→ Visita nuestra tienda de 🐹 Accesorios para Roedores 🐹

Ornitorrinco

OrnitorrincoEl ornitorrinco es un mamífero semiacuático originario de Australia, conocido científicamente como Ornithorhynchus anatinus. Junto a las cuatro especies de equidna forman el orden de los monotremas, compuesto únicamente por mamíferos que ponen huevos. Es conocido en muchos lugares como platipo. Posee un pico córneo al igual que reptiles como las tortugas y que muchos pájaros.

Es uno de los animales más extraños del mundo y al ser descubierto por los naturalistas europeos causó una gran confusión. Algunos incluso creyeron que se trataba de una falsificación, ya que es un animal que posee cola de castor, patas de nutria y un pico similar al de los patos. Los machos poseen un espolón que inyecta veneno, siendo uno de los únicos mamíferos que se defienden con sustancias tóxicas. Es un animal que se utiliza en numerosos estudios de la biología evolutiva. Además, se ha convertido en uno de los emblemas de Australia. Tal es así que aparece en el dorso de algunas monedas.

El ornitorrinco anteriormente ha sido un animal perseguido por su piel, pero actualmente está protegido. Su reproducción en cautividad es escasa y se encuentra en peligro a consecuencia de la destrucción de su hábitat natural. Se trata de un animal que tiene una cabeza pequeña y aplanada, muy similar al pico de un pato. Los orificios nasales se encuentran en la parte superior. Sus ojos son pequeños y pueden ser cerrados a su voluntad. Tienen la mandíbula recubierta de una piel muy delicada que forma una especie de escudo. El pico actúa a modo de filtro, ya que separa los alimentos del agua. La comida se acumula en las bolsas maxilares que se esconden a ambos lados de la cabeza. Luego el alimento es masticado con tranquilidad. El cuerpo del ornitorrinco recuerda rápidamente al de un castor o al de otros mamíferos acuáticos como las nutrias. Tienen las patas muy cortas, con dedos unidos mediante membranas natatorias que les permiten desplazarse rápidamente y con agilidad por el agua. Los dedos de la parte delantera sobresalen un poco de la membrana para poder manipular con más facilidad todos los objetos que van encontrando en su camino. Las patas posteriores están volteadas hacia atrás, recordando así a la posición que adoptan las focas. Poseen una cola muy ancha y plana que se corta de forma abrupta. Tienen una marca blanca cerca de los ojos. Antes de continuar con los ornitorrincos, si te gustan tanto los animales como a nosotros te recomendamos que visites estas secciones:

  • Rascadores para Gatos
  • Camas para Perros
  • Pienso para Perros
  • Collar Scalibor
  • Pajareras

El pelaje de los ornitorrincos está compuesto por cabellos gruesos de colores cobrizos con reflejos plateados. Poseen una lanilla similar a la de las focas de un color grisáceo. Las patas son de color rojo oscuro. El pico es negro por arriba y amarillento por abajo. Tienen una secreción oleosa que en ocasiones puede oler a pescado. Son animales solitarios, pero en ocasiones viven en parejas. Su hábitat natural son los ríos en las áreas donde las corrientes no son muy fuertes. Allá crean sus madrigueras. Poseen escondites en los que vivir de forma habitual y escondites que emplean para tener a su descendencia. En la primavera machos y hembras pueden vivir juntos, pero luego es la hembra la que permanece en la madriguera en solitario.

Los escondites siempre están fuera del agua, muy cerca de la orilla. La galería de la reproducción puede medir en torno a cinco metros de longitud y normalmente la excavan las hembras. Tiene una profundidad de cincuenta centímetros. En el extremo del escondite las hembras crean una cámara en la que se encuentra el nido y está alejada del agua para que no quede cubierta aunque crezca el río. El nido de los ornitorrincos se compone de plantas acuáticas y ramas secas. Los ornitorrincos cubren la entrada con tierra mediante el uso de su cola para que los depredadores no puedan acceder. Normalmente ponen dos huevos, que en ocasiones pueden ampliarse hasta tres. La incubación es rápida y solo duda unos quince días. Los ornitorrincos pasan periodos de letargo durante el invierno. Son animales crepusculares que se mueven mucho durante el anochecer. Tienen un oído muy agudo y un buen sentido de la vista. En el agua se mueven poco por la superficie, ya que normalmente están sumergidos. Se alimentan a base de insectos que encuentran en las orillas.

