→ Visita nuestra tienda de 🐹 Accesorios para Roedores 🐹

Koala

KoalaEl koala es un marsupial de tamaño medio con costumbres arborícolas que se mueve con lentitud por gran parte de Australia. Es conocido científicamente como Phascolarctos cinereus. Su actividad diaria es realmente baja y pasan gran parte del día durmiendo. Son de apariencia muy similar a los osos de peluche, pero en realidad no mantienen ningún tipo de relación genética con el género ursus.

Las hembras mantienen a las crías recién nacidas en el marsupio durante unos seis meses, momento en el que salen y se agarran a la espalda de la madre para pasar allí en torno a un año. A los koalas les gustan tanto los árboles que apenas bajan de ellos. Normalmente se mueven por los grandes bosques de eucaliptos que crecen en Australia, ya que se alimentan exclusivamente de sus hojas. El cuerpo del koala se ha adaptado para vivir sobre los árboles. Tienen unos dedos oponibles muy fuertes que les permiten mantenerse cómodamente y sin ningún tipo de problema sobre las ramas más altas.

Son animales tranquilos que pueden dormir más de dieciocho horas al día, siempre adheridos a los árboles más altos. Durante el tiempo en el que no duermen comen sin parar las hojas de eucalipto que van encontrando a su alrededor. Comen muy a menudo por la noche. No beben demasiada agua, ya que se hidratan con los líquidos que contienen sus alimentos. Cada koala come mucho en realidad. Un ejemplar adulto puede ingerir más de un kilogramo de eucalipto de forma diaria. En ocasiones almacenan las hojas en las cavidades que poseen en sus mejillas. El sistema digestivo del koala es realmente extenso y complejo, lo que les permite descomponer correctamente la celulosa de las hojas del eucalipto. Además, su cuerpo está preparado para que el veneno que poseen esas hojas no les afecte de ningún modo. En torno al año 1925 los koalas fueron cazados de forma indiscriminada y su población se vio gravemente disminuida. Sin embargo, gracias a los programas de reintroducción todavía pueden verse en estado salvaje aunque solamente de forma dispersa. Son animales que necesitan mucho espacio. Un ejemplar adulto necesita para él solo unos cien árboles, lo que supone todo un problema porque los bosques australianos están disminuyendo considerablemente.

Características

Conocer las características de los koalas es fundamental para entender mejor a la especie. Los koalas poseen molares, premolares, diastema, caninos e incisivos. Pueden alcanzar un tamaño total de 75 centímetros, aunque suelen ser algo más pequeños. Tienen un cuerpo robusto cubierto por una espesa capa de pelaje grisáceo que es muy suave al tacto. Tienen unas orejas redondeadas y una cabeza generalmente grande. Las extremidades posteriores de los koalas son bastante cortas y poseen unos pies especialmente grandes acabados en cinco dedos. Las extremidades anteriores también tienen cinco dedos, pero dos de ellos están contrapuestos a los otros tres para mejorar la adhesión a los árboles. Cada dedo termina en una garra fuerte que se ancla con avidez a las ramas.

En las patas traseras dos dedos están fusionados para formar una especie de gancho que les permite librarse de los parásitos. La esperanza de vida del koala es un tema muy interesante. Las hembras salvajes pueden vivir unos 15 años en su entorno natural, mientras que los machos apenas superan los 10 años porque se ven inmersos en muchas peleas. En estado salvaje suelen vivir bastante menos, ya que hay datos de koalas cautivos que han vivido más de 19 años. Los koalas han adaptado su dentadura a su alimentación estrictamente herbívora. Sus incisivos están muy afilados y les permiten cortar fácilmente las hojas de los árboles.

El koala es un animal arborícola que se ha adaptado a la vida en los bosques de eucaliptos que inundan el este de Australia. Su hábitat natural es poco complejo, ya que solo necesitan esos árboles para poder sobrevivir. Se mueven por entornos con un clima más bien cálido, pero hay ejemplares que viven en zonas más tembladas que se vuelven más grandes y presentan un pelaje más espeso y oscuro. Esas son las adaptaciones más generales de la especie, pero hay otras delimitadas por el área de origen. En Victoria los machos pesan unos 15Kg,  mientras que las hembras se mantienen en torno a los 11Kg de peso. Por norma general el peso medio de esos animales es más bajo ya que los machos suelen pesar unos 12Kg y las hembras unos 9Kg. Por otro lado se encuentran los koalas de Queensland, que suelen tener un tamaño más pequeño.

