→ Visita nuestra tienda de 🐶 Accesorios para Perros 🐶

Pastor Alemán

Pastor AlemánEl pastor alemán es una de las razas más populares entre los aficionados a los perros. Es un perro de trabajo que se distribuye por los hogares de todo el mundo. Aunque su color más característico combina el negro con el marrón, también hay individuos completamente blancos y completamente negros.

Esas variantes son realmente complicadas de conseguir y sus precios son bastante más elevados. Si por algo se caracteriza el perro pastor alemán es por ser un animal tranquilo y equilibrado, completamente fiel con su cuidador. Son excelentes mascotas.

El perro de la raza pastor alemán es conocido en muchos lugares como ovejero alemán, aunque en su idioma original se conoce como Deutscher Schäferhund. Son animales que se engloban en el grupo de los perros de pastoreo y son originarios de Alemania. Dentro de lo que cabe, son considerados una variedad bastante nueva ya que se estima que aparecieron en torno al año 1899. En un principio eran utilizados para controlar y para organizar a las ovejas, pero sus grandes capacidades han hecho que con el tiempo hayan sido empleados en tareas mucho más complejas y útiles para los humanos.

Son perros inteligentes con una gran capacidad de entrenamiento. El pastor alemán es muy obediente y por eso sirve como perro de vigilancia, como animal de salvamento, como perro policía, como perro guía y para muchas más tareas. Su buen carácter hace que sean excelentes animales de compañía y por eso conviven en muchos hogares como mascotas ejemplares. Si te gustan tanto los perros como a nosotros puedes leer nuestros artículos sobre otras razas como el border colliegolden retriever, el carlino, el american bully, el alano español, el yorkshire terrier, el basset hound o el bulldog americano, el pitbull, el bull terrier, el bichón maltés, el beagle, el dóberman, el rottweiler, el pomerania, el labrador retriever, el dogo argentino, el shar pei, el pastor belga y el braco de weimar.

Origen e Historia

Conocer la historia del pastor alemán es fundamental para entender mejor el desarrollo de la raza. Su origen data del siglo XIX, cuando en Alemania tuvo lugar un programa de cría de perros para pastorear a los rebaños y para proteger a las mascotas de los lobos. Maximilian von Stephanitz fue una persona fundamental para el desarrollo de la raza. Era un capitán de caballería del ejército amante de los perros que quería crear un perro noble y fiel para vigilar a los rebaños. Bastante más tarde se creó una asociación cuyo objetivo era seleccionar y mejorar el aspecto físico de los pastores alemanes.

El primer individuo inscrito en la sociación de amigos del pastor alemán era conocido como Jack y era un perro con un carácter muy marcado, con el pelaje medio gris y extremadamente inquieto. En un principio más que el aspecto se buscaba potenciar la utilidad de la raza. El pastor alemán había sido creado para pastorear y los individuos de la raza tenían que ser eficientes en ese aspecto. Cuando hubo un cambio en la sociedad y la economía dejó de centrarse en la agricultura para moverse en torno a la industria la evolución de la raza corrió peligro. Sin embargo, se hicieron muchas cosas para intentar potenciar a la raza pastor alemán. Una de las primeras medidas fue hacer que el gobierno aceptara al pastor alemán como perro policía. A partir de ahí los perros se utilizaron también en el ámbito militar.

Gracias a su fiabilidad, inteligencia y resistencia muy pronto fueron considerados como grandes perros de asistencia y tomaron mucha relevancia en el interior de la sociedad. En la actualidad se trata de una de las razas más queridas y expandidas en la sociedad. El pastor alemán es un animal admirado por los aficionados a los animales. Sus grandes habilidades han permitido que todavía hoy en día trabajen con los cuerpos de seguridad incluso en tareas de salvamento. Durante la Segunda Guerra Mundial el pastor alemán fue utilizado por las autoridades como perro rastreador. En gran parte el éxito de esas tareas impulsaron la popularidad del pastor alemán a lo largo de todo el planeta.

Características del Pastor Alemán

Existen numerosas características del pastor alemán que debemos destacar para que todo el que sea poco entendido en la raza pueda apreciar mucho mejor. El aspecto del pastor alemán es muy singular y está claramente definido desde hace muchísimos años. Son perros flexibles y con un cuerpo robusto, algo alargado y bien musculoso. Tienen un rostro prominente y sus mandíbulas cierran en forma de tijera. Son excelentes animales de compañía, por lo que pueden vivir con otras mascotas y con niños. Además, son fáciles de cuidar y de adiestrar. Los machos pesan entre treinta y cuarenta kilogramos, mientras que las hembras raramente superan los treinta kilos. Pueden medir hasta sesenta y cinco centímetros a la cruz, pero las hembras suelen medir unos cincuenta y cinco centímetros. Pueden vivir entre nuevo y quince años, por lo que tienen una buena esperanza de vida teniendo en cuenta su gran tamaño. Existen diferentes variantes de color. Puede darse el pastor alemán negro, el rojizo, el sable, el blanco y otras muchas combinaciones poco habituales. Lo normal es que combinen el marrón cobre con el negro.