Taxonomía y Etimología

John Hunter fue el capitán que envió un bosquejo y la piel de un ornitorrinco a Gran Bretaña sobre el año 1798, cuando los europeos descubrieron a ese extraño animal por primera vez. Los especialistas llegaron a pensar que se trataba de una broma, porque su aspecto no encajaba con nada anteriormente visto. La primera descripción del ornitorrinco apareció en la revista Naturalist’s escrita de mano de George Shaw. Los científicos llegaron a comprobar si había suturas en la piel disecada del animal porque creían que podía ser creación de algún taxidermista asiático. En inglés el ornitorrinco se conoce como Platypus, término que viene a significar plano y ancho.  Sobre el año 1800 fue designado de forma unilateral por Johann Blumenbach como Ornithorhynchus paradoxuspor, pero se reconoció oficialmente como Ornithorhynchus anatinus siguiendo las normas oficiales de la nomenclatura. Su nombre científico significa «semejante a un pato».

Forma y Morfología

La apariencia de los ornitorrincos es realmente asombrosa. Sus peculiares rasgos físicos los han popularizado a nivel mundial, siendo uno de los animales más representativos de su continente.  El ornitorrinco suele tener un color marrón, combinado con el negro de la extremidades y con los tonos plateados que les aparecen sobre la piel al estar mojados. La región del vientre es más clara que la parte superior. El pelo que recubre todo su cuerpo es muy espeso y retiene una capa de aire que consigue mantener el calor corporal de los animales. La cola es como la de los castores, pero la diferencia es que los ornitorrincos solo la utilizan como timón para girar dentro del agua y no como medio de propulsión. La cola también es un almacén de grasa.

Sus patas palmeadas y el hocico plano facilitan la movilidad mientras bucean. Su piel es suave y gruesa. Las membranas de las patas posteriores son más grandes que las de las patas delanteras para asegurar una mayor capacidad de empuje. El pico de los ornitorrincos es un órgano sensorial y la boca se encuentra en la parte inferior. La nariz está sobre el hocico, pero los ojos y las orejas están en la parte posterior en un surco que se cierra cuando el animal se sumerge.  Tienen menos receptores olfativos que la gran mayoría de los mamíferos, pero pueden oler bajo el agua lo que les permite buscar alimento más fácilmente. Los ornitorrincos suelen emitir un suave gruñido al ser molestados. Esos sonidos han sido apreciados mejor en los ejemplares cautivos. Los machos pueden pesar hasta dos kilos y medio de peso y alcanzan una longitud de sesenta centímetros, quince de los cuales son de la cola y cinco del hocico. Las hembras pesan hasta un kilo y medio, con un cuerpo total de cincuenta y cinco centímetros, diez de los cuales son la cola y cinco del pico. Los machos son bastante más grandes que las hembras. Los ornitorrincos se una zona no miden lo mismo que los de otra. Es decir, existen factores ambientales que hacen que en unas áreas midan más que en otras.

La temperatura corporal de los ornitorrincos se mantiene en torno a los treinta y un grados, bastante inferior a la de otros mamíferos. Eso es una característica histórica de los monotremas. Las crías tienen molares que pierden antes de dejar la madriguera. Los ornitorrincos adultos poseen placas de queratina. El músculo de la mandíbula se abre de una forma diferente a la de la mayoría de los mamíferos. Los huesos auditivos están incorporados en el cráneo, pero  la abertura del oído está en la base de la mandíbula. Los ornitorrincos tienen siete vértebras cervicales. Además, poseen diversos huesos adicionales en la cintura escapular. Andan de forma similar a los reptiles, con las patas a los lados y no en la parte inferior como sucede en los mamíferos convencionales.