En esa zona los machos pesan unos 9Kg y las hembras poco más de 5Kg. Esos cambios se deben a la fertilidad del territorio. Queensland es un área con escasez de alimento y con un clima más seco, mientras que Victoria es una área muy fértil y repleta de vegetación. Distinguir un koala macho de una hembra solo por el tamaño es inviable, ya que podrían encontrarse en etapas o edades diferentes. Los machos poseen una bolsa testicular. Además, poseen una glándula que desprende olor en la zona del pecho. Por otro lado, las hembras sin inconfundibles gracias a su bolsa marsupial. Los machos tienen la nariz más curvada.

Hábitat Natural

El koala es un animal que se mueve por un hábitat natural muy limitado, ya que se ven obligados a vivir en entornos con muchos eucaliptos porque es de lo que se alimentan. Las poblaciones de koalas que se alejan de las áreas de distribución apropiadas no proliferan y van desapareciendo poco a poco. La mayoría de los koalas viven en la parte este de Australia, aunque algunos poblaciones se extienden también hacia el norte y hacia el sur. La zona en la que viven los koalas se ve claramente condicionada por el alimento del que se sustentan. El número de koalas  que viven hoy en día en estado salvaje va disminuyendo poco a poco porque los bosques de eucaliptos están desapareciendo a una velocidad vertiginosa. En las áreas en las que viven los koalas llueve bastante a menudo y el clima es más bien cálido. El terreno y el paisaje no importan demasiado porque son animales que apenas bajan a la superficie ya que viven prácticamente todo el tiempo entre las ramas de los árboles.

Modo de Vida

El koala es un animal con unas características muy peculiares. Son animales que viven en los árboles y suelen moverse de noche, por lo que han adquirido unas costumbres únicas. No se encuentran para nada cómodos en el suelo y suelen desplazarse de árbol en árbol. Solo bajan a la superficie de la tierra  si resulta estrictamente necesario. Su cuerpo no está hecho para andar por el suelo y cuando tienen que hacerlo se mueven a gatas de una forma bastante torpe. Solo comen hojas de eucalipto y por tanto su organismo no consigue demasiada energía. Por ese mismo motivo para conservar toda la energía posible son capaces de dormir hasta veinte horas diarias, incluso más que los osos perezosos.

En estado salvaje sus principales depredadores son las lechuzas, las águilas, los halcones, los varanos, los dingos y grandes serpientes como las pitones. Durante las épocas de sequía los incendios también pueden acabar con poblaciones enteras de koalas. Son animales que recogen las hojas con los incisivos superiores e inferiores, para luego masticarlas con vehemencia.  El hueco que poseen entre las muelas y los incisivos les permite mover el alimento de un lado al otro con la lengua sin hacerse daño. Son exigentes a la hora de escoger su comida.

Para ello extienden las manos y cogen con cuidado las hojas que han elegido. Luego la huelen y las mastican. Tras crear una especie de papilla la ingieren con facilidad. Las muelas de cada koala tienen una forma especial que hace que troceen la comida sin triturarla del todo. De esa forma se consigue retirar casi toda la humedad de los hojas, destruyendo completamente las fibras y facilitando mucho la digestión. Las hojas de eucalipto no son demasiado nutritivas para otros animales, pero los koalas son capaces de extraer diferentes nutrientes como lo son los azúcares, el almidón, las proteínas y las grasas. La digestión de estos marsupiales es bastante larga, ya que tienen que extraer toda el agua de las hojas para aprovechar al máximo el alimento.

El eucalipto es un alimento poco energético, por ese motivo el koala se mueve muy poco por norma general. Los koalas tienen un apéndice muy extenso que puede medir más de dos metros y medio. En él las bacterias digieren las fibras y crean una especie de fermentación para eliminar los componentes tóxicos de las hojas del eucalipto.  El metabolismo del koala es realmente lento y eso hace que puedan almacenar la comida durante bastante tiempo. Las personas se han convertido en todo un problema para esos animales ya que son a menudo atropellados por los coches.

