→ Visita nuestra tienda de 🐶 Accesorios para Perros 🐶

Ratón de Praga

Ratón de PragaEl ratón de praga es una raza de perro única a impresioannte, conocida por muchos aficionados como ratonero de praga. Se trata de una variedad de perro procedente de la República Checa que ha día de hoy  por destracia todavía no está reconocida por la Federación Cinológica Internacional.

El ratón de praga toy o mini es el más habitual. Una de sus principales características es que raramente supera los 3’5 kilogramos de peso. Son perros muy pequeños y eso los hace muy atractivos. Tienen la apariencia de un dóberman miniatura. En este artículo vamos a hablar sobre el origen, las características y el comportamiento del ratón de praga, así como de su educación y de otros parámetros importantes que hay que tener en cuenta antes de mantener un ejemplar. Son perros con una esperanza de vida elevada ya que pueden vivir hasta quince años.

Historia y Origen

Conocer el origen del ratón de praga es fundamental para entender cómo ha ido evolucionando la raza a lo largo de los años y para comprender por qué actualmente tiene el aspecto que tiene. Para indagar en la historia del ratón de praga hay que viajar hasta la Edad Media. Apareció en los palacios de Bohemia, República Checa, donde era una raza realmente apreciada que llegaba a ser el centro de atención en muchas fiestas aristocráticas. El ratón de praga era un perro que solamente poseían los reyes y la nobleza. Esa raza era un símbolo de estatus elevado en dicha sociedad.

Pronto se fueron extendiendo entre los nobles de toda Europa. Eso hizo que con el paso de los años se fuera extendiendo por gran parte del continente, llegando al fin a la mano de ciudadanos de a pie. El ratón de praga se convirtió en un perro de compañía muy apreciado. Sin embargo, cuando los tiempos de guerra llegaron a Europa la popularidad de esos perros fue decreciendo al considerarse un perro demasiado pequeño para poder colaborar con las tareas requeridas y sobrevivieron escasamente algunos ejemplares que fueron vitales para volver a repoblar la raza. En torno al año 1980 la raza ratón de praga volvió a resurgir y hoy en día es una variante muy popular a lo largo del mundo. Los ratoneros de praga son muy apreciados como mascota porque son perros muy cariñosos.

Características del Ratonero de Praga

El ratón de praga tiene unas características muy bien definidas. En primer lugar hay que indicar que son perros miniatura que en su edad adulta apenas superan los veinticinco centímetros de altura y raramente pesan más de tres kilogramos. Son extremadamente parecidos a los pinscher, pero en realidad no están relacionados. Normalmente su color es una combinación del negro con el rojo fuego, aunque hay individuos de color chocolate, azul y otras variantes normalmente oscuras. Una de las nuevas tendencias son los cruces para conseguir el color caoba.

Son una de las razas de perros que menos pelo sueltan. El ratón de praga tiene el pelaje brillante, corto y no demasiado espeso. Su cabeza es simétrica, con la forma un poco alargada y las mejillas sobresalientes de forma ligera. La nariz del ratón de praga es recta, con las orejas puntiagudas y unos ojos oscuros a la vez que muy redondos. Su cuerpo es musculado, delgado, recto y bastante corto. Su pelo es muy lustroso, brillante y generalmente oscuro. Algunas personas aseguran que son una de las razas más pequeñas del mundo. Lo que si está claro es que el ratón de praga es un animal muy alegre y vivaz que goza de un olfato único, de ahí que sean muy utilizados para buscar trufas.

Carácter y Comportamiento

Son perros fieles y cariñosos. Generalmente son perros extremadamente activos y vivaces a los que les encanta jugar. Por ese motivo es importante estar muy pendientes de ellos porque requieren atención constante. Son tan vivaces y amistosos que en ocasiones sorprenden cuando muestran bravuconería, pero es que también tienen un carácter muy bien marcado. Son sociables y pueden vivir tanto con personas como con otros animales. Es fácil crear vínculos de afecto con ellos porque se hacen de querer. El ratón de praga es un perro extremadamente inteligente que aprende cualquier tipo de truco muy rápidamente. Como son animales muy activos es importante sacarlos mucha a la calle para que se ejerciten. Eso sí, siempre hay que llevarlos bien atados para evitar incidentes.