Veneno y Picaduras

Los machos de ornitorrinco poseen un espolón en las patas posteriores que es capaz de inyectar veneno muy doloroso para las personas. Las hembras poseen también esos espolones, pero no inyectan veneno. El compuesto tóxico posee defensinas, muchas de las cuales existen únicamente en los ornitorrincos. Ese veneno es producido por su sistema inmunitario. No se trata de un veneno mortífero para los humanos, pero sí para mamíferos pequeños del tamaño de hasta un perro. Sin embargo, crea un edema en las personas que causa un dolor tan intenso que ni siquiera la morfina es capaz de calmarlo. El escozor puede prolongarse incluso durante varios meses. El veneno se produce en unas glándulas que se encuentran al lado del espolón.  El veneno tienen una función diferente a la de la mayoría de los animales. La producción aumenta durante la época del apareamiento, por lo que los especialistas lanzan la hipótesis de que puede ser un método para marcar su territorio durante la época de cría. Todo el mundo se ha quedado fascinado alguna vez al observar a un ornitorrinco, ya sea en directo, a través de una imagen o por la televisión.

Solo se conocen tres tipos de mamíferos venenosos, que son los ornitorrincos, las musarañas y los solenodontes. Sin embargo, los ornitorrincos son muy diferentes porque inyectan el veneno con su espolón mientras que las otras dos variedades conservan las partículas tóxicas en la saliva. Un militar australiano llamado Kneith Payne sufrió una picadura en el año 1991 y aseguró que el dolor era incluso peor que el de la metralla. La inyección del veneno disminuye la presión arterial y aumenta el torrente sanguíneo alrededor de la incisión de la herida. Además, en muchos casos se puede paralizar la articulación afectada. Los científicos han estudiado muy de cerca el veneno de los ornitorrincos porque les parece increíble que ni siquiera la morfina pueda aliviar ese picazón tan intenso. El veneno está compuesto por diecinueve péptidos diferentes y otros componentes a base de proteínas.

Entre las toxinas hay defensinas, factores de crecimiento nervioso y natriuréticos. Existen elementos que solo se han encontrado en el veneno de los ornitorrincos. Las defensinas tienen una estructura de entre treinta y cuarenta y cinco aminoácidos. Son péptidos de estructura cíclica que forman parte de la respuesta del sistema inmunitario de los ornitorrincos. Otra de las rarezas es que posee D-aminoácidos, algo insólito en los mamíferos. Las proteínas normalmente están constituidas a partir de L-aminoácidos. Es cierto que en la naturaleza existen aminoácidos del tipo D, pero normalmente se encuentran en las paredes celulares de las bacterias y en los antibióticos naturales. De ahí que sea tan extraña su presencia en un mamífero.

Zoos con Ornitorrincos

Los ornitorrincos se pueden ver en muy pocos parques zoológicos. Pese a que no se encuentran en peligro de extinción, las leyes de exportación de animales australianas son muy severas y intercambiar animales entre los diferentes zoos como se hace de forma común es realmente complicado en esos casos. Por ese motivo muchos aficionados a los animales viajan hasta la isla de Australia para ver en persona a esos animales en cautividad. Si bien es cierto que otros zoos de fuera de Oceanía también los exponen, su presencia está muy limitada y la afluciencia de gente hace que apenas se puedan apreciar los característicos rasgos de esos animales tan curiosos. Uno de los zoos que mantienen ornitorrincos más conocidos es el de Melbourne, ya que sus instalaciones son las mejores según los especialistas. Se han conseguido criar en cautividad, pero sus resultados todavía no son demasiado buenos y por ese motivo se están intentando mejorar los programas de cría.

Características

El ornitorrinco no es un animal grande, pero si huidizo y escurridizo. Sus ojos son pequeños y tienen muy buen oído, por lo que es difícil localizarlos en estado salvaje porque se esconden ante la presencia humana.  La cabeza del ornitorrinco es aplanada y carecen de pabellones auditivos. Loso oídos se protegen automáticamente al sumergirse gracias a una membrana de piel. Es entonces cuando el sentido del tacto cobra una gran importancia. Una de las partes más características de los ornitorrincos es su hocico en forma de pico de pato, que es flexible y correoso. Su consistencia es blanda y carnosa. Sobre él hay muchos receptores sensoriales que pueden detectar campos eléctricos. Los ornitorrincos jóvenes poseen dientes, pero en los ejemplares adultos se convierten en láminas córneas. La lengua del ornitorrinco tiene una función masticadora. El esqueleto del ornitorrinco es bastante primitivo, ya que tiene una cintura pectoral con una composición muy compleja. Las costillas están articuladas con las vértebras cervicales. Las extremidades son cortas y robustas. La cola facilita el hecho de que el ornitorrinco pueda maniobrar dentro del agua. El cerebro del ornitorrinco conserva rasgos arcaicos, pero tiene un volumen bastante grande. El corazón de los ornitorrincos se divide en cuatro partes. Poseen diafragma. Son homeotermos y su temperatura suele rondar los treinta grados. Su oído posee tres huesos que transmiten las vibraciones. Son animales con unas características físicas únicas.