Enfermedades del Koala

Los koalas son animales susceptibles a sufrir una gran variedad de patologías en estado salvaje. Eso ha hecho que su población natural se vea significativamente disminuida. El sistema inmune del koala es bastante débil y básico, lo que hace que sufran muchas enfermedades especialmente de ámbito respiratorio. Algunos koalas padecen también enfermedades digestivas y urogenitales que en muchos casos causan esterilidad. Entre las enfermedades de los koalas más comunes se encuentran el cáncer, la atrofia muscular, las úlceras de estómago y la deshidratación. Su gran actividad durante la reproducción hace que se vean más propicios a padecer patologías durante la época de apareamiento. Como los koalas son animales bastante solitarios no es demasiado frecuente que haya plagas de patógenos que se transmitan de unos individuos a otros, lo es muy favorecedor a la hora de evitar grandes pandemias porque de ahí podría surgir toda una catástrofe.

Hay koalas susceptibles a padecer problemas relacionados con el estrés. Muchos ejemplares sufren infecciones. Además, hay individuos que sufren graves infestaciones parasitarias. Cuando un koala es anciano puede sufrir problemas en los dientes al masticar continuamente las hojas de los eucaliptos. En esas etapas también pueden sufrir pérdida de visión y pueden perder movilidad. Se estima que durante los últimos cinco años ha desaparecido casi la mitad de la población de los koalas. Hay especialistas en la materia que aseguran que en unos treinta años habrán desaparecido por completo de su hábitat natural. Eso es debido a que todas las medidas que se están tomando actualmente para protegerlos no son suficientes. Por ese motivo son cada vez más frecuentes las sueltas controladas de ejemplares criados en cautividad especialmente para ese mismo propósito.

Los Koalas en Cautividad

Hoy en día se pueden ver koalas en diversos zoos a lo largo de todo el mundo. El primer koala que fue mantenido en cautividad fue capturado en el año 1920 y fue llevado al Koala Park situado en Sídney. Al principio eran muy populares en los parques zoológicos de Australia, pero no demasiado en el resto del mundo porque resultaba complicado conseguir todo el eucalipto que necesitaban para sobrevivir. En España viven hoy en día tres koalas que están instalados en el zoológico de Madrid. Son una hembra llamada Caloundra y dos machos conocidos como Bengero y Zoar. El primer koala que llegó a nuestro país para ser mantenido de forma permanente permaneció en el zoo desde el año 2001 hasta el 2005, cuando fue trasladado a otro zoo de Bélgica llamado Planckendael. Los machos suelen mostrar su jerarquía en cautividad y en ocasiones son un poco ariscos.

Vida Sobre los Eucaliptos

Son animales que pasan casi todo el tiempo sobre los árboles, por lo que son trepadores muy hábiles. Tienen un cuerpo pequeño y compacto con las extremidades proporcionalmente largas que les permiten acceder hasta todas las ramas. Pueden balancearse para acceder hacia las zonas más apartadas. Cuando quieren subir a los árboles saltan con torpeza y se sujetan de la corteza para posteriormente trepar con sumo cuidado. Suben y bajan de los árboles siempre del mismo modo, con la cabeza hacia arriba. Es decir, cuando bajan lo hacen de espaldas. Suben y bajan lentamente porque únicamente emplean una extremidad para empujarse. Solo descienden de un árbol para subir a otro, por lo que apenas se mueven por el suelo. Eso es debido a que en la superficie se encuentran la gran mayoría de depredadores y es allí donde son más vulnerables. Cuando se mueven normalmente utilizan primero la pata derecha para verse seguidos por un movimiento del pie izquierdo. En raras ocasiones aceleran el paso, pero cuando corren mueven las manos y los pies al mismo tiempo. Cuando están en los árboles se muestran más tranquilos.

Al llegar el atardecer se muestran más nerviosos y se mueven mucho por la noche. Las condiciones meteorológicas pueden alterar el comportamiento de los koalas. Algunos individuos permanecen más tiempo en el suelo que otros y eso se debe principalmente a las condiciones territoriales. Un koala puede permanecer inmóvil sobre una misma rama durante mucho tiempo. Cuando duermen se adhieren a horcajadas para no caerse. En los días en los que hace mucho viento forman una bola con su cuerpo para no caerse.

