🌿 Tienda de Plantas Online 🌿

Cómo Plantar un Rosal

Rosal Mini Planta Natural
Planta natural en maceta con flores durante todo el año fácil de cuidar.

Guía completa donde explicamos cómo plantar un rosal correctamente paso a paso y donde encontrarás productos para cuidar de las plantas a un precio muy competitivo. Como habrás visto en nuestro vivero online no solo hay plantas medicinales, sino que contamos con un amplio surtido de flores y de plantas de uso ornamental. Por lo tanto, en este apartado vamos a hablarte en concreto de los rosales que son realmente fascinantes y fáciles de cuidar.

Podemos o bien sembrar un rosal desde semillas, desde bulbos o se puede adquirir una planta pequeña para pasarla a un lugar más espacioso como un jardín. Al igual que sucede con todos los arbustos, lo más importante es conservar las raíces del rosal en buen estado para que el trasplante se realice del mejor modo posible. La raíces deben tener unos quince centímetros de longitud en caso de querer un correcto crecimiento. Lo mejor de los rosales en maceta es que pueden ser sembrados durante cualquier época del año siempre que no estén en flor o siempre que no haya heladas.

Cómo Plantar un Rosal Correctamente

Los bulbos y las semillas deben plantarse en determinadas épocas del año en función de la especie o variedad elegida. En caso de emplear un rosal de maceta hay que preparar las raíces. En primer lugar hay que hidratarlas. Para ello hay que dejarlas sumergidas en agua durante la noche. Elegir dónde plantar el rosal es tan importante como el cómo hacerlo. Hay que escoger un lugar soleado porque es el gran astro quién determina la floración de la planta. Hay que excavar y hacer un buen agujero y luego hay que añadir las raíces de la planta, dejando bajo tierra parte del tronco. Lo mejor es crear un agujero de unos treinta centímetros de diámetro con la misma profundidad. El lugar de plantado puede enriquecerse con sustratos o líquidos para enraizar. Una vez esté el rosal plantado debes protegerlo. Lo más importante es que las raíces estén siempre bien protegidas del frío y para ello se puede añadir un sustrato de corteza de pino que ayuda a aislar un poco.