Electrolocalización

Los ornitorrincos son monotremas, que son considerados los únicos mamíferos que tienen un sentido de electrorrecepción. Es decir, localizan a sus presas mediante la percepción de los campos eléctricos generados por las contracciones musculares. La electrorrecepción de los ornitorrincos es fundamental a la hora de cazar a sus presas. Los electrorreceptores se distribuyen por la piel del hocico en hileras. Esos sensores van conectados con el cerebro mediante células corticales que reciben los estímulos. Cuando salen a cazar mueven la cabeza de un lado al otro para detectar a sus presas comparando las diferencias en la intensidad de la señal. Son hasta capaces de detectar la distancia a la cual se encuentran sus contrincantes y cuánto tiempo van a tardar en llegar. El ornitorrinco no busca comida mediante el olfato ni con la vista. Cuando se sumergen sus oídos y ojos quedan cubiertos y se mueven guiándose por los sensores eléctricos. Suelen cavar en el fondo de los ríos con el pico y van guiándose en función de los impulsos de electricidad.

Genética

Un equipo de científicos especializados en la zoología han conseguido descifrar el mapa genético de los ornitorrincos. La conclusión ha sido asombrosa. Se trata de un animal que puede ser mamífero, reptil y ave a la vez, aunque como monotrema es clasificado como mamífero. Tiene un buen olfato, se defiende veneno, pone huevos, da de mamar y se orienta mediante campos eléctricos. En los genes se ve claramente esa mezcla y esa diversidad. Gracias a ese estudio se ha conseguido rellenar un gran vacío en el ámbito de la evolución de los mamíferos, algo esencial para entender cómo se formaron los primeros ornitorrincos y en qué otras especies evolucionaron.

Ecología y Comportamiento

El ornitorrinco tiene una forma de moverse muy particular en su medio natural. Se trata de un animal medio acuático que vive cerca de los ríos, ya que pasa gran parte del día dentro del agua. Se mueven por zonas con una gran variedad de hábitats y de climas. Se encuentran tanto en los bosques tropicales como en las zonas montañosas, por lo que aguantan una gran variedad de climas. No se tiene conocimiento de que existan poblaciones en el centro de la isla. Suelen estar en las zonas fluviales costeras. Hay ríos sanos en los que hay ornitorrincos y ríos iguales en los que no, por lo que no se sabe muy bien qué parámetros utilizan para asentarse en un lugar. En cautividad pueden vivir hasta diecisiete años de edad.

Se han capturado ejemplares salvajes con más de once años. La tasa e mortalidad es baja. Sus depredadores naturales son las aves rapaces, los cocodrilos y las serpientes. Hablando un poco de historia podemos mencionar que durante el año 1800 se introdujeron zorros rojos para acabar con los conejos, pero terminaron haciendo disminuir la población de ornitorrincos. Pese a que suelen ser nocturnos, algunos ejemplares se mueven también por las riberas de día. Un mismo ejemplar macho puede abarcar un territorio de hasta siete kilómetros a la redonda, mientras que en esa zona podrían vivir hasta cinco hembras. Las inmersiones de los ornitorrincos duran unos treinta segundos. Luego pasan unos diez segundos en la superficie para recuperarse.

