Cuidados del Conejo

Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso Transporte Higiene Suplementos
Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso
Transporte Higiene Suplementos Antiparásitos Complementos

Al poseer a un conejo como mascota es necesario aprender los cuidados del conejo en cautividad. Son animales fáciles de cuidar, pero requieren visitas veterinarias iniciales para asegurar que el animal se encuentra en perfecto estado. Es conveniente hacerles un análisis inicial para saber si el conejito está sano y en perfecto estado. De ese modo se pueden evitar problemas como los parásitos que invaden el estómago de los conejos.

La jaula va a ser el nido de tu conejo, donde va a dormir y pasar la mayoría del tiempo. Por consiguiente, te recomendamos que sea lo más espaciosa posible a fin de que pueda moverse cuanto más mejor. El tamaño va a ir directamente relacionado con su calidad de vida y por ese motivo te recomendamos contar con una de 70 x cincuenta x 50 centímetros por lo menos. Situada siempre y en todo momento en un entorno sin corrientes ni sol directo. Los expertos recomiendan utilizar peines especiales para eliminar el pelaje muerto que queda sobre los animales. Ese proceso debe repetirse a diario y de forma más intensa al menos una vez a la semana.

Con eso se evita que el pelo se acumule en el estómago de los animales, previniendo las temidas bolas de pelo estomacales. Utilizar productos específicos como la malta es una buena práctica para evitar esas retenciones. Conocer correctamente la alimentación de los conejos es una de las cosas más importantes, porque de ello va a depender el bienestar de las mascotas. Existen piensos balanceados de muy buena calidad que contienen todos los nutrientes básicos necesarios, pero hay que complementar esos productos con frutas y vegetales frescos. Los conejos suelen tener especial predilección por la zanahoria, por la lechuga y por la col. Sin embargo, todos ellos deben ser complementos ocasionales que deben añadirse a la base de alimento balanceado. Los conejos son mamíferos muy limpios que se asean a sí mismos. No es nada aconsejable bañarlos a menos que se ensucien de forma excesiva, sino más bien pueden perder la capa de protección natural de la piel. Vamos a bañar al conejo como mucho una o un par de veces por año. Las suciedades que podamos observar las intentaremos eliminar con toallitas húmedas de bebé.

Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso Transporte Higiene Suplementos
Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso
Transporte Higiene Suplementos Antiparásitos Complementos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.