Comportamiento Social

Las agrupaciones de koalas se organizan y se comunican a través de unos mecanismos muy complejos que les permiten establecer relaciones sociales. Son solitarios, pero aún así se organizan en poblaciones que generalmente permanecen estables en una misma zona. El orden es esencial para que no surjan problemas entre los distintos grupos. Cada koala establece su propio territorio cuyo tamaño puede variar en función de la posición social, de la edad y del sexo. En ocasiones los koalas luchan por un mismo territorio, sobre todo si hay hembras de por medio. Una población estable es aquella que mantiene un equilibrio entre árboles y número de ejemplares. Algunos individuos permanecen en su zona de origen durante toda la vida. Esos ejemplares solo cambian de sitio cuando su territorio se ve alterado. Lo que sí que hacen es cambiar de árbol para comer o para buscar refugio.

Cuando una población está correctamente establecida el territorio de un individuo suele delimitar con el de otro. Los machos suelen buscar a varias hembras a su alrededor. Los koalas jóvenes suelen emigrar para buscar un lugar en el que pasar toda su vida. Al principio consideran el lugar de nacimiento como propio, pero si no hay suficiente espacio alrededor se ven obligados a buscar un nuevo sitio en el que pasar el resto de su vida. Los machos suelen ocupar más espacio que las hembras. Hay árboles prohibidos para que se asienten los koalas en todas las áreas, ya que de ese modo se consigue regular y equilibrar la población. Los ejemplares más jóvenes permanecen normalmente en las zonas periféricas. Si un koala muere su territorio es legado a otro miembro de su especie. Cuando los koalas tienen un año y medio se les obliga a buscar su propio territorio, abandonando normalmente a sus padres. Al buscar una nueva zona en la que vivir no les sirve un área vacía, sino que suelen buscar zonas en las que ya haya otros koalas. Esas emigraciones son muy favorables para la especie porque fomentan el intercambio genético.

Hoy en día la emigración de los koalas se hace bastante complicada porque sus hábitats se encuentran desfragmentados a consecuencia de la acción humana. La comunicación de los koalas es realmente curiosa. Son animales que emiten una gran diversidad de sonidos muy estridentes que les permiten comunicarse a largas distancias. Tanto los machos como las hembras gritan de forma vehemente cuando se asustan. Ese sonido suele ir acompañado de temblores. Los machos suelen emitir una especie de ronquido para determinar su posición social. Antes de luchar suelen demostrar su estrado en la población mediante sonidos. Las hembras no hacen tantos sonidos como los machos

Reproducción

El koala alcanza la madurez sexual a partir del año y medio de edad, pero no suelen aparearse hasta que no tienen por lo menos tres años. Las hembras son maduras antes que los machos. No se sabe muy bien si las hembras buscan a los machos o al contrario. Normalmente depende de la jerarquía social de cada individuo. Los machos dominantes tienen que mantener su posición en todo momento. El periodo reproductivo se extiende desde septiembre hasta marzo, pero ese tiempo puede variar en función de la región en la que vivan. Las crías de un año son todavía lactantes y no se apartan de sus madres. Durante la estación reproductiva los koalas son más activos y los machos suelen mostrarse más agresivos. Es frecuenten que hieran a las hembras con sus garras.

La gestación de un koala dura solo treinta y cinco días, algo impensable para un mamífero de ese tamaño. Las crías se arrastran hasta la bolsa marsupial. Nacen ciegas sin pelo y muy poco desarrolladas. De hecho, pueden pesar pocos gramos y apenas miden unos tres centímetros. Dentro del marsupio hay un músculo que evita que puedan caer. Allí pasan unas siete semanas bebiendo leche y creciendo. Suele nacer un bebé en cada parto y normalmente la cría tiene lugar en la época estival. En torno a las veintidós semanas de vida abren los ojos y empiezan a asomarse fuera de la bolsa. Alrededor de las treinta semanas empiezan a comer una especie de papilla que produce la madre. Eso lo hacen para ir adaptándose a su nueva dieta que serán las hojas de eucalipto. Cuando crecen un poco salen del marsupio pero están pegados siempre a la madre.

