🐠 Decoración para Acuarios 🐠

Cómo Elegir la Grava de un Acuario

Cada vez más gente decide mantener a un acuario en el interior del hogar, pero decorarlo en ocasiones puede resultar complicado. Utilizar un buen sustrato es indispensable. Mucha gente se pregunta cómo elegir la grava de un acuario. Es uno de los elementos más estéticos que influye directamente en la apariencia global del ecosistema.

Existen multitud de formatos muy diferentes entre sí y no todos son apropiados para todas las peceras. Se debe escoger un tipo de grava que no solo permita que las bacterias se asienten correctamente, sino que además no se resquebraje con el paso del tiempo para evitar el enturbiamiento del agua. La grava elegida para un acuario debe poder retener correctamente el calor, pero al mismo tiempo tiene que ser capaz de disiparlo para evitar un exceso de temperatura. A la hora de elegir el mejor sustrato debe tenerse en cuenta la profundidad del tanque. A mayor capacidad, mayor debe ser el grosor de la grava. Luego tienen que tenerse en cuenta otros parámetros.

Una vez elegido el grosor de la grava debe saberse qué modelo es el más conveniente para los peces que van a convivir en el interior del acuario. Algunas especies se sientan más cómodas con grava suelta que pueden remover, pero otras requieren un sustrato comprimido sobre el que reposar. El principal objetivo de la grava debe ser crear un espacio lo más parecido posible al que los peces encontrarían el su hábitat natural. La grava debe higienizarse y cambiarse de forma regular en función de su deterioro. Las marcas más importantes suelen advertir en sus precintos el tiempo de vida útil recomendado, aunque por norma general es un periodo bastante largo. Hay algunos tipo de grava que pueden influir en la dureza y en distintos parámetros del agua, por lo que hay que tenerlo muy en cuenta a la hora de crear un nuevo ecosistema.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.