Fueron diseñados como perros pastores, por lo que el pastor alemán es un animal inteligente con una inagotable resistencia y actividad. Sobresalen a la hora de realizar tareas arduas y complejas como lo es el trabajo en los cuerpos de seguridad de diferentes naciones. Son perros llenos de vida, bien musculosos que tienen mucha fuerza. Su temperamento es muy equilibrado. La cabeza del pastor alemán tiene forma de cuña y tiene una proporción perfecta en relación a su cuerpo. Por delante se ve suavemente arqueada. El ancho de la zona craneal es similar a su longitud. Sus labios son oscuros y están bien adheridos al cráneo. Sus ojos tienen un tamaño medio. Son almendrados y no suelen sobresalir en ningún momento. Normalmente son de color oscuro. En los concursos se evitan los ojos con tonos claros.

Las orejas del pastor alemán tienen un tamaño mediano y se mantienen rígidas en todo momento. Normalmente están situadas abiertas hacia la parte delantera. Son orejas puntiagudas. Nacen con las orejas gachas y así se mantienen mientras todavía son unos cachorros. Comienzan a erguirse cuando tienen unos cinco meses de edad. En caso de que las orejas no se levanten de forma natural es necesario acudir al veterinario y en algunos casos resulta necesario proporcionarles unas plantillas.

El cuerpo del pastor alemán tiene la línea de la parte superior sin ninguna interferencia desde el cuello hasta la cola. Tienen la espalda ligeramente inclinada, pero se mantiene firme en todo momento. El cuerpo es musculoso. La cola es bastante larga, con el pelaje espeso y abundante. En situación de reposo se mantiene colgando de forma curvada. Tienen las patas delanteras rectas y paralelas. Tienen el omóplato muy pegado al cuerpo. Las almohadillas son firmes y resistentes. Tienen las uñas oscuras y muy fuertes. Tienen la grupa bastante caída. Se trata de una característica que cada vez está más pronunciada en los pastores alemanes.

Blanco y Negro

Aunque parezca algo asombroso el pastor alemán no se limita únicamente a presentar un pelaje negro y marrón, sino que existen algunas otras variaciones más poco comunes y complicadas de encontrar. En primer lugar vamos a hablar del pastor alemán blanco, cuyo aspecto es realmente impresionante. El matiz de su pelaje puede ser blanco puro o puede volverse más amarillento como el marfil. Ambas tonalidades son casi imposibles de ver porque hay muy pocos individuo de pastor alemán blanco a lo largo de todo el mundo. Desde hace algunos años la federación internacional reconoce al pastor alemán blanco como pastor blanco suizo. Durante mucho tiempo se ha sugerido que el color blanco de estos perros deriva del albinismo, pero en realidad se originó gracias a un gen recesivo simple y para que las crías nazcan de este color ambos padres deben ser portadores. Los ojos y los pigmentos de la nariz suelen ser oscuros, lo que descarta su origen en el albinismo. Eso hace que todavía sean perros adaptados a trabajar al sol porque son más resistentes y menos susceptibles.

Sin embargo, se cree que su carácter puede variar ligeramente y suelen ser incluso más calmados que los pastores alemanes convencionales. El gen recesivo que produce el color blanco fue fijado en el pastor alemán en torno al siglo XIX, aunque los programas de cría de esta coloración se popularizaron en el siglo veinte. En el lado opuesto se encuentra el pastor alemán negro, que puede variar desde el gris ceniza hasta el negro carbón. El pastor alemán negro es más común que el blanco, pero de todos modos tampoco hay demasiados ejemplares distribuidos por ninguna parte del mundo.

Cuidados del Pastor Alemán

Conocer todos los cuidados del pastor alemán es fundamental antes de aventurarse a mantener a un nuevo individuo en el hogar. Son perros muy activos que necesitan moverse y ejercitarse muy a menudo, por  lo que tienen que salir a la calle de forma continuada. Llevarlos a la playa, al campo y a la montaña es fundamental para que se mantengan totalmente equilibrados. Ese ejercicio adicional es fundamental para que se mantengan bien tanto físicamente como de forma psicológica.

El primer baño pueden recibirlo una vez tengan todas las vacunas puestas, aunque no hay que precipitarse. Deben ducharse cada mes y medio con champú especial para perros. Una de las cosas más importantes para que un pastor alemán esté bien en todo momento es su alimentación. El pienso para pastor alemán es la mejor opción. No hay que alimentarlos en exceso porque podrían sufrir problemas intestinales a largo plazo. Es muy importante llevar al perro al veterinario cada seis meses para que le realice un examen genérico a fin de detectar cualquier anomalía.

