→ Visita nuestra tienda de 🐶 Accesorios para Perros 🐶

Yorkshire Terrier

Yorkshire TerrierEl yorkshire terrier es una de las razas de perro más populares en todo el mundo. Son fáciles de cuidar y tienen un comportamiento de lo más amigable.

Se trata de una raza de pequeñas dimensiones muy apropiada para vivir en el interior de un hogar que surgió mediante el cruce de terriers escoceses con terriers ingleses. Todo eso sucedió durante la revolución industrial, en época de cambios.

La mayoría de los individuos miden como máximo unos treinta y cinco centímetros de altura. Los ejemplares adultos apenas pesan tres kilogramos. Tienen un pelaje largo y hermoso que combina el negro con el leonado, aunque en ocasiones presentan zonas plateadas. Su pelo es espeso y abundante. Los yorkshire terrier tienen excelentes aptitudes como animal de compañía. Las camas para perros de pequeño tamaño son muy fáciles de encontrar, por lo que solo habrá que elegir un buen pienso para perros y algunos juguetes para cachorros. Es decir, no hay que hacer una inversión demasiado grande para costear todos sus gastos porque los accesorios son más económicos.

 

Se clasifican dentro de las razas de perros pequeños y según el American Kennel Club permanecen dentro del grupo cinco que son los perros de juguete. La abreviatura del yorkshire terrier es yorkie y es muy utilizada para nombrarlos de forma habitual especialmente por parte de la gente más joven. El origen del yorshire terrier tuvo lugar en Inglaterra a medianos del siglo XIX. Como gran parte de las razas en sus inicios fueron empleados como cazadores porque tenían un tamaño pequeño, se movían rápidamente y eran capaces de acceder a las madrigueras donde otras variantes más grandes no tenían acceso. Además, eran fáciles de esconder y por eso mismo eran muy empleados en las cacerías furtivas. Sin embargo, la clase burguesa se interesó rápidamente por ellos y con el tiempo fueron adquiriendo popularidad hasta convertirse en una de las mascotas más comunes.

El comportamiento del yorkshire terrier es de lo más agradable. Son perros afectuosos, curiosos, inteligentes, divertidos y sobre todo muy juguetones.  Se llevan muy bien con los niños y con las otras mascotas. Su pertenencia a la variante terrier ha hecho que les encante salir a la calle para dar largos paseos. Su aspecto es muy característico. El yorkshire terrier tiene una cabeza pequeña y poseen unas orejas bien erguidas que presentan forma de uve.  No necesitan demasiados cuidados específicos, por lo que son relativamente fáciles de mantener. Son animales muy listos, pero también algo tercos en ciertos aspectos. Por ese motivo necesitan a un cuidador firme en sus decisiones para que no aprendan malas costumbres. Los yorkshire terrier con un manto de pelo muy largo necesitan cepillados diarios. En cuanto a temas de salud, experimentan los problemas típicos de los perros de raza pequeña. Son bastante propensos a padecer algunos problemas digestivos y alergias en la piel.

Historia

La raza de perro yorkshire terrier se originó en la región de Yorkshire y en el condado colindante conocido como Gran Mánchester. Se trata de una zona abrupta y escarpada situada al norte de Inglaterra. En pleno siglo XIX en plena revolución industrial algunos trabajadores que procedían de Escocia llegaron a Yorkshire buscando trabajo. Esas personas trajeron consigo diferentes variedades de terrier de pequeño tamaño. Se cree que la raza apareció de mano de esos obreros que trabajaban principalmente en fábricas de lana y de algodón. Se saben muy pocas cosas de la historia del yorkshire terrier, dado que la raza surgió casi de imprevisto. Se sabe que se originó por el cruce de los terrier escoceses con los locales. Se intuye que en el proceso intervinieron el skye terrier, el paisley terrier, el waterside terrier, el clydesdale terrier y en cierto modo el bichón maltés. A finales del año 1865 Mary Ann Foster presentó en una exposición canina de Gran Bretaña a su perro conocido como Huddersfield Ben, que era un paisley terrier con morfología de yorkshire terrier y fue el ejemplar que definió el estándar e la raza.