Alimentación

El ornitorrinco es un animal carnívoro que se alimenta de insectos, camarones, cangrejos y todo tipo de crustáceos que encuentran en cauce de los ríos. Utilizan los sacos maxilares para guardar su comida. Ingieren piedras de pequeño tamaño para poder triturar todo el alimento mejor. Cuando los depósitos están llenos ascienden hasta la superficie para ingerir las capturas. Un ornitorrinco adulto necesita comer al menos un veinte por ciento de su peso cada día, por lo que pasan mucho tiempo cazando. De hecho, pueden pasar más de diez horas al día buscando comida. Comen también lombrices, moluscos acuáticos, peces e incluso en algunos casos devoran vegetales.

Cría y Reproducción

Tras el descubrimiento de los ornitorrincos por parte de los científicos europeos surgieron muchas dudas. Al principio los investigadores se dividieron sobre la cuestión de si la hembra ponía huevos, algo que se confirmó el año 1884 gracias a la colaboración del doctor W. H. Caldwell con más de cien aborígenes. En esa expedición se encontraron diversos huevos. Como era muy caro enviar telegramas en la época ya que cada palabra costaba mucho dinero, el científico envió el siguiente mensaje hasta Reino Unido: «Monotremes oviparous, ovum meroblastic». Es decir, confirmaba que los ornitorrincos ponían huevos similares a los de los reptiles. El cortejo es muy complicado y suele terminar con la pareja dando vueltas en el agua. La cópula tiene lugar entre junio y octubre, pero el periodo puede cambiar en función de su zona de distribución. Crían una sola vez al año.

El sistema reproductivo es poligínico, ya que algunos ejemplares van rotando durante la época de cría. Las hembras alcanzan la madurez sexual a partir del año  medio de edad y a los nueve años todavía pueden tener descendencia. Cuando la hembra de ornitorrinco queda embarazada crea una madriguera profunda de hasta veinte metros de largo con diversos desniveles que sirven como protección del agua y de los depredadores. Además, so permite regular mejor la temperatura y la humedad. El macho no ayuda a criar a los ornitorrincos pequeños. La hembra rellena de madriguera con hojas húmedas para crear una especie de cama donde deposita los huevos. Aunque tienen dos ovarios solo el izquierdo funciona correctamente. Ponen entre uno y tres huevos que tienen unos 11 milímetros de diámetro. Son bastante redondeados. Se desarrollan unos veintiocho días en el útero y con solo unos quince días de incubación externa nacen las crías que son muy vulnerables. Los ornitorrincos bebé no tienen pelo y no pueden ver. Maman leche de la madre que es desprendida a través de los poros de la piel. Las crías beben leche materna unos tres meses.

Hábitat y Distribución

El ornitorrinco es un animal originario de Australia, aunque también existen poblaciones en la isla de Tasmania.  Habitan zonas templadas y se mantienen siempre cerca de los ríos ya que su vida completa depende del entorno acuático. Es en el agua donde cazan, donde se reproducen y donde crecen. Algunos ejemplares habitan lagos, pero no es demasiado habitual. Parecen animales  a los que les cuesta asentarse en un lugar en concreto, ya que no habitan todas las zonas fluviales. Los ornitorrincos se distribuyen por la zona este de las islas oceánicas y es muy extraño encontrar diferentes grupos en la parte central.

Evolución

Los monotremas son animales muy poco conocidos y su increíble aspeto ha hecho que siempre sean objeto de estudio. Algunos de los mitos que aparecieron sobre ellos hae siglos todaví perduran hoy en día. William King dijo en el año 1947 que los mamíferos marsupiales y los placentarios convergieron y que aparecieron los monotremas, pero se ha demostrado que eso no es así. De hecho, se sabe que los monotremas se originaron a partir de los primeros mamíferos y que lueo hubo una divergencia que trajo a los marsupiales y a los placentarios. Los fósiles y el tiempo moleular indican que los ornitorrincos se separaron de las equidnas hace entre 20 y 50 millones de años. El fósil de un ornitorrinco más antiguo data de hace más de 100.000 años. Los monotremas extintos son muy similares a los ornitorrincos actual. En Nueva Gales del Sur se encontró un fósil de Steropodon.