Salud y Enfermedades

Conocer las enfermedades del pastor alemán es fundamental para intentar prevenirlas y para saber detectar sus síntomas antes de que sea demasiado tarde. Son animales con una esperanza de vida que varia entre los diez y los trece años, lo que es una cifra bastante elevada teniendo en cuenta el tamaño de estas mascotas. Respetar el calendario de vacunas puede ayudar a prevenir una gran variedad de enfermedades. Algunos individuos de pastor alemán experimentan problemas genéticos fáciles de detectar. La displasia de cadera es una de las enfermedades más comunes del pastor alemán.

La panosteitis es una inflamación considerable de las articulaciones en torno al hueso, lo que deriva en una cojera continuada. El síndrome de cauda equina se produce cuando los nervios de la espina del pastor alemán se comprimen y eso produce signos neurológicos. La enfermedad de von willebrand también puede afectar a los pastores alemanes. Algunos ejemplares tienen tendencia a que su páncreas no funcione correctamente. Eso hace que el páncreas no produzca las enzimas adecuadas y los animales pueden llegar a no poder procesar los alimentos. Existe medicación para tratar esa patología, pero el pastor alemán que la sufre nunca se cura totalmente. Algunos individuos sufren inflamación de la córnea debido a un crecimiento exagerado del tejido que hay alrededor de los ojos.

Comprar Cachorro

El pastor alemán cachorro es un excelente animal de compañía, pero hay que tener en cuenta que con los meses van a crecer y llegan a convertirse en animales de un tamaño considerable. Los cachorros de pastor alemán son fáciles de encontrar hoy en día porque hay muchos criadores a lo largo de todo el mundo. Los cuidados de un cachorro de pastor alemán no distan demasiado de los de otro perro. En primer lugar hay que tener en cuenta que los cachorros nunca deben ser separados de la madre antes de los dos meses de edad, ya que ese periodo de lactancia es fundamental para que su sistema inmunitario se desarrolle robustamente. Los cachorros de pastor alemán deben recibir una alimentación especial, que normalmente es más rica en proteínas y calorías para fomentar el desarrollo de los animales.

Son animales que aprenden muy rápido, por lo que desde que todavía son unas crías puedes ir incitándoles a aprender normas de conducta y de comportamiento. Una de las cosas más importantes es no tocar las orejas de los cachorros de pastor alemán mientras están lacias y caídas hacia los lados, porque su manipulación podría hacer que no se irguieran en ningún momento y eso supondría un problema. Encontrar un pastor alemán en venta es fácil gracias a internet, pero hay que extremar los cuidados para evitar ser engañados. Para la gente menos confiada se puede optar por acudir a un centro de cría o a una tienda de animales. El precio de un pastor alemán puede variar entre los 250€ y los 1000€ en función de dónde sea comprado.

Antes de comprar un pastor alemán cachorro hay que tener en cuenta que son perros que crecen de una forma considerable y que a pesar de tener un buen carácter necesitan muchos cuidados específicos que hay que controlar al máximo para que las mascotas estén completamente bien. La compra venta de cachorros de pastor alemán tiene que hacerse siempre con mucha responsabilidad y consciencia, ya que son seres vivos. Lo mejor sería intentar buscar en primer lugar si hay algún cachorro de pastor alemán en adopción, ya que en muchas ocasiones las protectoras de animales están repletas de perros incluso de razas concretas.

Carácter y Comportamiento

El carácter del pastor alemán es equilibrado y tranquilo, aunque durante su juventud pueden experimentar episodios de excesiva actividad. Conforme van creciendo van volviéndose más apacibles. Una de las cosas más importantes para los perros es la manada, ya que todas las variedades perros prefieren vivir en una comunidad. Al separar al pastor alemán de sus padres nosotros somos su única manada y por tanto hay que darles ejemplo. Son perros que se adaptan fácilmente y no van a dar problemas a la hora de cambiar su forma de vida. Sin embargo, el carácter de algunos ejemplares es más terco que el de los otros y no siempre están predispuestos a vivir con la gente.

Sin embargo, eso solo se da en casos aislados. El pastor alemán por normal general va a mostrar un carácter agradable e intentará adaptarse a su entorno. El carácter puede variar mucho en función del nivel que haya alcanzado el pastor alemán dentro de la jerarquía. El perro debe sentirse a gusto en su manada, pero no hay que permitir que tome el control. Un pastor alemán con afán de dominación será más agresivo que uno que haya sido educado creyendo que su cuidador es el líder de la manada, ya que ese último ejemplar será más sumiso y bonachón. La personalidad del pastor alemán puede variar en función de cada individuo y eso puede dar giros a todos los parámetros establecidos. Son perros con un carácter dócil y al crecer son bastante tranquilos, por lo que no presentan ningún tipo de problema en la convivencia. Si ves que tu cachorro de pastor alemán muestra signos de dominación hay que hacerle ver quien manda, siempre de una forma pacífica para no empeorar las cosas.