Son excelentes animales de compañía que necesitan una correcta educación, pero que son muy apegados a sus cuidadores. Si son correctamente introducidos en el hogar serán perros muy sociables y obedientes. El ratón de praga es una raza de perro para vivir en familia porque se llevan muy bien con los niños y con otras mascotas. Su pequeño tamaño hace que puedan vivir en un piso sin ningún tipo de problema. El temperamento del ratón de praga es muy característico, ya que son animales incansables y movidos que nunca están quietos. Conservan cierto instinto cazador pese a su pequeño tamaño. Son muy amigables con las familias. Tienen un carácter dulce, muy poco territorial. Se llevan bien con todas las personas y aman ser cogidos en brazos. El carácter el ratón de praga es vivaz. Son animales muy poco dados a los ladridos y les encanta vivir en un entorno familiar. Lo pasan muy bien jugando y relacionándose con las personas. En ocasiones desconfían de los extraños y de las personas ajenas a la familia, pero se adaptan rápidamente a los cambios.

Cuidados del Ratón de Praga

Conocer los cuidados básicos del ratón de praga es fundamental para que los perros se encuentren bien en todo momento. Son animales muy higiénicos que apenas requieren un baño mensual para prevenir problemas a largo plazo. Deben ser desparasitados interna y externamente. Hay que llevar a los ratones de praga al veterinario como mínimo una vez cada seis meses para realizar una revisión rutinaria. Una de las cosas más importantes para cuidar correctamente a un ratón de praga es su alimentación. Para que estén bien hay que ofrecerles una dieta completa y equilibrada a base de pienso para perros de primera calidad. Utilizar ropa para perros en los meses de invierno es recomendable para evitar problemas relacionados con el frío.

Sacarlos a pasear a diario es muy recomendable, por ese motivo es fundamental comprarles correas y collares para garantizar su seguridad en todo momento. Hay que fomentar su actividad mediante el uso de juguetes. Educar al ratón de praga es sencillo porque se trata de una raza de perro muy inteligente. Adiestrarlo es prácticamente como hacerlo con cualquier otra raza, aunque hay que corregir ciertos comportamientos propios de los perros más pequeños. Socializarlos desde pequeños es fundamental. Hay que empezar a trabajar con ellos justo después de que reciban sus primeras vacunas. Una de las cosas más importantes es que las mascotas sean capaces de relacionarse con otros perros. De eso modo van a perder el miedo a las circunstancias ajenas al hogar. El adiestramiento del ratón de praga debe realizarse mediante el refuerzo positivo y nunca con castigos. Hay que dedicar unos quince minutos al día a educarlos. Aprenden muy rápidamente a quedarse quietos, a acudir a su llamada y a sentarse. Esas pautas son fundamentales para garantizar su seguridad en todo momento.

Salud y Enfermedades

No hay demasiadas enfermedades propias de la raza ratón de praga, por lo que vamos a mencionar algunas más genéricas de los perros más bien pequeños. Son animales muy longevos con una esperanza de vida que puede prolongarse en algunos casos hasta los quince años. Sin embargo, eso puede variar en función de diferentes parámetros de salud.

Algunos individuos padecen problemas relacionados con los huesos, especialmente si no son correctamente alimentados. Para evitar roturas es conveniente ofrecerles suplementos de calcio y vitaminas. Las orejas de algunos ratones de praga no se levantan, pero es un problema más bien secundario. Por lo general el ratón de praga es un perro sano y fuerte, pero en ocasiones pueden sufrir luxaciones de rótula y problemas en los dientes. Algunos individuos sufren problemas relacionados con la alergia y en esos casos hay que alimentarlos con piensos especiales.

Comprar Ratón de Praga

A la hora de comprar un cachorro de ratón de praga es fundamental tener en cuenta algunas pautas básicas. Adquirir un cachorro por internet siempre conlleva algunos riesgos, pero si se hacen bien las cosas todo puede ser realmente satisfactorio. En primer lugar hay que saber elegir el mejor criadero. Hay que buscar un criador de ratón de praga que responda a todas tus dudas, que se preocupe, que quiera indagar un poco más allá de la venta. Si solo está interesado en la transacción quizá no sea la mejor opción. La gente que se implica solo en poner un precio no es recomendable.

Hay que buscar un criador que sienta pasión por lo que hace. Buscar referencias de otros compradores es fundamental. Los cachorros de ratón de praga deben entregarse con vacunas, revisión veterinaria y pedigree. Hay que tener en cuenta que los cachorros necesitan ser cepillados de forma continuada y hay que cuidarlos con especial cariño porque requieren mucha compañía. Hay que limpiarles bien los ojos, las orejas y los dientes para evitar problemas. El estándar del ratón de praga es el perro más pequeño del mundo.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*