Sin embargo, el nombre oficial de la raza no fue utilizado hasta cinco años después en el año 1870. Huddersfield Ben se hizo famoso muy rápidamente e incluso fue pintado en una obra de George Earl. Se consideró como uno de lo sementales más importantes de su raza e incluso se dijo que era uno de los perros más notables que haya existido de cualquier variedad. Viendo los registros a través del pedigrí se puede comprobar que gran parte de los yorkshire terrier que compiten todavía hoy en día en exposiciones caninas llevan la sangre de ese ejemplar. Sin embargo, Huddersfield Ben falleció a los seis años cuando fue atropellado por un carruaje.

Se considera el padre de la raza yorkshire terrier. En la Era Victoriana la raza se hizo popular como mascota en Inglaterra. Su primera exposición en un concurso canino hizo que el yorkshire terrier fuera aceptado por el público muy rápidamente. De hecho, por aquel entonces se convirtió en el perro más común en los hogares ingleses y en uno de los más difundidos por todo el mundo. Sin embargo, la popularidad del yorkshire terrier fue disminuyendo a partir del año 1940 cuando los perros de razas pequeñas solo representaban a un 19% del total. Después de algunos años su popularidad fue renovada y en 2002 llegó a ser el perro más común de los Estados Unidos. En la actualidad sigue siendo un perro muy reconocido a nivel mundial.

Características Físicas

Conocer las características del yorkshire terrier es fundamental para entender mejor la evolución y el progreso de la raza a lo largo de los años. En primer lugar hay que hablar de su pequeño tamaño. Rondan los treinta centímetros de altura y pesan poco más de tres kilos, lo que demuestra que han ido haciéndose más pequeños con el paso de los años porque los primeros individuos superaban con creces los cinco kilogramos de peso. El pelo del yorkshire terrier suele combinar el marrón con el negro y con el gris. Mucha gente quiere llevar a sus mascotas a exposiciones caninas y el color de los adultos es un factor muy determinante. La calidad y la textura del manto también son muy representativas para la raza. El pelaje del yorkshire terrier debe ser sedoso, brillante y tiene que caer lacio sobre su cuerpo. Tradicionalmente se dejaba el pelo largo con una división en la parte media de la espalda que no dificultaba el movimiento en ningún caso. Normalmente el pelo es de color plateado desde la base de la cola hasta la parte posterior del cuello, aunque en ocasiones va oscureciendo hasta el negro. El pelo de la cola suele ser muy oscuro, mientras que las piernas y la parte inferior del cuerpo permanecen coloreados con tonos cobrizos que son más oscuros en las raíces que en las puntas.

Los ejemplares que presentan diferentes coloraciones no suelen ser aceptados como estándar del yorkshire terrier y por tanto las asociaciones especializadas recomiendan no reproducir esos individuos. Los cachorros de yorkshire terrier son de color negro con manchas de color fuego por encima de los ojos, alrededor de las patas y sobre el hocico. Algunos cachorros nacen con una mancha blanca en el pecho, pero normalmente esas motas se van desvaneciendo conforme van creciendo. Muchos ejemplares no desarrollan su coloración final hasta que no alcanzan los tres años de edad. El yorkshire terrier es una raza hipoalergénica. Tienen un pelo liso, sedoso y muy fino que si es correctamente cepillado apenas se desprende. El American Kennel Club ha catalogado al yorkshire terrier como una de las únicas razas de perros recomendadas para personas con alergia. En comparación con otros perros, los yorkshire terrier no desprenden demasiado pelo. En realidad lo que desencadena la alergia en la mayoría de las ocasiones es la caspa y la saliva de los perros,  pero en el caso de los yorkshire esos elementos parecen no actuar del mismo modo con las personas por lo que son muy pocos los que se ven afectados por la alergia en esos casos.

