🐢 Tortugas de Tierra 🐢

Curiosidades de la Tortuga Leopardo

Una de las curiosidades de la tortuga leopardo es que necesita un alojamiento seco, caluroso y bastante espacioso para poder vivir sin desarrollar enfermedades respiratorias graves. Esta especie se distribuye principalmente por la sabanas y praderas semiáridas del este y sur de África, aunque también se las puede localizar en lugares desérticos y en algunas zonas montañosas. Otra curiosidad es que pueden alcanzar los sesenta y cinco a setenta centímetros de longitud y un peso de cuarenta hasta cuarenta y cinco kilos.

Sobre su físico destaca el caparazón ya que es bastante abombado y destaca el color amarillento, conjuntado con un patrón de máculas irregulares de un tono verde oscuro casi negrolo que hace que el contraste entre las dos marcas sea incluso mayor. En los animales de mayor edad, y en consecuencia de mayor tamaño, estas máculas negras, son menores, llegando en ciertos casos a desaparecer parcialmente. Las placas dorsales del caparazón tienen forma piramidal en los ejemplares adultos y viejos.

Estas placas son de coloración amarillo claro de fondo con máculas negras que favorece el camuflaje en su entorno. Esta coloración y dibujo propio es quien les da el nombre de tortuga leopardo. Sus patas son robustas, tienen escamas recias y fuertes uñas. A lo largo de la temporada del año más calurosa, acostumbran a pasar las horas de máximo calor en refugios o madriguera en la tierra, y salen al exterior a lo largo de las horas del atardecer y el anochecer para alimentarse. Este comportamiento, asimismo lo efectúan a lo largo de la temporada de lluvias. Generalmente, ellas mismas excavan sus madrigueras en el suelo arenisco. Sobre su comportamiento hay que decir que son animales que viven normalmente de manera solitaria.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.