Ese carácter de dominación innato en algunos cachorros de pastor alemán puede corregirse desde un principio. Cuando son unas crías y juguemos con ellos hay que impedir que se pongan encima de nosotros, ya que es una posición de dominio que podrían entender de forma errónea. En caso de hacerlo hay que apartarlos con firmeza, pero sin hacerles daño. Además, conviene inmovilizarlos unos segundos. Tienen que tener a su alcance sus propios juguetes y si cogen algo que no es suyo hay que retirárselo rápidamente sin explicaciones. Determinar el carácter de un pastor alemán no siempre es fácil, pero hay matices que pueden observarse desde pequeños y hay que tenerlos en cuenta antes de comprar un ejemplar. La inteligencia del pastor alemán es conocida por todos.

Es complicado definir el grado de inteligencia de un perro, pero normalmente los estudios se basan en el nivel de aprendizaje de las mascotas. Los pastores alemanes tienen muchas cualidades entre las que hay que destacar la capacidad de aprender órdenes y pautas de conducta rápidamente. Se dice que hay inteligencia instintiva, funcional y adaptativa. La instintiva se hereda con los genes y es propia de la raza pastor alemán. Es decir, nacen con esa inteligencia innata. La inteligencia funcional es conocida también como obediencia y es lo que define si un perro es bueno para convertirse en animal de trabajo útil para la sociedad o no. Por último está la inteligencia adaptativa que es la capacidad que tiene el pastor alemán para enfrentarse y adaptarse a un determinado acontecimiento. Es decir, la facilidad que tienen para resolver determinados problemas.

Conocer el comportamiento del pastor alemán es fundamental. Son perros que se comportan instintivamente, aunque la educación que reciben influye mucho en su posterior carácter. Los pastores alemanes que viven en la ciudad pueden experimentar más problemas de comportamiento que los que viven en entornos rurales y que salen a menudo al campo. Eso se debe en gran medida al estrés. Son perros muy expresivos con una gran capacidad de comunicación emocional. Hay que intentar mirarlos atentamente y comprender todas sus expresiones, ya que se pueden sacar muchas cosas de ellas. Cada gesto puede tener un significarlo y si los comprendemos puede ayudarnos a mejorar la relación con nuestras mascotas. Son perros fascinantes y cada día se aprenden cosas de ellos.

Fotos y Vídeos

Mucha gente llega hasta nuestra página web buscando fotos de pastor alemán. En realidad es algo que se puede entender, porque las personas interesadas en la raza necesitan observar todo tipo de imágenes para saber cómo son realmente estos perros. A través de las foto se puede observar con mucho detalle la majestuosidad de la raza, así como los detalles más concretos que apenas podrían percibirse cara a cara.

Com bien has podido ver en los vídeos de pastor alemán presentados en la parte superior se trata de perros realmente pacíficos y amigables que no dudan en relacionarse con todo tipo de personas. Además, se llevan genial con otros animales. Son animales dinámicos que no dejan de moverse. A través de los vídeos puede verse mejor cómo es el comportamiento de la raza.

Pastor Alemán de Trabajo

El término pastor alemán de trabajo se utiliza porque son perros que aprenden fácilmente y que son capaces de desempeñar diferentes papeles muy importantes en el interior de la sociedad. Pueden ser perros policía, perros militares, perros guía, perros de rescate e incluso perros de detección de explosivos. La inteligencia del pastor alemán hace que sea un excelente perro de trabajo porque son muy fáciles de educar. A la hora de adiestrar a un pastor alemán hay que utilizar órdenes cortas para que sean fáciles de entender y es imprescindible reforzar sus buenas conductas con estímulos positivos. Una de las primeras cosas que deben enseñarse es que acudan a nuestra llamada.

Acostumbrar al pastor alemán a utilizar el collar y la correa también es fundamental para dirigirlos de forma sencilla y para maximizar su seguridad. Hacer que se sienten y que se detengan también es muy fácil. Algo que cuesta un poco más es conseguir que anden a nuestro lado, pero es fundamental para que vayan seguros en todo momento. El pastor alemán es un perro predispuesto a entender lo que su cuidador le dice y los lazos de afecto que se crean hace que actúen en nuestra defensa en todo momento. Por ese motivo también son utilizados como perro guardián o como perro de vigilancia.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*