Carácter y Comportamiento

Aunque parezca increíble los perros de razas pequeñas como es el caso del yorkshire terrier tienen un carácter mucho más pronunciado que los individuos más grandes. Eso no quiere decir que tengan un mal comportamiento, sino que si se les molestas pueden sacar todo su potencial para hacerte frente sin ningún tipo de miedo. Los yorkshire son perros muy activos y protectores con sus cuidadores. Les encanta ser el centro de atención e intentan interactuar continuamente con toda la gente que les rodea. Su comportamiento es bastante nervioso. Son fáciles de adiestrar y aprenden muchos trucos siempre que el cuidador tenga bastante paciencia. La constancia es esencial en esos casos. Al igual que la gran mayoría de los animales necesitan realizar ejercicio diario para que su cuerpo no se vea resentido. Los ladridos del yorkshire terrier son agudos y continuados. Ladran a menudo en cuanto perciben algo que les incomoda, por lo que son excelentes perros de vigilancia. Son una especie de alarma biológica. Sin embargo, algunos ejemplares ladran más de la cuenta y deben ser educados para reducir las molestias ocasionadas. Con el entrenamiento adecuado puede solucionarse. Los yorkshire terrier son muy inteligentes. De hecho, en un estudio que se hizo para comprobar el nivel de inteligencia de los perros esta raza en concreto quedó en el número veintisiete.

Parece ser que ignoran que tienen un tamaño pequeño porque siempre se muestran muy audaces y aventureros. Son perros increíblemente energéticos, valientes y leales. Son excelentes compañeros de viaje, aunque al principio cuesta entenderlos un poco porque son muy expresivos. El yorkshire terrier es un perro cariñoso y muy bueno, pero el cuidador debe establecerse como el líder de la manada porque de lo contrario pueden mostrarse desconfiados y en ocasiones agresivos. En ocasiones son perros muy caprichosos que hacen cualquier cosa para conseguir todos sus propósitos. Tienen un carácter muy característico de los terrier y necesitan que alguien se establezca a su lado como un buen líder. El yorkshire es un perro familiar, pero es mejor mantenerlos cuando los niños ya hayan crecido un poco. No hay que dejarlos salirse con la suya porque eso puede influir negativamente en su temperamento. Si los dejamos hacer lo que quieren no tardarán en convertirse en los dueños de la casa  y eso puede hacer que se vuelvan tanto exigentes como dependientes de nosotros.

Finalmente eso puede desembocar en perros con problemas que requieran una gran cantidad de atención por parte de las personas. Los yorkshire terrier que no son bien educados pueden volverse celosos e incluso en algunos casos pueden volverse muy temerosos. En la mayoría de los casos todos los problemas de comportamiento aparecen por culpa de los cuidadores, que no aplican la disciplina que deberían porque al verlos tan pequeños y amigables no se les toma con toda la seriedad posible. Los yorkshire terrier son fáciles de adiestrar, pero si no se hace desde temprana edad pueden mostrarse algo tercos y neuróticos. Son perros dulces que pueden vivir bien tanto con niños como con otros animales. Actuar de la manera adecuada es fundamental para que los yorkshire terrier crezcan de una forma equilibrada, ya que de lo contrario pueden sacar a relucir su carácter más desagradable.

Cuidados Básicos

Los cuidados del yorkshire terrier son realmente básicos. No son perros excesivamente complicados y no suelen dar problemas, pero hay que hacer las cosas bien para garantizar su correcto desarrollo. En primer lugar hay que ofrecerles una cama de pequeño tamaño, un alimento de primera calidad y todo tipo de juguetes. En caso de disponer de un jardín sería apropiado incorporar una caseta para perros. Cuidar su alimentación es fundamental, por lo que se deben emplear piensos específicos como los que ofrecen marcas como Royal Canin o Advance. Sin embargo, una de los cuidados más recurrentes y costosos es el mantenimiento del pelo del yorkshire terrier. Para ello se puede recurrir a una peluquería canina, pero lo mejor es optar por hacerlo uno mismo en el hogar. Los propietarios pueden recortar el pelo de sus mascotas sin ningún tipo de problema para facilitar sus movimientos.

Si tu perro va a participar en una competición si es mejor recurrir a un especialista, ya que en esos casos el pelo se suele dejar muy largo y cuidarlo es bastante más complicado. Es recomendable recordar de forma constante el pelo de las puntas de las orejas y de las patas para que no molesten a los perros. Cuidar el manto largo tradicional es muy costoso. Para evitar que se dañe, la capa de pelo puede aceitarse con productos especiales y después ser envuelta con un papel sedoso para que las sustancias activas penetren bien. La técnica de los aceites esenciales debe utilizarse como máximo una vez al mes. Si los perros se ensucian más de la cuenta deben ser correctamente lavados, sino con un baño cada dos o tres meses será más que suficiente. Ofrecerles suplementos vitamínicos y productos como el aceite de salmón ayudan a mantener un pelaje mucho más brillante.