Los koalas bebé aprenden entonces a arrancar hojas, a olisquearlas y poco a poco empiezan a comerlas. Sin embargo, siguen bebiendo leche hasta que tienen más de un año de edad. Como entonces ya son grandes las crías tienen que sacar la mama de la madre de la bolsa marsupial para poder acceder a la leche. En el momento que comen hojas crecen más rápidamente y van cogiendo mucho peso. Las madres llevan a las crías a la espalda a todos lados. Sobre los doce meses las crías son capaces de valerse por ellas mismas. En ese momento la hembra reproductora puede volver a tener descendencia. Si vuelve a nacer un nuevo bebé koala la madre dejará de lado a su otra cría, aunque normalmente permanecen cerca durante un tiempo más hasta que emigran. Sin embargo, las hembras ahuyentan a sus crías en torno a los dieciocho meses como máximo.

La reproducción de los koalas en cautividad fue al principio complicada porque los ejemplares mantenidos en los parques zoológicos no terminaban de adaptarse a su entorno. Sin embargo, con el paso del tiempo y con la mejora de sus condiciones vitalicias empezaron a nacer los primeros individuos y hoy en día ya es algo de lo más frecuente. De hecho, muchos centros de cría a lo largo de todo el mundo promueven la cría del koala en cautividad para intentar frenar su desaparición en el medio salvaje mediante la reintroducción de algunos ejemplares específicamente seleccionados para tal propósito.

Evolución de los Koalas

El koala es un marsupial que pertenece al orden de los Diprodontia y al suborden de los Vombatoidea, grupo que además incluye a otros animales curiosos como lo son los wombats. Se han encontrado fósiles familiarizados con los koalas que datan de hace más de 25 millones de años. Sin embargo, existen muy pocas muestras y la mayoría de ellas están incompletas. En concreto había tres géneros conocidos como LitokoalaMadakoalaPerikoala que se presupone que también habitaban sobre los árboles.

Su apariencia era bastante similar a la del koala y también se alimentaban de hojas, aunque todavía no se sabe si se alimentaban exclusivamente de eucalipto. Por aquel entonces se estima que había pocos ejemplares de esas especies, de ahí que se hayan encontrado tan pocos fósiles. Eso era debido a que había muy pocos árboles de los que alimentarse. Sin embargo, con el tiempo hubo una glaciación y una aproximación del continente hacia el ecuador, lo que hizo que el territorio se secara considerablemente. Entonces empezaron a aparecer muchos más árboles, lo que hizo que los koalas y sus ancestros pudieran desarrollarse mucho mejor. Algunos expertos aseguran que los eucaliptos y los koalas evolucionaron a un mismo tiempo durante millones de años.

Relación del Koala con el Hombre

Los koalas han cohabitado con las personas en muchas ocasiones a lo largo de la historia. Los primeros contactos tuvieron lugar con los indígenas australianos, pero ellos solo los veían como a otros animales convencionales. Sin embargo, los primeros colonos si sintieron curiosidad por esos increíbles seres con apariencia de osezno por lo que no tardaron mucho en empezar a cazarlos de forma indiscriminada para hacerse con su pelaje. En la acutalidad el koala es considerado un símbolo nacional de Australia. Ahora vamos a profundizar un poco más en las tres etapas claramente diferenciadas:

  • Aborígenes: los indígenas australianos cazaban a los koalas por su carne y por su piel, al igual que hacían con otros muchos animales que iban encontrando en su entorno. En algunas regiones se popularizó una leyenda oral que describía a los koalas por su aspecto físico. En algunas comunidades se usaba frecuentemente como símbolo totémico. La gente con un koala como tótem no podía agredir a ningún ejemplar de la especie.
  • Colonización europea: los colonos sintieron mucha curiosidad al ver a los koalas y por ese motivo la población de animales fue diezmada desde el año 1788. En muy poco tiempo los europeos mataron a más de cien mil ejemplares, principalmente por quedarse con su piel que era muy solicitada a nivel mundial. Sobre el año 1919 el gobierno australiano permitió la caza de los koalas por un periodo de seis meses, periodo en el que se liquidaron más de un millón de ejemplares. Eso produjo protestas públicas y con el tiempo se convirtieron en animales protegidos. Sin embargo, se seguían cazando ilegalmente. En 1924 se extinguieron en la parte del sur de la isla. En 1927 el gobierno permitió de nuevo la caza del koala y en apenas un mes murieron 800.000 ejemplares más. Sin embargo, a partir de 1930 se empezaron a volver a proteger y finalmente en 1937 el koala se convirtió en una especie completamente protegida y su caza de declaró ilegal.
  • Actualidad: hoy en día el koala es un emblema nacional australiano y se trata de una especie conocida a nivel mundial por su aspecto tan poco común. A partir del siglo XX aparecieron muchos dibujos animados en los que los protagonistas eran koalas y eso los popularizo muchísimo. Actualmente son una especie protegida, amada por los australianos y que despierta la curiosidad del resto del mundo.

Estado de Conservación y Amenazas

Hasta no hace tantos años la piel de los koalas estaba muy cotizada y por eso eran cazados indiscriminadamente. Eso hizo que el número de ejemplares disminuyera significativamente. Pese a que ahora mismo están protegidos se estima que en torno a 5.000 ejemplares mueren cada año al acercarse a las zonas urbanas. Esas muertes normalmente están relacionadas con accidentes de tráfico. Vamos a hablar un poco de la situación de los koalas en los diferentes estados australianos. En Queensland el koala era comun en el año 1995, pero hoy en día ha sido casi exterminado por la caza ilegal y está realmente amenazado. En Nueva Gales del Sur siempre ha sido un animal escaso, por lo que hoy en día solo quedan poblaciones aisladas.

En Victoria no existía en la antiguedad, pero actualmente sí está muy presente. Por último, en Australia del Sur siempre fue un animal escaso y hoy en día apenas quedan unas pocas poblaciones en Adelaida Hills y en la Isla Canguro. Los koalas no pueden sustentarse por ellos mismos hoy en día, por eso tienen que ser altamente protegidos y vigilados por los especialistas. Las zonas elegidas para crear nuevas poblaciones tienen que tener amplias extensiones de eucaliptos y deben estar apartadas de la civilización. Sin embargo, uno de los principales problemas que existen actualmente es que cerca delo 75% de los koalas viven en terrenos privados y eso dificulta su control. Según la Asociación Australiana del Koala si no se toman medidas radicales los koalas podrían extinguirse sobre el año 2075. Los koalas que se expandieron hacia la Isla Canguro proliferaron muy rápidamente y eso perjudicó tanto a otros animales como a la subsistencia de los propios eucaliptos.

Por ese motivo se han llevado a cabo numerosos programas de traslado de la población, aunque esos procesos no han cuajado demasiado bien. El desarrollo de las personas ha hecho que el número de koalas descienda. En esos también han influido los incendios forestales y el calentamiento global. Se estima que actualmente viven unos 70.000 koalas en toda Australia. En 2006 la comisión científica de especies amenazanas no quiso incluir al koala en la lista de especies vulnerables alegando que todavía quedaban demasiado ejemplares en libertad, aunque la realidad está muy alejada.

Esperanza de Vida

¿Cuánto viven los koalas? Esa pregunta es bastante frecuente entre los aficionados y la verdad es que la respuesta puede variar en función de varios factores claramente diferenciados. En primer lugar hay que distinguir si los koalas viven en cautividad o en la naturaleza. En estado salvaje si el hábitat natural de los animales se encuentra en perfecto estado el promedio de vida de un ejemplar adulto es de unos diez años, pero si el entorno está desgastado o dañado no suelen vivir demasiados meses. Eso pasa especialmente en las zonas urbanas, ya que tanto los coches como los animales domésticos exterminan a los koalas muy a menudo. Los machos suelen vivir menos que las hembras principalmente porque se involucran muy a menudo en peleas, especialmente en el periodo reproductivo. Eso también se debe a que se mueven mucho más que las hembras y se enfrentan a más peligrosos.

