y veintitrés grados centígrados en la noche.

En cualquier caso no se debe dejar bajar la temperatura de los dieciocho grados centígrados ni se debe dejar que suba por sobre los cuarenta y tres grados puesto que el animal podría aun fallecer. Una curiosidad es que cuando desea guardar del calor, se aplana para recibirlo perpendicularmente a su cuerpo, cuando desea refrescarse, abre la boca para favorecer una mayor transpiración. En definitiva son unas mascotas obedientes y generalmente les agrada permanecer sobre sus cuidadores.  Si está criada en cautividad y se manipula desde pequeña no tiene porqué morder. Sino es mejor manipularla con guantes por si acaso, hasta que se acostumbre.

Los reptiles son cada vez más frecuentes en cautividad y muchas personas se preguntan cómo es el dragón barbudo como mascota. Pese a su apariencia ruda y descarada son animales exóticos de lo más dóciles que pueden convivir perfectamente en cualquier hogar. Los dragones barbudos son conocidos comúnmente como pogonas. Existen diversas especies, todas ellas procedentes de los desiertos australianos. El dragón barbudo es un animal increíble.

Una de las principales ventajas de esos animales es que su exportación desde el país de origen está totalmente prohibida, por lo que todos los ejemplares que se comercializan  hoy en día son nacidos en cautividad. Los dragones barbudos son animales muy sociables y tienen un lenguaje corporal muy complejo que les permite relacionarse con otros miembros de la especie. El movimiento más característico del dragón barbudo es agitar la cabeza.

Eso lo hacen principalmente los machos durante la época reproductiva para atraer a las hembras. Las pogonas no necesitan demasiado tiempo para acostumbrarse a sus nuevos propietarios. En cuestión de días pueden ser manipuladas con normalidad sin que surja ningún problema. En caso de adquirirlas cuando ya sean adultas el proceso puede ser un poco más lento. Los dragones barbudos son reptiles diurnos, por lo que necesitan radiación ultravioleta que puede proceder de bombillas compactas o fluorescentes. Además, el terrario del dragón barbudo debe contener una fuente de calor para que la temperatura nunca baje de los veinticinco grados.

Los dragones barbudos son reptiles de tamaño medio, por lo que sus instalaciones no tienen por qué ser desmesuradas. Sus características físicas los convierten en animales muy atractivos. Se alimentan básicamente de insectos, aunque existen piensos para pogonas que contienen todos los nutrientes necesarios para su óptimo desarrollo. Algunos ejemplares, especialmente los adultos, toleran también la ingestión de verduras. Aunque los dragones barbudos tienen un comportamiento de lo más dócil tampoco es conveniente manipularlos en exceso, ya que los cambios bruscos de temperatura pueden resultar nocivos para el dragón barbudo.

Terrario y Alojamiento

El alojamiento ideal para un dragón barbudo, al tratarse de un animal terrestre semiarborícola, es un terrario con más longitud que altura. Por esta razón, la longitud ha de ser de noventa centímetros por lo menos, la profundidad de treinta o cuarenta centímetros y la altura de cuarenta o cincuenta centímetros. Además tenemos que tener en cuenta que debe de estar bien ventilado y sellado adecuadamente para eludir fugas ya que el dragón barbudo es un gran escapista.

Aunque son animales desérticos en estado salvaje solo encuentran arena a su alrededor, en cautividad es conveniente emplear sustratos especiales pensados para los reptiles. Hay que dejar de lado la arena común recogida en el campo porque puede ser muy perjudicial. Para evitar problemas con los ejemplares más jóvenes se puede utilizar una base hecha con tiras de papel reciclado. No hay que utilizar sustancias que puedan ser ingeridas como la viruta. Para ello existen productos especiales con las mismas características pero que resulta completamente inofensivos para los animales exóticos. El dragón barbudo es una mascota fácil de cuidar en cautividad.

De ser más de un animal, se deben acrecentar sensiblemente las dimensiones del terrario para eludir la superpoblación y asegurarnos de que cada individuo cuenta con una zona que puede estimar como suya, ya que tenemos que tener en cuenta que son territoriales y si adoptamos un macho con varias hembras no pasa nada pero si por el contrario tenemos varios machos con pocas hembras puede ser peligroso. Si el habitáculo se halla en una habitación poco alumbrada a lo largo del día, se debe complementar la iluminación del dragón barbudo con una lámpara o bien spot, que además de esto pueden asistir a brindar más temperatura en invierno. El dragón barbudo necesita calor continuado.

A lo largo de la noche no debe quedar ninguna luz incandescente blanca perceptible, en tanto que causa mucho estrés a las mascotas. El fotoperíodo ha de ser de doce horas. La luz debe correr al cargo de cilindros singulares para reptiles con rayos de Uvb y Uva.  El fotoperiodo habría de ser de entre diez a doce horas cada día de luz. La calefacción va a correr al cargo de focos de luz de incandescencia o bien infrarrojos. Como ya se ha comentando de antemano se debe poner tantos focos como pogonas convivan. El agua se proveyera con un pulverizador, dos o bien tres veces a la semana, puesto que las pogonas toman del rocío del campo. Es conveniente dejarle un recipiente con agua limpia a fin de que tomen sus baños que les son buenos para la muda de piel.

  1. El dragón barbudo es uno de mis reptiles favoritos. Siempre he querido tener uno. Nada más tenga el espacio suficiente seguro que me atrevo a adquirir a un ejemplar. Buena información en el artículo. ¡Gracias!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*