Reproducción del Yorkshire Terrier

Cada vez hay más gente que pretende conseguir camadas de yorkshire terrier, pero para hacerlo con éxito hay que seguir una serie de pautas básicas. A la hora de reproducir a una pareja de yorkis los especialistas recomiendan buscar a dos individuos que sean similares físicamente, ya que de ese modo se pueden conseguir cachorros más próximos al estándar de la raza. No hay que cruzar nunca a perros que tengan enfermedades o que tengan posibilidad de transmitir patologías hereditaria por parte de sus ancestros. En primer lugar hay que asegurarse de que los progenitores tienen la edad adecuada y de que son aptos para la cría.

La hembra debe estar bien preparada, tener un peso adecuado y gozar de un excelente estado de salud porque tanto el parto como la lactancia desgastan mucho a la madre. Algunas personas creen el macho debe tener un tamaño algo más pequeño que la hembra para que la gestación sea más amena y llevadera, pero en realidad eso es falso porque los feto se desarrollan en el interior de las hembras en función del tamaño de la propia madre. Lo que sí es realmente importante es realizar un seguimiento veterinario exhaustivo. Además, hay que cuidar mucho la dieta y hay que sustituir su comida habitual por un pienso para hembras gestantes o lactantes. Para que los yorkshire puedan sacar adelante sus camadas las hembras tienen que tener el peso y el tamaño adecuado. Los expertos recomiendan que los individuos de menos de dos kilogramos de peso no tengan descendencia porque podría haber muchas complicaciones. Al igual que con todas las mascotas, la criar yorkshire terrier debe ser un acto realizado con mucha meditación y responsabilidad con el objetivo de mejorar la viabilidad de la raza.

Yorkshire Terrier Toy, Mini o Teacup

Existen dierentes tamaños de yorkshire terrier gracias a la selección artificial que han ido aplicando los criadores que se distribuyen por todo el mundo. Cada vez hay más gente que busca cachorros de yorkshire terrier toy, cuyo peso apenas supera el kilo y medio en su edad adulta. En muchas partes son conocidos como yorkshire terrier mini, aunque ambos términos están bien aceptados entre la población. Esa variedad dentro de la misma raza se ha vuelto muy popular y cada vez hay más gente que busca perros de pequeñas dimensiones. Se trata de un proceso genético que ha llevado mucho tiempo de llevar a cabo. Los ejemplares de pequeño tamaño se fueron consiguiendo poco a poco al ir cruzando a los individuos más pequeños de cada camada. Con el paso de lo años han ido naciendo cachorros de yorkshire terrier toy o mini. Durante los últimos años se ha utilizado una estrategia publicitaria para vender a las crías más pequeñas llamándolas como yorkshire terrier teacup o yorkshire tacita de té.

Los clubes especializados en la raza y las asociaciones caninas han criticado ese tipo de marketing porque creen que ese no es el modo de vender cachorros de forma indiscriminada. En realidad llevan parte de razón porque a consecuencia de esas compañas publicitarias mucha gente vende cachorros prematuros y eso puede acarrear consecuencias fatales con el paso del tiempo. Esos individuos de yorkshire mini no son reconocidos oficialmente por las asociaciones de criadores y no pueden exhibirse en los certámenes caninos ni en lo eventos de prestigiosas agrupaciones como el American Kennel Club o la Federación Cinológica Internacional. Eso se debe a que las características de los yorkshire toy teacup van en contra de los estándares originales de la raza.

De hecho, el club del yorkshire de Alemania asegura que la variante pequeña no existe y que si intentan venderte a un cachorro de pequeñas dimensiones es un fraude. Sin embargo, eso no es verdad. Los yorkshire terrier toy sí existen y pueden conseguirse fácilmente, pero tienen un precio superior y hay que prestarles muchos más cuidados. La búsqueda de ejemplares de yorkshire terrier miniatura o enanos es una práctica muy controvertida a nivel mundial. En muchos casos es algo repudiado por los criadores más responsables, ya que el código de pautas de cría éticas prohíbe a los especialistas a etiquetar a sus animales con palabras como mini, toy o teacup como técnica comercial. Para conseguir esas dimensiones tan reducidas se recurre a la selección de los animales más frágiles y débiles para que se crucen entre sí, por lo que en muchos casos hay consanguinidad. Eso puede ocasionar problemas hereditarios y patologías congénitas. Sin embargo, la búsqueda de un perro con tamaño de cachorro se ha afianzado tanto que resulta inútil intentar prohibir esa práctica. Lo que hay que tener es mucho cuidado y recurrir solamente a criadores de confianza.