Se trata de un animal con tres dientes molares, cosa que difiere con los ejemplares modernos que no tienen dientes. Ese fósil tiene más de cien millones de años, por lo que se sabe que ese animal similar al ornitorrinco ya vivía durante el periodo Cretácico. Es el fósil de un mamífero más antiguo encontrado en Australia. El ornitorrinco es estudiado por la ciencia evolutiva. Durante el año 2004 diversos investigadores de la Universidad Nacional de Australia vieron que los ornitorrincos tienen diez cromosomas sexuales, en contraste de los dos de la mayoría de los mamíferos. Los machos de ornitorrinco siempre son XYXYXYXYXY.

Pese a que son XY, tienen una apariencia más similar a los de las aves ZZ/ZW. El genoma de los ornitorrincos tiene características de los reptiles. No poseen el gen SRY, que es el que otorga el sexo a los mamíferos. Los científicos todavía no han conseguido saber cómo se determina el sexo de los ornitorrincos. En el año 2008 se publicó en la conocida revista Nature parte de la secuencia de genomas de los ornitorrincos. En ella se pueden observar elementos solo vistos en anfibios, aves y peces.

El Ornitorrinco en Cautividad

Mantener a un ornitorrinco en cautividad siempre ha sido bastante problemático, incluso para los parques zoológicos más reconocidos. Son animales que se adaptan muy mal a las nuevas circunstancias y se estresan cuando no están en su hábitat natural. Son ejemplares que necesitan tranquilidad y mucha atención para poder vivir correctamente. Sin embargo, el interés que tiene la gente por poder verlos de más de cerca ha hecho que los especialistas hayan perfeccionado las técnicas durante los últimos años y hoy en día ya pueden verse en cautividad. Lo más complicado es el transporte de los animales, pero también hay que tener mucha consideración con su alojamiento. Las instalaciones en las que viven los ornitorrincos son conocidas como platipusarios. Son recintos difíciles de construir porque tienen unas características muy complejas que se adaptan al comportamiento de los animales. El más conocido de todo el mundo es el que se encuentra en el zoo de Nueva York.

Allí los ejemplares de ornitorrinco se enseñan todos los días, pero lo hacen durante muy poco tiempo. El platipusario es un recinto con diversas zonas formadas de madera y de metal donde los ornitorrincos tienen una temperatura concreta y unos focos de luz muy estudiados para mejorar su bienestar diario. Disponen de diferentes cámaras tanto dentro como fuera del agua por las que pueden desplazarse tranquilamente, de ahí que en ocasiones sea difícil verlos incluso en ese tipo de instalaciones. Evitar ruidos fuertes es esencial, por lo que los animales suelen estar separados por cristales aislantes.

Estado de Conservación

El ornitorrinco se distribuye por las mismas zonas que se distribuía antes de la colonización europea, a excepción de Australia Meridional donde ya ha desaparecido. Sin embargo, durante los últimos años si ha cambiado algo en su hábitat a consecuencia de la intervención de los humanos. Sus poblaciones sufrieron un declive considerable durante el siglo XX ya que se cazaban por su piel. Se protegieron a partir del año 1905. Sobre el año 1950 muchos ejemplares morían atrapados en las redes de los pescadores que navegaban por los ríos. Sin embargo, las grandes medidas de conservación que se han llevado a cabo para salvar al ornitorrinco han hecho que por el momento no corran peligro de extinción. La contaminación y la destrucción del hábitat de los ornitorrincos están haciendo que las poblaciones salvajes vayan disminuyendo poco a poco.

El ornitorrinco se encuentra en la lista roja de especies amenazadas bajo preocupación menor. Es un animal potencialmente vulnerable, pero todavía no está en peligro de extinción. Los ornitorrincos padecen pocas patologías en estado salvaje, pero hay un hongo llamado Mucor amphibiorum que está causando estragos en los ejemplares que viven en la isla de Tasmania. La enfermedad que produce ese hongo es conocida como mucormicosis y causa graves lesiones sobre la piel que pueden ocasionar infecciones que al final pueden hacer que los ornitorrincos fallezcan. Actualmente se está estudiando como actuar frente a esa enfermedad porque causan temor sus consecuencias. Todo el mundo conoció a los ornitorrincos en el año 1939, ya que la revista National Geographic publicó un artículo en el que se hablaba sobre sus características, así como de la posibilidad de criarlo en cautividad.

