🐠 Decoración para Acuarios 🐠

Sustratos para Acuarios

Arena para Acuario

La arena es uno de los sustratos más utilizados, especialmente en los acuarios marinos. Existen modelos de todos los colores con granos de distinto grosor. La gran mayoría de la que se vende para la acuariofilia es arena de sílice correctamente tratada para ser completamente inocua para los peces. Es aconsejable optar por productos de calidad y no dejarse llevar por la tentación de coger cualquier arena y tras lavarla meterla en el acuario porque los peces de fondo son muy delicados y podrían debilitarse muy fácilmente por un sustrato inadecuado. Es conveniente optar por arenas para acuarios ligeras, ya que a muchos peces les encanta enterrarse bajo el material para pasar desapercibidos durante ciertos momentos del día. Existen diferentes tipos de arena especialmente pensadas para las peceras:

  • Arena de playa.
  • Sustratos nutritivos.
  • Arena gruesa.
  • Arena fina.
  • Arena de colores.

 

Existe arena creada a partir de coral triturado cuyo efecto visual puede ser incluso mejor. El único inconveniente es que suele desestabilizar los niveles del pH y hay que estar más atentos para controlarlo. Es apropiado para las especies de peces que requieren aguas alcalinas. Si se mantienen mascotas de fondo es conveniente utilizar arenas con colores oscuros porque está comprobado que los tonos claros hacen que se muestren más tímidos y con menor movilidad. La arena de filtración es menos compacta que la alcalina, pero igualmente válida para rellenar el fondo del bioma acuático.

 

Comprar el Mejor Sustrato

La vida del acuario se desarrolla en torno al sustrato. No solo sirve como drenaje y acumulador de sustancias biológicas, sino que además es uno de los elementos decorativos más importantes. El suelo del acuario puede componerse de distintos materiales, cuyas ventajas y desventajas dependen del recinto al que vaya destinado. Elegir un buen sustrato es esencial porque sobre él se asientan y reproducen las grandes poblaciones de bacterias que garantizan la calidad del agua. Gracias a la grava y a la arena se consiguen esconder los restos de comida y los desperdicios orgánicos de los animales, haciendo que su acumulación no suponga un impacto estético negativo. Sin embargo, a consecuencia de eso es conveniente sifonar el fondo del tanque regularmente para evitar la concentración de sustancias tóxicas. Durante las tareas de limpieza puede perderse parte del sustrato, por lo que es conveniente ir reponiéndolo poco a poco. Aunque el sustrato pertenezca a una gran marca es aconsejable lavarlo antes de insertarlo en el acuario para retirar las partículas más pequeñas, ya que de lo contrario podrían quedar en suspensión y enturbiarían el agua del tanque durante unas horas.

 

Grava para Peceras

La grava es el sustrato más utilizado en los acuarios de agua dulce. Ayuda a decorar el fondo de la pecera creando un gran impacto visual. Existe grava de todos los tamaños y colores, pero las más vendidas son las de color blanco, cobrizo y negro. Esos tres tonos son sinónimo de elegancia, lo que buscan los aficionados a la acuariofilia con más experiencia. Los niños, en cambio, optan por colores más divertidos como son los tonos fosforescentes o las gravas de neón. La grava puede ser combinada con rocas más grandes para crear pequeñas aglomeraciones sobre el sustrato. Crear un entorno con diversos salientes puede enriquecer el medio de los peces al mismo tiempo que aumenta notablemente el poder decorativo. Algo muy interesante es jugar con los distintos elementos para conseguir entornos únicos. Tipos de grava para acuarios:

  • Grava fina.
  • Grava gruesa.
  • Piedras sueltas.
  • Grava de colores.
  • Sustrato de grava natural.

 

Aunque son muy difíciles de encontrar, existen sustratos de madera para acuarios. Generalmente están fabricados a partir de árboles más densos que el agua como el ébano para que no floten. La gran ventaja es que ofrecen un aspecto muy natural difícil de conseguir con otros sustratos, pero la desventaja es que puede alterar los niveles del agua y que sus partículas deben cambiarse con más frecuencia. Para muchos expertos lo mejor es dejar el fondo del tanque al descubierto, sin ningún tipo de material. Eso suele darse en acuarios de cuarentena o de cría, no en las peceras ornamentales. Una base descubierta no supone ningún peligro para los peces, pero el inconveniente es que  deben añadirse algunas rocas o pedazos de cerámica para que las bacterias puedan colonizar el agua correctamente. Un acuario sin sustrato es lo mejor para mantener a peces enfermos, ya que los patógenos no tienen donde esconderse para multiplicarse y puede reducirse exponencialmente el tiempo de curación.

 

Sustratos para Acuarios Plantados

La mayoría de los sustratos no alteran  la estructura molecular del agua. Es conveniente buscar gravas y arenas con contornos redondeados para que no puedan dañar a los peces. Algunos tipos de arena pueden subir o suavizar los niveles del pH y cambiar la dureza del agua, pero siempre deben ser utilizadas con conciencia controlando continuadamente todos los parámetros para crear el mejor entorno para el desarrollo de las mascotas. Existen sustratos especiales para los acuarios plantados que contienen todo tipo de nutrientes para facilitar el crecimiento natural de la vegetación subacuática. Algunos de ellos contienen derivados de la turba, por lo que el agua puede volverse un poco amarillenta. Generalmente se utilizan en combinación con gravas o rocas convencionales. El suelo del acuario actúa como filtro biológico. Con la madurez del acuario las bacterias se esconden entre las partículas de la base.

 

Agua Dulce y Salada

Existen sustratos de todos los colores que pueden ayudar a crear un gran impacto visual. Sin embargo, numerosos especialistas del ámbito de la acuariofilia aseguran que es conveniente utilizar colores neutros similares a los que los peces encuentran en estado salvaje. Existe sustrato, grava y arena para acuarios marinos, cuya principal característica es que son productos más resistentes. El sustrato tiene distintas funciones dentro del ecosistema entre las que destaca el sustento de las plantas acuáticas. En él se alojan minerales y nutrientes orgánicos utilizados a través de sus raíces. El suelo del acuario se compacta por el peso del agua conforme van pasando los días, por lo que es conveniente utilizar un sifón para bombearlo un poco y permitir la circulación de las sustancias que se van asentando bajo su superficie. Muchos principiantes se preguntan cuál es el mejor sustrato para su acuario, pero en realidad todos los elementos comerciales que tenemos en nuestra tienda son de buena calidad. Únicamente hay que encontrar el que mejor se adapte a las condiciones que se quieran recrear.