Salud y Longevidad

Conocer los problemas de salud de los yorkshire terrier es fundamental para poder detectarlos a tiempo y actuar debidamente antes de que sea demasiado tarde. De forma habitual pueden sufrir patologías propias de los perros pequeños como bronquitis, cataratas, problemas digestivos, vómitos, diarrea o queratitis. Sus pequeñas dimensiones hacen que sean bastante reacios a tolerar correctamente la anestesia, por lo que hay que ir con mucho cuidado y los veterinarios solo recomendarán las operaciones en los casos más graves. Los yorkshire terrier son perros pequeños y frágiles, por lo que no es demasiado extraño que puedan lesionarse al caer de una silla o de un sofá. También pueden sufrir contusiones de forma accidental si una persona no los ve y tropieza con ellos. Muchos individuos sufren alergias que se ven reflejadas sobre la piel y en los casos más graves incluso pueden perder mechones de pelo. En esos casos hay que aplicar corticoides. La esperanza de vida del yorkshire terrier oscila en torno a los quince años para los ejemplares de un tamaño convencional. Sin embargo, los individuos de menos de 1’5Kg son más propensos a sufrir problemas de salud y por tanto esa debilidad hace que su esperanza de vida sea inferior.

Enfermedades Comunes

Aunque un perro esté bien cuidado y haga mucho ejercicio siempre pueden surgir problemas. En esta sección vamos a hablar de las enfermedades del yorkshire terrier. En primer lugar hay que hablar de los problemas digestivos. Aunque suelen solucionarse rápidamente, pueden ser muy molestos para los animales. Normalmente les duele la tripa y tienen vómitos si un alimento no les sienta bien. Suele ocurrir cuando hay un pequeño cambio en su dieta. Los yorkshire tienen una baja tolerancia a la anestesia, por lo que cualquier problema grave que requiera una operación puede complicar mucho las cosas. Muchos yorkshire terrier sufren pérdida prematura de los dientes, especialmente si no reciben una correcta alimentación. En esos casos cuando el daño ya está hecho lo mejor es ofrecerles comida húmeda controlando bien las raciones para que no cojan más peso del necesario porque suelen ser alimentos más calóricos. Algunos ejemplares padecen hernia de disco y otros tienen problemas en la columna vertebral. La bronquitis también es una enfermedad recurrente en los yorkshire terrier más mayores.

Comprar Yorkshire Terrier

Hoy en día es fácil encontrar yorkshire terrier en venta porque tanto particulares como profesionales los crían con éxito. Sin embargo, es bueno seguir una serie de consejos antes de comprar un cachorro de yorkshire. Cada vez más gente recurre a internet para comprar a sus mascotas. Eso puede conllevar muchos riesgos. Las páginas de clasificados están repletas de yorkshire terrier a bajo coste, pero hay que ir con mucho cuidado porque no todos los vendedores son fiables. Las precauciones deben ser máximas. Lo mejor es acudir a un centro de cría profesional, pero también en esos espacios hay que tomar una serie de medidas para evitar problemas. En primer lugar hay que hablar con el criador para ver si entiende mucho sobre la raza y para ver cómo responde todas las dudas. Si se implica en mejorar la raza de yorkshire terrier es una buena indicación.

Hay que huir de la gente que solo se limita a poner un precio. Lo mejor es buscar referencias y contrastar opiniones de compradores que hayan adquirido un cachorro en ese lugar con anterioridad. Los cachorros deben entregarse con pedigree, tienen que estar inscritos en el LOE y el centro de cría tiene que tener afijo. Los criadores profesionales entregan los perros desparasitados, con chip, con vacunas, con cartilla veterinaria y con todas las garantías frente a problemas hereditarios. Ver las instalaciones de un criadero de yorkshire terrier puede decir mucho y puede ser un factor determinante para saber si es adecuado comprar allí el cachorro. Es imprescindible recordar que no hay que comprar cachorros de yorkshire con menos de dos meses de edad. Si te gustan tanto los perros como a nosotros puedes leer nuestros artículos sobre otras razas como el border colliegolden retriever, el carlino, el american bully, el alano español, el basset hound o el bulldog americano, el pitbull, el bull terrier, el bichón maltés, el beagle, el pastor alemán, el dóberman, el rottweiler, el pomerania, el labrador retriever, el dogo argentino, el shar pei, el pastor belga y el braco de weimar.