Uno de los motivos por lo que esos animales no viven demasiado es porque sus dientes se desgastan muy a menudo de morder tanto las hojas de los eucaliptos, lo que puede hacer que fallezcan de hambre. En cautividad todo es diferentes. Los koalas cautivos no sufren los peligros convencionales y están monitorizados en todo momento por los servicios veterinarios, lo que hace que vivan muchos años más. En los zoológicos no tienen que viajar para buscar alimento y nunca les falta de nada. Hay datos de una hembra llamada Sarah que vivió veintitrés años en el santuario de Lone Pine, situado en Queensland. Ese ejemplar está incluído en el Libro Guinness de los Récords. El macho más longevo vivió en Tokio y murió a los veintidós años de edad.

Preguntas Frecuentes

  • ¿El koala está en peligro de extinción?
  • La fundación del koala australiana dice que se trata de un animal vulnerable que se encuentran cada vez menos en su hábitat natural. Hace no demasiado tiempo existían millones de ejemplares y hoy en día apenas hay unos 70.000. Si el declive continúa así el koala será determinado como animal en peligro de extinción.
  • ¿Se pueden mantener koalas como mascotas?
  • La respuesta es no. En ningún lugar del planeta está permitido y es completamente ilegal mantenerlos, incluso para los habitantes de Australia. Solo pueden ser mantenidos en los parques zoológicos.
  • ¿De dónde procede la palabra koala?
  • Se cree que la palabra koala significa no bebe en una lengua aborigen. Eso se debe a que por norma general la gran mayoría de los koalas no beben porque tienen más que suficiente con el líquido que consiguen a través de las hojas de los eucaliptos. En ocasiones se ven algunos individuos bebiendo en charcas poco profundas. El nombre koala aparece de diferentes formas en las lenguas de los aborígenes como pueden ser koolah, kaola, karbor, colo y colah.
  • ¿Cuántas horas duermen los koalas?
  • Cada ejemplar puede dormir entre 19 y 23 horas diarias. El eucalipto es un alimento poco nutritivo y se mueven muy poco para conservar la energía. Además, el proceso digestivo es muy pesado y necesitan ahorrar todo el potencial posible para conseguir todos los componentes de las hojas.
  • ¿Los koalas tienen el marsupio al revés?
  • El marsupio de los koalas está instalado en el abdomen de las hembras y la abertura está situada mirando hacia el exterior de una forma curvada. En realidad no está al revés, pero cuando la cría saca la cabeza puede parecerlo.
  • ¿Cómo se conoce a un grupo de koalas?
  • En realidad no hay un nombre en concreto para designarlos debido a que son animales generalmente solitarios. Cuando en un área hay muchos individuos se conoce que conforman una población o una colonia, por lo que podría utilizarse cualquiera de esos términos.
  • ¿Los koalas se drogan con el eucalipto?
  • La respuesta es no. Se ha extendido una leyenda popular en la que se comenta que los koalas se drogan con el intenso olor de las hojas de eucalipto, de ahí que pasen tantas horas durmiendo. Sin embargo, eso no es verdad. Duermen más que otros animales porque su alimento contiene toxinas y es una comida muy fibrosa, por lo que digerirla es complicado y necesitan mucha energía para ello.
  • ¿Cuántas especies existen?
  • Hay una sola especie, aunque existen variaciones en función de la zona en la que vivan. En algunas áreas los koalas son más pequeñas y en otras más grandes, de ahí que pueda parecer que son variedades distintas. Sin embargo, dentro de la especie sí existen tres subespecies que son Phascolarctos cinereus vencedorCinereus cinereus phascolarctos y Phascolarctos cinereus adustus. Esa clasificación taxonómica es debida a que hay algunas diferencias físicas, aunque no son demasiado notables. Algunos tienen el pelo más grueso, otros más oscuro y otros difieren en tamaño.
  • ¿Los koalas huelen a caramelos para la tos?
  • Aunque parezca increíble, hay gente que asegura que los koalas huelen a los típicos caramelos utilizados para calmar el dolor de garganta. Sin embargo, no siempre es así. Los machos adultos suelen oler a almizcle, pero los ejemplares más jóvenes sí pueden oler a eucalipto.
  • ¿Cómo se comunican?
  • Los koalas emiten diferentes sonidos para comunicarse. De hecho, en muchas ocasiones gritan para poder relacionarse con los individuos que se encuentran a cierta distancia de ellos. Normalmente emiten sonidos más estridentes cuando se ven amenazados.