Eso se ha conseguido con muy pocos individuos. David Fleay es uno de los hombres que más logros ha conseguido con los ornitorrincos. Fue el impulsor de las instalaciones de los ornitorrincos en Victoria, en el Healesville Sanctuary. Allí nació en el año 1943 la primera cría de ornitorrinco en cautividad. Fue muchos años después cuando nació otra cría muerta en otro parque de Queensland. El platipusario de Victoria volvió a tener éxito en los años 1998 y 1999. No mucho después, el zoo de Taronga situado en Sídney presenció el nacimiento de dos crías en el año 2003 y finalmente nació un nuevo ejemplar en el año 2006.

Referencias Culturales

El ornitorrinco es un animal tan peculiar que ha aparecido en numerosos medios escritos y audiovisuales a lo largo del tiempo. Su extrañeza ha hecho que aparezca en numerosas reflexiones filosóficas. Por ejemplo, existe una obra titulada Kant y el ornitorrinco publicada por Umberto Eco. Otro libro similar es el conocido como Platón y un ornitorrinco entran en un bar… La filosofía explicada con humor escrito por Thomas Cathcart. En el principio de una película como Dogma es mencionado que Dios tiene sentido del humor al haber creado a una criatura así. El ornitorrinco aparece en muchos dibujos animados como «La familia ornitorrinco». Además, es un animal común en poemas e incluso en canciones como Platypus (I Hate You) de Green Day. El ornitorrinco es utilizado como mascota de muchas instituciones, incluso fue una de las elegidas en los Juegos Olímpicos de Sídney en el año 2000. «Hexley» es la mascota del sistema operativo Darwin de Apple, basada en un ornitorrinco. Además, en el dorso de la moneda de veinte céntimos de Australia aparece la imagen de un ornitorrinco.

Curiosidades y Datos Interesantes

Australia es sin lugar a dudas el lugar en el que viven los animales más extraños del mundo. Las características del lugar han hecho que aparezcan individuos de lo más peculiares. Sin embargo, el ornitorrinco es un animal que sobresale incluso por encima de otros ejemplares como los canguros o los koalas. Una de las curiosidades de los ornitorrincos más relevantes es que al principio se dudó sobre su naturaleza. De hecho, se creía al principio que era una broma de mal gusto y que ese animal era una falsificación creada a partir de partes de varios animales. El aguijón venenoso del ornitorrinco es único en los mamíferos y lo más curioso es que produce un dolor insoportable, causando graves estragos a los afectados. Uno de los datos más interesantes es que a pesar de ser mamíferos ponen huevos, es decir, son ovíparos al igual que las equidnas. Las hembras amamantan a sus crías, pero no tienen mamas. La leche transpira su piel y se acumula en los pliegues. Las crías de los ornitorrincos lamen la leche que va quedando sobre el abdomen de sus madres. Son uno de los únicos mamíferos con electrorreceptores que utilizan para cazar bajo el agua. Cuando salen al exterior caminan con los nudillos.

Relato Sobre la Picadura de un Ornitorrinco

Durante el año 1991 un hombre de cincuenta y siete años pescaba al este de Queensland cuando observó a un ornitorrinco descansando sobre un tronco a la orilla de un río. Cuando se acercó vio que el ornitorrinco no se movía y creyó que estaba enfermo. Intentaba ayudar al animal y entonces lo agarró. Sin embargo, el animal salvaje reaccionó entonces y extendió sus patas traseras clavando un espolón en el dorso de la mano del pescador. El dolor fue inmediato y brutal. El ornitorrinco pasó unos instantes adherido a la mano del hombre, quién tuvo que empujarlo para desprenderse de él.

El hombre que era un veterano de guerra aseguró que aquella picadura era mucho más dolorosa que la metralla que había recibido en época de combate. El hospital más cercado estaba a unos ciento cincuenta kilómetros y durante todo el trayecto el dolor no hizo más que empeorar. Al llegar al médico la mano estaba pálida y completamente hinchada. Intentaron administrarle morfina, agua y hielo, pero el dolor seguía siendo igualmente insoportable. Tras varias horas el dolor remitió, pero luego notó como ese escozor se movía por todo su cuerpo. Es decir, fue de la mano al antebrazo y finalmente llegó hasta el pecho al mismo tiempo que empezaba a aumentar su consistencia de nuevo. El hombre pasó cinco días en el hospital, pero las secuelas duraron varios meses. El caso de este veterano es uno de los pocos que ocurren cada año.