Precio de un Cachorro

Mucha gente accede a internet buscan un yorkshire terrier gratis, pero tener la suerte de encontrarlo es prácticamente imposible. Una de las búsquedas más recurrentes en google es yorkshire terrier precio, por lo que es un tema que parece interesarle a muchas personas. Sin embargo, estimar cuánto vale un cachorro puede resultar complicado porque la cifra puede variar en función de muchas variantes. En primer lugar están los yorkshire en milanuncios y en páginas de anuncios clasificados similares. En esos lugares pueden encontrarse cachorros por unos 300€ o en algunos casos incluso menos. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado. Si bien es cierto que puede encontrarse gente amable y de confianza, también es verdad que hay muchos estafadores y la situación legal es complicada en esos casos. La segunda opción son las tiendas de animales. Son un punto intermedio, ya que los cachorros suelen costar entre 500€ y 700€ en función de la ciudad. Sin embargo, la mejor opción es comprar un cachorro de yorkshire terrier en un centro de cría especializado. Si bien es cierto que en esos lugares pueden costar unos 900€, también es verdad que se ofrecen muchas más garantías y por ese motivo en la mayoría de los casos es muy recomendable.

Fotos de Yorkshire Terrier

Internet es una fuente de información repleta de recursos, por lo que navegando por una serie de páginas especializadas pueden encontrarse una gran variedad de artículos con los que la gente puede nutrirse de conocimientos enfocados a la raza yorkshire terrier. Sin embargo, en ocasiones una imagen vale más que cualquier palabra. Por ese motivo hemos decidido crear en esta sección una galería de fotos de yorkshire terrier para que todos nuestros usuarios puedan ver imágenes de las variantes convencionales y de las miniatura. A través de las fotos se pueden ver tanto las diferencias en el tamaño como los distintos tipos de pelaje y sus tonalidades. Os dejamos ya con las mejores fotos que hemos encontrado en internet sobre la raza:

Yorkshire Terrier 1

Yorkshire Terrier 2

Yorkshire Terrier 3

Yorkshire Terrier 4

Yorkshire Terrier 5

Como habéis visto en la parte de arriba no todos los yorkshire terrier son iguales. Los cambios pueden verse en su coloración, en su tamaño y en la morfología de sus rasgos. Algunos individuos poseen el rostro más alargado que otros, mientras otros poseen un cuerpo más o menos ancho en función de su estructura ósea. Las principales diferencias entre unos individuos y otros se deben principalmente a las diversas líneas de cría que han ido surgiendo a lo largo de los años en todo el mundo. Cuando una variedad es criada en condiciones diferentes a lo largo de todo el planeta es normal que surjan algunas diferencias entre unos individuos y otros, porque no todos los criadores potencias las características que marca el estándar de la raza y pueden ir apareciendo yorkshire terrier algo diferentes. Eso mismo sucede con todas las razas de perros y es algo de lo más habitual.

Concursos de Belleza

Si por algo destacan los yorkshire terrier es por su increíble aspecto físico. Eso ha hecho que a lo largo de todo el mundo se desarrollen certámenes de belleza para yorkshire terrier. Los animales son preparados para la competición desde que son unos cachorros, pero no todos los individuos sirven para ese mundo tan complicado. Para hacerse con un trofeo de belleza los perros no solo deben presentar un aspecto impoluto y bien cuidado, sino que además deben presentar un carácter bien equilibrado. En las competiciones hay mucha gente y muchos perros, por lo que cada individuo debe estar bien preparado para no entrometerse en el entorno de los demás. La belleza es algo muy subjetivo, pero los jueces de los concursos suelen guiarse por los estándares de la raza establecidos por los clubs de criadores más prestigiosos del mundo. La disciplina es fundamental en los perros que participan de forma activa en las competiciones, pero no hay que sobrepasarse con ellos y si un individuo no presenta demasiado interés lo mejor es dejarlo de lado. Algunos perros de la raza yorkshire terrier no están hechos para competir de forma activa.