El Koala es otro animal que se encuentra en peligro de extinción, son animales muy bonitos que por su similitud a pequeños osos de peluche causan especial cariño entre los seres humanos. Este animal que llega a alcanzar longitudes próximas a 1 metro esta recubierto por un pelo espeso de color gris, su cabeza es grande y redonda, las orejas son redondeadas y están cubiertas de pelo.

Los pies son grandes, y al igual que en los seres humanos cada mano tiene cinco dedos donde dos de ellos son opuestos a los otros tres, cada dedo al final del mismo posee una garra grande. En las patas traseras a diferencia de las delanteras no tiene garras, son mas rechonchas y fuertes.

Datos científicos:

Nombre Científico: Plascolarctos cinereus.
Nombre común: Koala.
Género: Phascolarctos.
Familia: Phascolarctidae.

Es fácil de observarlo en los bosques de eucaliptos en el este de Australia donde come las hojas y las yemas de los arboles de una manera relajada, de una forma similar a la de los perezosos. A modo general podemos decir que si el koala vive en lugares menos calurosos es mas grande y el color del pelo suele ser mas oscuro.

El peso de los machos es mucho mayor que el de las hembras, mientras que las hembras pesan entorno a 8 kg los machos llegan a pesar entorno a los 12 kg. Son animales nocturnos por lo que poseen buenas facultades auditivas, aunque la vista no es demasiado buena. Duermen encima de los arboles entorno a 20 horas algo que sinduda facilita a sus depredadores, entre ellos las lechuzas, las águilas, los buitres y las serpientes de pitón su caza.

El hábitat adecuado para su desarrollo son los bosques donde predominen los eucaliptos, ya que son sus arboles favoritos, así como lugares con abundantes precipitaciones. El koala necesita una ingesta diaria de entre 200 y 400 gramos de hojas para su alimentación, así como frutos variados.

Koala Australiano

De todos los animales que tenemos en peligro de extinción el koala tal vez, es uno de los más populares y también de los más queridos por el ser humano. Los koalas pertenecen a la rama de los marsupiales y son originales de Australia. En este país, junto con los canguros, forman la especie más popular del hábitat natural que define al mismo. No obstante, también podemos encontrar otras muchas especies bonitas que no están en peligro de extinción al menos por ahora.

El koala es un animal pacífico que está durmiendo la gran mayoría de su tiempo. Muchas personas consideran que observar o estar pendiente de un koala es muy aburrido, ya que este animal no hace gran cosa con su tiempo. No obstante, hay muchas otras personas que consideran que ver a un koala es lo más tierno que pueden observar.

Los koalas pueden estar comiendo hasta cinco horas seguidas y duermen unas catorce horas al día por tanto, ya puedes imaginar lo poco que hacen. Sin embargo, a modo de observación, resulta muy interesante ver a las madres koalas como cuidan a sus pequeñas crías y el interés que les ponen para que estén cobijadas y bien cuidadas siempre.

¿Por qué los koalas están en peligro de extinción?

Los koalas tienen una piel y un pelo grueso que resulta casi perfecto por tanto, esto ha servido para que muchos equipos de cazadores se hayan percatado del dinero que podrían generar con ello y es una de las grandes razones que ha provocado el peligro de extinción de los koalas.

El intervalo entre los años 1919 y 1930 fue crucial para los koalas ya que en esa época hubo grupos de cazadores por toda Australia que se dedicaron a asesinar a los animales para conseguir de ellos su pelaje y así, poder hacerse millonarios con las ventas. Los koalas desde entonces están muy bien mirados y las protectoras de animales tienen mucha consideración con ellos hasta el punto de condenar a aquel que quiera hacerles daño.

Por otro lado, los koalas son muy dados a tener múltiples enfermedades y ello también ha sido una causa importante de la alarmante extinción que se está dando. La mayor parte de koalas se encuentra en Australia lógicamente en cambio, también podemos encontrarlos por los zoológicos de distintas partes del mundo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*