Otro incidente correctamente documentado corresponde a una científica de veintinueve años que fue atacada mientras estudiaba a los ornitorrincos. El caso fue similar, ya que la afectaba relató que el dolor fue horrible y que sus secuelas perduraron durante muchas semanas. Durante cada picadura pueden inyectar unos tres mililitros de veneno. No existe un antídoto en concreto, por lo que el tratamiento se centra en hacer remitir el dolor. La herida aparecida apenas produce sangre.

Fotos

Ornitorrinco-1

Ornitorrinco-2

Ornitorrinco-3

Vídeos

Leyenda del Ornitorrinco Gigante de Australia

En las zonas rurales de Australia siempre ha rondado la leyenda de la existencia de un ornitorrinco gigante que se consideraba una auténtica bestia. Sin embargo, esas leyendas populares pueden ser ahora realidad. Hace no demasiado tiempo descubrieron una nueva especie que podía medir hasta un metro de longitud que poseía unos grandes dientes que vivió en las antípodas hace ya varios millones de años. Hasta hace no mucho tiempo el registro de los fósiles aseguraba que el ornitorrinco era único en su especie, pero ahora las cosas pueden estar cambiando. Diversos biólogos han descubierto una variedad de ornitorrinco gigante que vivió en la misma isla hace entre cinco y quince millones de años. La especie extinta es conocida como Obdurodon tharalkooschild. Se encontró un solo diente y por su tamaño los profesionales tienen la hipótesis de que podría vivir más de un metro de largo. Las formas y las imperfecciones del diente son suficientes para que los científicos intuyan qué comía esa especie tan grande.

El conocido como ornitorrinco gigante era principalmente acuático y vivía en los bosques que poblaban el continente hace millones de años. Los dientes del Obdurodon tharalkooschild estaban bien desarrollados y se intuye que se alimentaba de pequeños vertebrados como anfibios o tortugas. El ornitorrinco moderno carece de dientes y en su posición posee una especie de almohadillas muy duras. El nombre del ornitorrinco gigante quiere decir «diente permanente» en griego y se designó ese mote para distinguirlo fácilmente de los monotremas modernos que no poseen molares.

Dejando de lado la realidad, existe una leyenda de los indígenas australianos que cuenta que una hembra de pato desobedeció las recomendaciones de sus padres y viajó río abajo donde fue raptada por una rata de agua, producto de lo cual quedó embarazada y puso diversos huevos. De esos huevos no salieron pequeños patos, sino una criatura quimérica que tenía las patas y el pico de un pato mezclado con el cuerpo de un roedor. La leyenda aborigen cuenta que ese fue el primer ornitorrinco.

Perry el Ornitorrinco de Phineas y Ferb

Los ornitorrincos son muy conocidos por los niños gracias a los dibujos animados Phineas y Ferb, cuya mascota es un animal de esa especie. La serie animada se emite en Disney Channel y ha alcanzado fama mundial, ya que sus personajes son muy divertidos. Perry el ornitorrinco es una mascota con una doble vida, ya que cuando sus cuidadores no están presentes actúa como agente secreto. El objetivo del ornitorrinco como agente secreto es acabar con el terrible Dr. Doofenshmirtz. El ornitorrinco Perry se transforma en héroe cuando nadie lo está mirando y empieza a caminar a dos patas con total agilidad. La doble vida del ornitorrinco hace que sus cuidadores siempre crean que es una mascota de lo más aburrida que apenas hace nada. En la serie, Perry el ornitorrinco utiliza la entrada secreta que se encuentra en uno de los árboles del jardín para escapar e ir a salvar al mundo. La canción de Perry el ornitorrinco es una de las más conocidas de la serie porque es muy pegadiza. Existen muchas curiosidades en la serie, como por ejemplo el animal protagonista es capaz de comunicarse con los castores. Cada vez que Perry el ornitorrinco sale de una situación complicada se escucha su canción.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*