🐹 Accesorios para Roedores 🐹

Erizo Egipcio

Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso Transporte Higiene Suplementos
Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso
Transporte Higiene Suplementos Antiparásitos Complementos

El erizo egipcio u orejudo, conocido científicamente como Hemiechinus auritus, es  un mamífero de la familia Erinaceidae propia de Asia Central y de algunos países de Oriente Medio. Miden entre 12 y 15 centímetros. Tienen un sentido del oído y del olfato muy desarrollados que utilizan para cazar y detectar a los depredadores con tiempo suficiente para escapar.

Son animales muy activos y pueden recorrer varios kilómetros en un solo día. Son más pequeños que los erizos europeos, pero poco más grandes que los erizos africanos. Sus largas orejas pueden medir hasta tres centímetros y les permiten autorregular la temperatura de su cuerpo. Normalmente presentan tonos cobrizos en las púas, pero a través de la selección se están consiguiendo ejemplares tanto claros como oscuros. Pueden pesar entre 250 y 450 gramos.

Su principal depredador en estado salvaje son las aves rapaces, especialmente el búho real euroasiático. Tiene el hocico más largo y triangular que sus parientes africanos, alcanzando hasta cuatro centímetros y medio de longitud. Gran parte del mercado de los mamíferos exóticos está dominado por los erizos enanos africanos, pero estos ejemplares son cada vez más comunes en cautividad y gracias a la implicación de criadores y aficionados se están consiguiendo a día de hoy muchos ejemplares nacidos en cautividad, garantizando así la fiabilidad de su procedencia y asegurando que la esperanza de vida pueda extenderse hasta los siete años.

Alimentación:

Debemos basar la dieta del erizo egipcio en el pienso seco para gatos, pudiéndolo complementar con alimento vivo como los grillos o los gusanos de la harina. Ocasionalmente probarán algunos vegetales, aunque muchos ejemplares son reacios a ello. Además, podemos ofrecerles pollo hervido, huevo cocido y caracoles, aunque no hay que abusar ninguna de las tres cosas. Los erizos orejudos no pueden comer uvas, chocolate ni lácteos. En ocasiones puntuales pueden ingerir queso fresco light, pero no se debe abusar de él.

Alojamiento:

Como en todos los animales, la jaula del erizo egipcio tiene que ser lo más grande posible. Son muchas y muy distintas las medidas mínimas que se barajan por la red, pero un habitáculos de 70x35x35 centímetros es aceptable. Podemos mantener a los erizos tanto en terrarios como en jaulas para conejos. Cada cuál tiene sus pros y sus contras. Los terrarios son muy estéticos y guardan bien el calor, pero son también muy caros. Las jaulas son más económicas, pero es más complicado mantener la temperatura óptima que nunca debe bajar de los 23 grados. Para mantener esa temperatura podemos utilizar mantas eléctricas o cables de calor que suelen venderse para el mantenimiento de los reptiles.​ Como sustrato se puede utilizar heno, fibra de coco o papel de cocina. No es nada recomendable emplear césped artificial ni arena de gato. Al ser animales nocturnos debemos ofrecerles escondites donde puedan refugiarse durante el día. También sería recomendable poner una rueda para que puedan hacer ejercicio y una roca plana para que al andar se limen sus uñas, alargando así el plazo para cortarlas.

Reproducción:

Hasta hace muy poco era completamente imposible conseguir ejemplares de esta especie nacidos en cautividad. Gracias a los esfuerzos de los criadores profesionales se empezaron a reproducir en países europeos como Alemania y poco a poco se han ido incrementando los casos de reproducción en estado cautivo. En algunas naciones pueden encontrarse ejemplares de una alta variedad de colores, al igual que ocurre con los erizos africanos. Por norma general los machos son más grandes que las hembras, pero para saber con certeza si es macho o hembra habrá que voltear al erizo y fijarse en sus genitales.

El macho tiene su órgano sexual en el vientre, muy separado de la zona anal. La hembra, en cambio, tiene la vagina pegada a la base de la cola. No hay que guiarse por las mamas, ya que aparecen tanto en los cuerpos de unos como de otros. Viene siendo habitual que críen solo una vez al año, de ahí que su precio sea ligeramente superior al de los erizos africanos, que son mucho más prolíficos. Normalmente ocurre entre junio y septiembre, cuando las temperaturas son más altas. Alrededor de 35 días después de la monta nace una camada de un promedio de tres bebés. A las dos semanas de edad ya tienen el cuerpo recubierto de espinas y apenas una semana después abren los ojos y empiezan a comer solos, aunque no debemos separarlos de la madre hasta que tengan un mes y medio.

Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso Transporte Higiene Suplementos
Comida Jaulas Juguetes Comederos Descanso
Transporte Higiene Suplementos Antiparásitos Complementos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.