Estándar Yorkshire FCI

Según la Federación Cinológica Internacional, los perros de la raza yorkshire terrier deben cumplir con una serie de requisitos básicos que los engloban dentro de la variedad y alejarse de esas normas no está bien visto porque se cree que se puede estar desvirtuando la pureza de la raza. En cuanto a apariencia general el estándar nos dice que el yorkshire terrier debe tener el pelo largo, recto y colgante. Además, debe caer de forma equilibrada por ambas partes del cuerpo manteniendo en todo momento una línea divisoria que debe empezar en la parte frontal y terminar en la cola. El corte debe ser recto, compacto y limpio para aportar una gran elegancia. Deben tener el cuerpo bien proporcionado, con una complexión bien remarcada. En cuanto al carácter, la raza determina que debe ser un perro inteligente, con el carácter bien equilibrado y sobre todo muy alegre. En cráneo debe ser pequeño, aplanado y no demasiado prominente, pero tampoco redondeado. En la región facial destaca un hocico no demasiado largo culminado con una trufa negra. La mandíbula se cierra como una tijera, de forma completa y uniforme.

Los dientes inferiores encajan perfectamente en la parte trasera de los superiores. Los incisivos de los yorkshire terrier se colocan de forma perpendicular y están bien implantados en las zonas maxilares. La mandíbula debe estar en todo momento bien nivelada y sin imperfecciones. El club internacional de cría de perros establece que los ojos deben ser oscuros, dirigidos hacia la parte delantera con una expresión en todo momento inteligente y tienen que tener un tamaño medio. No deben sobresalir ni mostrarse prominentes. Normalmente tienen el borde de los párpados de un  color oscuro. Sus orejas deben permanecer bien erguidas formando una especie de uve. No están muy separadas y están recubierta de pelo corto. Su color debe ser cobrizo o fuego intenso. Deben tener el cuello muy elástico y con un gran alcance. El estándar determina que su cuerpo debe ser compacto con el lomo bien sostenido y la espalda completamente nivelada. Las costillas deben arquearse de forma moderada para que se note su curvatura. Poseen bastante pelaje en la zona de la cola, normalmente de un color azulado más intenso que el cuerpo.

Suele mantenerse con un porte algo superior al nivel de la espalda y suele estar hacia la derecha. Cuando se mueven la cola se desplaza con gracilidad, sin complicaciones. Al hablar de las extremidades debemos mencionar que sus miembros anteriores están cubiertos de pelo de color dorado con tonalidades fuego en la raíz. Permanecen siempre bien rectos, mientras que los hombros se mantienen inclinados. Si se miran los miembros posteriores desde atrás deben permanecer rectos, con una inclinación moderada hacia la rodilla. El pelo allí es más claro en las puntas. Sus pies son pequeños y redondeados, con las uñas negras que no deben ser demasiado largas. El movimiento del yorkshire terrier debe ser ligero. Mueven las extremidades delanteras y traseras al unísono, manteniendo la espalda bien recta en todo momento. Poseen un pelo moderadamente largo en todo el cuerpo, sin ondulaciones ya que debe permanecer bien firme. Su textura tiene que ser completamente sedosa, sin apariencia de lana. El pelo de un yorkshire que cumpla con el estándar tiene que ser de un color fuego medio dorado, más oscuro en la cabeza y en los laterales, así como en el hocico y en la base de las orejas. El color fuego no debe extenderse hacia el cuello.

El lomo debe permanecer cubierto de un color oscuro como el acero en muchos casos determinado azul plateado. El pecho permanece de color bronce o leonado. El cuerpo de las mascotas tiene que tener la zona de la raíz mucho más oscura que la de las puntas. Según las características establecidas, deben tener un peso medio de tres kilos y no son aceptados por el estándar las variedades miniatura que apenas superan los mil gramos. Los especialistas consideran una falta cualquier desviación de los parámetros previamente mencionados y son más o menos graves en función de si afectan o no a la salud de los yorkshire terrier. Todos los perros con anomalías físicas o psicológicas son descalificados de forma inmediata del estándar de la raza.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*